Popular Posts las pequeñas imagenes

meneghino ©. Con la tecnología de Blogger.

Blogger templates

Blogger news

www.facebook.com/Meneghino-1241104175997286/

VERDE

correspondenciAs

conAdios Cifu, Juan Claudio Cifuentes ·· jaZZ por que si ·· a todo jaZZ ·· jaZZ entre amigos ·· radio tres RNE3 ·· Medallas de Oro al Mérito a las Bellas Artes ·· besos, abrazos, carantoñas y achuchones múltiples para todos y -todas- ·· "Los elementos del jazz" Conferencia Juan Claudio Cifuentes · Cifu · Biblioteca Nacional de España ·· Musica Contada · Malaga 2001 ·· link podcast Radio 3 RNE, A todo jazz ·· link podcast Radio Clasica RNE, Jazz porque si ··

by Jazzazza fest 2013 murcia
"besos, abrazos, carantoñas y achuchones múltiples 
para (CIFU) todos y -todas-"

Especial Radio 3 link  (http://www.rtve.es/radio/homenaje-a-cifu/)



JuAn claudio Zifuentes de benito - Zifu - 

Medallas de Oro al Mérito a las Bellas Artes,

al desarrollo del arte y la cultura. 


Concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte por su contribución al desarrollo del arte y la cultura. 2010 Premio Ondas por su labor de difusión y divulgación del jazz. 
'Cifu' presenta 'A Todo Jazz' cada sábado y domingo (14.00 a 15.00 horas) en Radio 3. Desde 1998, también dirige 'Jazz Porque Sí' en Radio Clásica.

Una vida a ritmo de jazz

Vinculado al mundo musical desde mediados de la década de los 60 cuando comenzó a trabajar en la industria discográfica, donde permanecerá diecinueve años. Prestó sus servicios en compañías como Hispavox, Acción, Movieplay y Fonomusic, siendo director internacional en las tres últimas. 
Comenzó en el mundo de la radio en la histórica Radio Popular-FM de Madrid con su programa 'Jazz Porque Sí', que en 2011 cumplió 40 años de emisión ininterrumpida. En 1998 recaló en Radio Clásica.
by Radio 3

Crítico musical de jazz.- Nacido en París en 1941, es un crítico musical y profesional de la radio y televisión especializado en jazz. Ha sido galardonado con el Premio Ondas por su "labor de difusión y divulgación del jazz". A mediados de la década de 1960, entró a trabajar en la industria discográfica donde permanecerá diecinueve años, prestando sus servicios en diversas compañías nacionales como Hispavox, Acción, Movieplay y Fonomusic, siendo director internacional en las tres últimas. Durante ese tiempo será responsable de numerosos lanzamientos de discos de jazz en el mercado español firmando, asimismo, muchos textos de contraportada. En 1971 se introdujo en el mundo de la radio, en la histórica y, por aquellas fechas, un tanto anárquica Radio Popular-FM de Madrid. Desde entonces ha mantenido su programa Jazz Porque Sí, que en 2011 cumple cuarenta años de ininterrumpida actividad en las ondas, desde los micrófonos de diversas emisoras: Radio España de Madrid (1974-1982), Antena 3 de Radio (1982-1987), Cadena 100 (1987-1998) y, desde el 1 de octubre de 1998, Jazz Porque Sí sale al aire por las antenas de Radio Clásica de RNE. Su paso a Radio Nacional le ha permitido iniciar un segundo programa de una hora, A Todo Jazz, que Radio 3 emite los sábados y domingos. En 1984 puso en marcha el programa 'Jazz Entre Amigos' que se mantuvo, con carácter semanal, más de siete años, hasta diciembre de 1991. En los últimos años ha recibido numerosos homenajes y premios por su contribución a la difusión del jazz en España.9
by .la moncloa

link podcast Radio 3 RNE, A todo jazz. 

(http://www.rtve.es/alacarta/audios/a-todo-jazz/)

link podcast Radio Clasica RNE,, Jazz porque si. 

(http://www.rtve.es/alacarta/audios/jazz-porque-si/)


"Los elementos del jazz"

Conferencia  Juan Claudio Cifuentes, Cifu.
  
Biblioteca Nacional de España

link (https://vimeo.com/59248050)
link (https://www.youtube.com/watch?v=aO1D_2lu5Q0)

Los elementos del jazz. Conferencia a cargo de Juan Claudio Cifuentes, Cifu. Sesión del ciclo de actividades organizado en torno a la exposición "El ruido alegre. Jazz en la Biblioteca Nacional de España", con la colaboración de LO OTRO, proyecto de El Taller.


‘Cifu’, la voz radiofónica del jazz

Lo que siempre nos pareció inconcebible ha sucedido: Cifu nos ha dejado. El pasado lunes 9 de marzo, fue ingresado en el hospital Nuestra Señora del Rosario, de Madrid, a consecuencia de un ictus. Su fallecimiento ha sucedido esta mañana.
Cifu forma parte de la vida de muchos en este país, de cuando aquí no llegaban los discos de jazz, o de casi nada. Uno tenía que escucharle para saber cómo sonaban Coltrane, o Lee Morgan, o Art Blakey. Luego estaba que Cifu era como era, y uno no sólo terminaba sabiendo cómo sonaba Coltrane sino cual era el color de los calcetines que usó en la sesión del 7 de marzo del 53, y si había desayunado café con leche y cereales y de qué marca los últimos. Pero él era así, y así le queríamos.
Parisino, cosecha de 1941, llegó a Madrid después de que su padre, don Francisco Cifuentes Sáenz, profesor eximio de Derecho Mercantil en la antigua Facultad de Derecho de la calle San Bernardo, decidiera poner fin a su exilio tras la victoria de las tropas franquistas. En París había conocido el jazz, a Sidney Bechet y a Don Byas. “París era entonces el centro del mundo”, recordaba, “y Madrid, una sucursal del Tercer Mundo”.
Empezó escribiendo para Aria Jazz, fanzine con ínfulas de revista de jazz que editaban los mismos que acudían noche tras noche al Whisky & Jazz de Marqués de Villamagna: “Eramos cuatro aficionados al jazz y los que iban a ligar y se juntaban con los militares de incógnito de la OAS (la Organisation de l'armée secrète contraria a la independencia de Argelia), que tenían el Whisky como lugar de reunión”. Diez años más tarde arrancó su Jazz Porque Sí en la poco menos que legendaria “efe eme” de Radio Popular, de donde pasaría sucesivamente a Radio España, Antena 3, Cadena 100 y, desde 1998, Radio Clásica de RNE. Meticuloso hasta la obsesión, Cifuhablaba de jazz “desde dentro”. "Antes que nada soy un hombre de radio”, reconocía. Su actividad, empero, abarcaba la traducción de textos (de jazz, naturalmente) y su labor de conferenciante contumaz (sobre jazz, claro está). Sin embargo, hay algo que no hizo: escribir un libro. Decía que escribir no era lo suyo. Por más que se le intentó convencer de lo contrario, no hubo manera.
Recuerdo a Cifu en algunas situaciones pintorescas no necesariamente relacionadas con el jazz, como acompañante de estrellas del sello Movieplay (lo que incluía ejercer de cicerone del guitarrista y cantante Alvin Lee, líder de Ten Years After, durante su visita a Madrid) y en su etapa televisiva de “maduro interesante” -¡esos jerséis negros de cuello alto!- de cuando Jazz Entre Amigos.Cifu estaba en la cumbre de su popularidad: “Me paraba por la calle gente que no había escuchado una nota de jazz en su vida”.
Fueron siete años, entre 1984 y 1991, asomándose a la pequeña ventana cada siete días sin excepción. Con Cifu por bandera, Jazz Entre Amigos puso cara al Gran Jazz: el de Coltrane y Ellington, Dizzy Gillespie y Tete Montoliu. Que la emisión durara lo que duró, constituye un misterio sólo comparable a su desaparición fulminante, materia sobre la que todavía se discute acaloradamente. "Lo cierto es que lo han quitado porque les ha dado la gana”, sentenció por entonces Antonio Gamero, actor y notable aficionado al jazz desde los tiempos del Whisky.
Se ha mantenido a pie de micrófono hasta el último aliento desafiando vientos y enfermedades varias. Tenía el proyecto, quien sabe si en broma, de montar un restaurante con la jubilación: “Arriba el comedor, abajo el club con música en directo”. También quiso ser batería de jazz. Y psicoanalista, lo que, de ser cierto, resulta un tanto desconcertante. A diferencia de otros –los casos sangrantes de Ebbe Traberg, Raúl Mao o Julio Coll-Cifu, el reconocimiento le vino cuando aún estaba en condiciones de disfrutarlo. Así, a los homenajes tributados por, entre otros, el Club de Música y Jazz San Juan Evangelista y la sala Bogui Jazz, de Madrid; el Festival de Jazz de San Sebastián y la Associació de Músics de Jazz i Música Moderna, de Cataluña, se unen un premio Ondas por su "labor de difusión y divulgación del jazz" en 2014, y este mismo año, la Medalla de Oro en las Bellas Artes. Cifu tenía previsto no acudir a recogerlo, por disconformidad con la política del Ministro de Educación, José Ignacio Wert. Lo que se dice, genio y figura.
Uri Caine explica a Juan Claudio Cifuentes cómo improvisar


El jazz se queda sin voz

Si la vida es caprichosa, la muerte es la expresión más malvada de su arbitrariedad. Hace poco más de un mes estábamos informando acerca de la concesión de la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes a Juan Claudio Cifuentes 'Cifu', y hoy nos vemos en la necesidad de relatar su obituario. Y más; no hace ni dos semanas el bueno de Cifu llamaba a quien esto escribe para interesarse por un problema de salud que tuve con el riñón y miren por dónde, la tragedia no estaba en mi acera. Aquel día se mostró cariñoso como siempre y todavía no sé cómo diablos se enteró. "¿Cómo estás majo? ¡Tú cuídate y besos a las pitufas!".
Fue lo último que hablé con Cifu, una conversación que en nada hacía presagiar el fatal destino que le aguarda días después. Tras vencer hace años a un cáncer de garganta y sufrir la extracción del páncreas para evitar otro, Cifu gozó en este tiempo de una salud razonablemente buena, siempre acompañado de su botellita de agua, que cambió por el vodka con naranja por prescripción médica, claro. Se le veía más feliz que nunca, quizás porque, como suele decirse, le vio los ojos al lobo y seguro por esos dos nietos que le dio su hija mayor, Mónica. Y por el amor renovado de su mujer, Isa, y la noticia del estado de buena esperanza de la hija pequeña, "la terremoto", Laura. Pero ¡zas! hace días que toda esta "normalidad" se veía interrumpida por culpa de un ictus traicionero que al final lo complicó todo, a pesar de que el cuerpo de Cifu se agarró a la vida hasta el último suspiro.
Se ha muerto un maestro, un amigo y un compañero, dejándonos derrotados en unas emociones que ya sólo sirven para la intimidad de cada uno. Lo que es universal es ese amor incondicional y apasionado que le profesó al jazz, y de cuyo romance nos beneficiamos todos. Primero fue profesional en la industria musical e inmediatamente después el primer periodista especializado en esta su música: "A mí el jazz me lo ha dado todo", nos comentó tras conocer la concesión de la Medalla de Oro de las Bellas Artes.
Yo estos premios los recibo realmente como si fueran de toda la familia del jazz, de todas aquellas personas que trabajamos y amamos esta música". Parecidas reflexiones hizo el periodista cuando también en 2010 le premiaron con un Ondas: "Por fin en este tipo de premios suena el jazz, la eterna olvidada". E igual cuando le concedieron la máxima distinción del festival de jazz de San Sebastián, el Donostiako Jazzaldia; o cuando el año pasado recibía un homenaje en una de sus plazas más queridas, Bilbao, de la mano del colectivo cultural La Hacería; o cuando en 2003 cuando el Club de Música y Jazz San Juan Evangelista, una de sus "segundas casas", le nombró Socio de Honor.
Cifu tenía muchas segundas casas y casas donde nunca quiso vivir, aunque de estas últimas hoy no toca hablar. Hoy toca hablar delFestival de Jazz de Getxo, del de Ezcaray, del de MelillaAlmería,Borja y tantos y tantos otros. Y toca hablar de clubes como Clamores, Bogui, La Bilbaína, Altxerri... Queda claro que donde sonaba el jazz, él tenía allí su hogar. Siempre me gustó decir que Cifu nació en París, en 1941, porque era el lugar más cercano donde se podía escuchar jazz. Y en el fondo yo creo que así fue.
Y hoy toca hablar de Elciego, donde tenía instalado orgullosamente su cuartel de invierno y un montón de buenos amigos con los que acompañar una comida, un vino y una buena conversación. Ni Marqués de Riscal ni nada de nada: el mayor embajador que había del vino de La Rioja alavesa fue Cifu. Todo ello sin olvidar el jazz, claro, porque durante sus estancias en Elciego solía trasladarse a RNE de Logroño para hacer sus programas de radio, tanto para Radio 3 como Radio Clásica, las dos últimas emisoras donde contó el jazz.
Aficionado al jazz desde niño, sus primeros recuerdos le sitúan delante de una batería incrustada en la formación de un grupo de jazz de su colegio, durante sus últimos años de bachillerato. Instalado en España desde 1961, Cifu inició sus primeros pasos periodísticos en la hoy legendaria revista "Aria Jazz", para luego trabajar en la industria discográfica. En 1971 se introdujo en el mundo de la radio gracias a un contrato con Radio Popular-FM de Madrid, en donde impulsa su espacio radiofónico más famoso, "Jazz porque sí", que le acompañó hasta el final a través de distintos diales: Radio España de Madrid, Antena 3 Radio, Cope y, por último, la mencionada Radio Clásica. También su paso a RNE le granjeó un segundo programa, "A Todo Jazz", en Radio 3. "Jazz porque sí" recibió en 2003 el Premio de Honor de la Bienal SGAE de Jazz "Tete Montoliu".
En el medio, por supuesto, presentó e impulsó en 1984 el programa "Jazz Entre Amigos" para la segunda cadena de TVE, lo que le convirtió, además de la voz, en el rostro del jazz en España. Allí permaneció 7 años hasta que algún directivo desnortado se le ocurrió quitarlo de la parrilla, sin saber el daño que hacía tanto a músicos como aficionados. Escribió libros e impartió conferencias y, en definitiva, entregó su vida al jazz.
Hoy el que abajo firma le quiere recordar contando anécdotas como aquella sobre una de las hospitalizaciones de Buddy Rich, al que el doctor le preguntó en el ingreso `¿es usted alérgico a algo?; a lo que el legendario baterista respondió: ``sí, a la música country.
Hoy el jazz se ha quedado sin voz, sin pensamiento, sin memoria. Hoy el jazz ha perdido a Cifu, un maestro, un compañero, un amigo. Y no hay consuelo, y todo es desgarro, maldita sea. 
by PABLO SANZ

Juan Claudio Cifuentes · Musica Contada · Malaga · 2001






< >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada