Popular Posts las pequeñas imagenes

meneghino ©. Con la tecnología de Blogger.

Blogger templates

Blogger news

www.facebook.com/Meneghino-1241104175997286/

VERDE

correspondenciAs

conAdios Paco (el) de Lucia (Gomez) ·· Francisco Sánchez Gómez ·· Entre dos aguas (1976) · (Santiago de Chile 2013) ·· Al Di Meola & John McLaughlin Live - Spain (1996) ·· Mclaughlin · Coryell - Meeting Of The Spirits ·· Live At 31st Leverkusener Jazztage 2010 ·· Mediterranean Sundance - Rio Ancho Paco de Lucia Al di Meola ·· 帕科·德卢西亚 · 帕克·德·路西亚 ·· Пако де Лусія ·· பாக்கோ தே லூசீயா ·· Пако де Лусија ·· Пако де Лусия ·· ਪਾਕੋ ਦੇ ਲੂਸੀਆ ·· 日本語 ·· პაკო დე ლუსია ·· פאקו דה לוסיה ·· Պակո դե Լուսիա ·· پاکو د لوسیا ·· Πάκο ντε Λουθία ·· باكو دي لوسيا ·· Пако де Лусия ·· Camarón y Paco de Lucía - Concierto en Brasil 1973 ·· Concert Paco de Lucia Brasil 1995 + Concert Vicente Amigo ·· Zum Tode von Paco de Lucía: Der Freigeist des Flamenco ·· Die Ursprünge des Flamencos liegen in Andalusien im Süden des Landes ··Der spanische Gitarrist Paco de Lucía gilt als einer der populärsten Flamenco-Musiker des 20 ·· il chitarrista Paco de Lucia, re del flamenco ·· Paco de Lucía, maître de la guitare flamenco, est mort ·· Paco de Lucia transforme le génie en légende. Son héritage restera pour toujours, de même que la tendresse qu'il a toujours éprouvée pour sa terre. ·· Spanish Flamenco guitarist Paco de Lucia dies at 66 ··You my good sir, on your horse, not bidding us good day, If your horse were to go lame a different bird would sing. ·· Los Angeles Times ·· NY Times ·· Esplora il significato del termine: Addio a Paco de Lucia, il re della chitarra flamencaAddio a Paco de Lucia, il re della chitarra flamenca ·· Paco de Lucia : l'hommage au Jimi Hendrix du flamenco ·· Après avoir appris le décès brutal du guitariste flamenco Paco de Lucia, de nombreux artistes se sont émus de sa disparition. Le Figaro ·· Pavarotti and friends ... Meditarena Sundance Paco de Lucia, John McLaughlin , Al di Meola ·· Séville (Espagne), 9 octobre 2010. Paco de Lucia lors de la Biennale de flamenco·· Sara Baras ·· Hugo Britzmann·· Vicente Amigo, Tomatito, Javier Limón y Pepe de Lucía ·· Duendeando - Radio 3 Homenaje a Paco de Lucia - 01/03/14 ·· “Camarón y Paco se quedarán por los siglos de los siglos” José Fernández Torres · Tomatito ·· "Paco de Lucía: la búsqueda” by Curro Sánchez Varela ·· Carlos Santana · Alejandro Sanz · John Mclaughlin · Estrella Morente · Pepe de Lucía · Chick Corea · Rubén Blades · Carles Benavent · Jorge Pardo ·· LA BÚSQUEDA 2014 ·· Grammy Latino 2014 "Canción andaluza" ·· musica es musica & hijo es hija · music is music & son is daughter ·· Frances Bean Cobain · hija de Kurt Cobain ·· Kurt Cobain · Nirvana ·· Montage of heck ·· Manuel Molina · Lole y Manuel ·· Flamenco Revolucion ··

by gianni ferrari getty images-modif

"Moisés de León no era partidario de practicar el éxtasis: Eso es una sensibilidad que se tiene o no se tiene, como la capacidad musical. Cualquier hombre puede tenerla: ¿Quiénes son los escogidos y los malditos y por qué?"
Abraham Abulafía
Paco de Lucía  Sevillanas by Saura-bySantos Cirilo

DOC. by Hernández y De Diego

 "Soy un enfermo, dicen que eso estimula la creación, pero es un coñazo... Aunque la creación me fascina, es lo más importante que me puede suceder", confiesa en el documental de Hernández y De Diego. Y también ante sus cámaras hace una bonita despedida: "Os voy a decir algo que nunca he dicho -susurra mientras se mece en su hamaca antes de cubrirse el rostro con un sombrero-: Todo eso del sufrimiento de la creación es mentira, lo que pasa es que los artistas somos 'charlaores' y queremos engañar a la gente, los artistas de verdad como vivimos todo el día es así, echaos, lo pasamos muy bien. Hasta Luego"



Biografía & Light and Shade





Entre dos aguas 

Santiago de Chile 23 de noviembre de 2013

Entre dos Aguas


Después de haberte amado tanto,

de haberte regalado mis noches de amor,

aquí me tienes de nuevo esperando, 

necesitando tu lluvia y tu sol.

Después de haber nadado en llantos,

mis lágrimas amargas llegaron al mar,

Sólo en la arena escuchando cantos de sirena,

que pena me da.



Te quiero y sólo espero 
ser tu compañero cuando llegue el alba,
pan comedero que busca tu plata,
brisa que besa tu piel.
Me siento prisionero de los dos luceros 
que alumbran tu cara 
me desespero cuando tú me faltas 
quiero tenerte otra vez.

Te estuve en sueños dibujando,
pero yo no alcanzaba tu cara a pintar,
llegando el día desperté flotando
la melancolía de la soledad.
Creí morir de desaliento,
la vida se agitaba en nostalgias de amor,
como me dolía ver pasar el tiempo 
sin el alimento de tu corazón.

Te quiero y sólo espero
ser tu compañero cuando llegue el alba,
pan comedero que busca tu playa,
brisa que besa tu piel.
Me siento prisionero de los dos luceros,
que alumbran tu cara,
me desespero cuando tú me faltas.
Quiero tenerte otra vez.

Te quiero y sólo espero
ser tu compañero cuando llegue el alba,
pan comedero que busca tu playa,
brisa que besa tu piel.
Me siento prisionero de los dos luceros
que alumbran tu cara,
me desespero cuando tu me faltas.
Quiero tenerte otra vez.


Entre dos Aguas


Entre dos aguas (1976)


'Alguien que hablaba poco y reía mucho'

Cuando he conocido la noticia de la muerte de Paco me ha embargado una pena muy grande. Ha sido una sorpresa muy triste, y no solo por la juventud del amigo, sino porque se ha apagado una enorme capacidad creativa.
Mantenía con Paco una buena amistad, y nos admirábamos mutuamente desde los tiempos en que nos reuníamos con Camarón, otro grande del arte.
Creo que Paco de Lucía era un ser extraordinario, una buena persona, que hablaba poco y reía mucho. Sin duda alguna, su muerte es una pérdida irreparable para sus amigos y para todos los amantes del arte.
Paco ha sido un auténtico revolucionario; ha dado vida a la guitarra, del mismo modo que Camarón se la dio al cante. Lo que más lamentoen estos momentos es que hacía tiempo que no hablaba con él. Claro que él vivía en México y yo en el Aljarafe sevillano. Y yo salgo poco, y me veo cada vez menos con los amigos, pero mantengo el afecto con todos ellos. Recuerdo que la última vez que estuvimos juntos fue en Madrid, en un restaurante, hará cosa de un par de años.
La verdad es que no me hago a la idea de que Paco, tan lleno de arte, esté muerto. Siento de verdad que ha desaparecido un amigo, pero el mundo ha perdido a un gran artista.
by Curro Romero fue matador de toros y amigo de Paco de Lucía.
Camaron Paco y Curro Romero

Malagueña Salerosa



En su gira 'Cositas buenas', en Málaga 2005.  by R. MARCHANTE






Bulerias 1978





Gitanos Andaluces



Paco de Lucía y Sara Baras tras recibir el Príncipe de Asturias. by AFP


al cantaor Enrique Morente, by EMILIO NARANJO - EFE


Carlos Saura, la cantante Marisol, el bailarín Antonio Gades, la actriz Laura del Sol y el guitarrista Paco de Lucia by Bernardo Perez



Concierto de Aranjuez (maestro Joaquin Rodrigo)

Maestro Paco de Lucia con Maestro Joaquin Rodrigo


Una hermosa imagen de reconciliación en la que aparece Paco de Lucía a la vera de Joaquín Rodrigo tocando 'El concierto de Aranjuez'. Reconciliación quiere decir que se había establecido una discrepancia 'contra natura' a propósito de la ortodoxia y la naturaleza de la guitarra española. Como si fuera un instrumento distinto cuando estaba en las manos de Sabicas o cuando lo poseía Andrés Segovia.

Las diferencias concernían a la personalidad de los intérpretes a la técnica, a la cultura, a la tradición y al aprendizaje, pero resultaba artificial recrearse en la oposición de tocaores y guitarristas de academia, estos últimos orgullosos del conservatorio y de saber leer, del mismo modo que los flamencos, aun ágrafos, tanto reivindicaban sus espacios de improvisación como abjuraban de la solemnidad y etiqueta de un concierto al uso.

Paco de Lucía se propuso remediar el malentendido. Lo hizo a finales de los años 60, encontrándose con Lorca y con Falla, pero es cierto que el desafío absoluto sobrevino en 1991, cuando decidió tocar y grabar 'El concierto de Aranjuez' en presencia del viejo Rodrigo. Lo hizo memorizándolo. Mejor aún: lo hizo interiorizándolo, de forma que su versión, menos escrupulosa y aséptica de las conocidas hasta la fecha, impresionó a Joaquín Rodrigo como quien escucha la obra por primera vez, de tan espontánea, sentida y profunda que sonaba el concierto.

Sucedió en Torrelodones, con las huestes de la Joven Orquesta Nacional de España y la batuta de Edmond Colomer, a quien impresionó sobremanera la modestia y la curiosidad con que Paco de Lucía emprendía la alternativa de guitarrista clásico. Incorporando además tres pasajes de la Suite Iberia de Albéniz que le arregló para la ocasión el colega Juan Manuel Cañizares.

Paco de Lucía asumió que iba a exponerse al reproche de los críticos fundamentalistas, incapaces de percibir y de reconocer la influencia de la música popular y el flamenco no sólo en 'El Concierto de Aranjuez', sino en la literatura de la guitarra.

Empezando por la figura patriarcal de Gaspar Sanz (1640-1710), cuya formación universitaria y teológica no contradice en absoluto que sus manuales pioneros de pedagogía se resintieran del folclore y de las artes populares, así como de la influencia de los guitarristas profanos. Paco de Lucía era uno de ellos en su inconformismo, creatividad e incontinencia. Le resultaba frustrante ponerse límites, resignarse a que 'El Concierto de Aranjuez' tuviera que interpretarse con guantes de seda.

De hecho, el guitarrista montenegrino Milos Karadaglic, nueva estrella de la Deutsche Grammophon y músico de conservatorio, reconocía en una reciente visita a España que le impresionaba la versión de Paco de Lucía porque la tocaba "como si no fuera a haber un mañana". Es una buena definición de la guitarra telúrica y magmática de Paco de Lucía, modesto e intimidado como un monaguillo en presencia del Papa cuando Joaquín Rodrigo se levantó de la silla para abrazarlo en el nombre de la reconciliación.

by RUBÉN AMÓN


Paco de Lucía y John Mclaughlin - Chiquito



camaron & paco 1974




Camaron y Paco de Lucia por Bulerias








Camarón y Paco de Lucía - Concierto en Brasil 1973





Paco de Lucia, Vicente Amigo. Brasil 1995 Concert 





 Mi Niño Curro





Rio Ancho





El Tempul





Solo Quiero Caminar - Paco De Lucia, Al Di Meola, John McLaughlin





Canción de Amor





Mediterranean Sundance Friday Night in San Francisco

Live At 31st Leverkusener Jazztage 2010


Rito y Geografia del cante. Paco de  Lucia RTVE
http://www.rtve.es/alacarta/videos/rito-y-geografia-del-cante/rito-geografia-del-cante-paco-lucia/1898649/
Contenido extra capítulo 10 'Entre2aguas': Avishai Cohen habla sobre Paco de Lucía y el flamenco
http://www.rtve.es/alacarta/videos/entre2aguas/contenido-extra-capitulo-10-entre2aguas-avishai-cohen-habla-sobre-paco-lucia-flamenco/1267586/


Paco de Lucia, Al Di Meola & John McLaughlin Live - Spain (1996)


Pavarotti and friends ... Meditarena Sundance 

Paco de Lucia, John McLaughlin , Al di Meola

Mediterranean Sundance - Rio Ancho Paco de Lucia Al di Meola

Mediterranean Sundance - Rio Ancho by Paco de Lucia and Al di Meola at Audi Jazz Brussel 1996
An old VHS recording from Belgium television 1997.
Al Di Meola, John McLaughlin y Paco de Lucía. by Ricardo Martin
Tres GUITARRISTAS

Fuente y Caudal 


concert



Paco De Lucia y John McLaughlin





Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar  


Sevillana a Dos Guitarras. SAURA



Carlos Saura (d) con Manolo Sanlúcar (i) y Paco de Lucía en un momento del rodaje de Sevillanas 

by Santos Cirilo


'Carmen' de Carlos Saura (1996).




Mclaughlin / Delucia / Coryell - 


Meeting Of The Spirits


Three world renowned guitarists, recognized as the finest exponents of their individual styles, performing circa 1980.
In 1979 and 1980 three world renowned guitarists, recognised as the finest exponents of their individual styles, John McLaughlin, Larry Coryell and Paco De Lucia formed a guitar super-trio and toured Europe. The spell-binding quality of the music that the collaboration created as an ensemble and the dazzling audience reaction to the performances has never been surpassed and has rightfully passed into Jazz folklore. At long last an original, authenticated master of the concert is available for a worldwide audience to experience how the legend that was a 'MEETING OF THE SPIRITS' was made.




Buleria


Son las palabras que horas después de que se conociera el fallecimiento del guitarrista Paco de Lucía escribía su familia:

"Miércoles 26 de febrero de 2014... el dolor ya tiene fecha para nuestra familia. Anoche se nos fue el padre, el hermano, el tío, el amigo y se nos fue el genio Paco de Lucía. No hay consuelo para los que le queremos y le conocemos pero sabemos que para los que le quieren sin conocerle tampoco. Por eso, queremos compartir con todos ustedes un abrazo y una lágrima pero también nuestra convicción de que Paco vivió como quiso y murió jugando con sus hijos al lado del mar. La vida nos lo prestó unos maravillosos años en los que llenó este mundo de belleza y ahora se lo lleva... Gracias por tanto... y buen viaje amado nuestro."


Séville (Espagne), 9 octobre 2010. Paco de Lucia lors de la Biennale de flamenco. by REUTERS-MARCELO DEL POZO

El misterio de sonar flamenco

Hasta el último momento, después de llevar casi toda su vida en la cumbre del flamenco, Paco de Lucía continuó mostrándose autocrítico; nunca acababa de estar satisfecho con su trabajo. «Llegar a ser superventas me produce una sensación muy extraña», aseguraba. Este miércoles murió, tras sufrir un infarto en una playa cercana a su casa de Cancún (México), el artista flamenco de mayor dimensión internacional.

«Soy un hombre de contrastes, en todo. Me muevo entre la introversión y la extroversión absoluta». Así se definía a sí mismo Paco de Lucía. «He vivido en México, en medio de la nada, rodeado de la naturaleza, y luego he buscado el contraste de aquello con la civilización».


Ilustración: RICARDO MARTÍNEZ

«Miro mucho al pasado», nos dijo en más de una ocasión. «En la música siempre hay que tener en cuenta lo que hicieron los de atrás, los que nos abrieron el camino, para saber dónde estamos y por qué. Por ejemplo, en Siroco hice una minera muy bonita, que sonaba nueva, pero sin esencia. Yo le daba vueltas y no encontraba qué pasaba allí, hasta que decidí estar unos días escuchando a Ramón Montoya. No cambié casi nada del toque que había hecho, sólo algunos pequeños matices, los silencios... Y aquello cambió. Eso es lo difícil, el misterio de sonar flamenco».

«Después de pasar 50 años encerrado en un cuarto ocho horas diarias, trabajando e investigando, no concibo que salga a la calle una grabación mía y la pueda entender cualquiera», aseguraba. En una ocasión comentaba que, parado en un semáforo dentro de su vehículo, escuchó el sonido de una guitarra flamenca y pensó: «¡Qué bien suena eso!», hasta que se dio cuenta de que era él quien tocaba, y empezó a sacarle defectos.

Desde luego, su obra tiene una complejidad fuera de lo común. Paco ha abordado experimentos musicales que antes de su aparición en escena parecían inimaginables para un tocaor. Además de transformar bastantes conceptos tradicionales a lo largo de la docena de discos que grabó junto a Camarón, descuadró a los flamencos cuando se puso a hacer duelos virtuosos con John McLaughlin y Al Di Meola, otorgó carta de naturaleza jonda a los aires musicales latinoamericanos, interpretó a Manuel de Falla e incluso se atrevió a grabar en directo, con la partitura memorizada -no sabía leer música-, el Concierto de Aranjuez.

Paco ha sido, sin duda, el artista flamenco de mayor dimensión internacional y el que ha llegado a un público más heterogéneo,pero al final, su inagotable calendario profesional ya le pesaba más de la cuenta: «Cada vez tengo menos ganas de ir de gira. Me he pasado toda la vida viajando durante ocho meses al año. Son especialmente molestos los trámites que hay que sufrir en Estados Unidos. No tengo ganas de que me tomen las huellas dactilares una y otra vez. Pero el Gobierno norteamericano es una cosa y los espectadores otra muy distinta. En nuestros conciertos había todo tipo de público, desde el aficionado al jazz o el rock hasta los seguidores de lo exótico del flamenco, de nuestra estética, que para ellos es llamativa».

Paco empezó a trabajar con la guitarra, de forma extenuante desde niño y su dimensión de artista mítico empezó a crecer muy pronto entre los flamencos, pero la clave de su popularidad entre el público no familiarizado con el duende fue la rumba Entre dos aguas, grabada en 1973 e incluida, casi por casualidad en el LP Fuente y caudal: «Uno no sabe nunca lo que más pega. 'Entre dos aguas' fue una improvisación para llenar cinco minutos que faltaban para cuadrar las dos caras del disco. No pensaba incluirla, pero oí la grabación y encontré un ritmo, un aire que me gustó. Cogí las tijeras, lo corté un poco y ahí está. Para gente no muy iniciada me parece bien».

Para un periodista aficionado al flamenco, hablar con Paco de Lucía constituía un absoluto privilegio. De cada dos frases suyas surgían tres rotundos titulares. El sufrimiento que le producía la pelea cotidiana con la guitarra se traducía en su incomparable música y en incontestables reflexiones. «En el flamenco está sucediendo ahora un poco lo que ocurrió en Brasil hace unos años», nos decía. «La música brasileña ha sido muy rica, pero, de repente, necesitaron armonía. Durante los últimos años he encontrado en aquel país guitarristas que no saben hacer otra cosa que armonía y han perdido el sabor de lo popular. Pienso que el flamenco va por un camino parecido; no sé si le va a suceder lo mismo, pero, hasta cierto punto, hay que asumir el riesgo».

Por supuesto, es imprescindible hablar de la relación que mantuvo con Camarón de la Isla. Íntimos amigos y dos fueras de serie estimulándose mutuamente: «Camarón y yo éramos algo mucho más profundo que hermanos. Entre nosotros había algo muy especial, una complicidad, un respeto, una amistad muy intensa, una compenetración que no se puede imaginar. Se complicó la historia con todas aquellas cosas que salieron tras su muerte. Además de su pérdida, esa barbaridad que se inventaron. Sin fundamento, porque fue como una cosa de Hitchcock, una pesadilla».
by ALFREDO GRIMALDOS

El flamenco es la guitarra de Paco de Lucía haciendo fuego sobre el liso costillar de una playa de Algeciras. El flamenco es aquella frase inflamada de Tía Anica la Piriñaca: "Cuando canto a gusto me sabe la boca a sangre". El flamenco es una forma de estar levemente apartado del mundo, pisando firme unas tierras extrañas, y saber cantar ese viaje, y ese daño, y esa verdad a tientas de las mejores letras. El flamenco es un planetario que Paco de Lucía hizo más incalculable pasando de largo a sus buenos maestros, de Niño Ricardo a Sabicas, con un rasgueo vertiginoso, con una velocidad furiosa, con una potencia de sonido inédita hasta que llegó él a dispararla. La fuerza expresiva de su guitarra trae algo de rabia y de memoria insomne. Y después, todo. O quizá, nada.

Ha pasado tantas horas ensayando, tocando, mostrando la precisión fulminante de su pulgar que parece que le hubiera dado seis vidas la vida. Jamás pensó en el ritmo, porque lo llevaba en la masa de la sangre.

Paco de Lucía es en flamenco casi el todo. Lo decía con entusiasmo y fiebre Félix Grande, su compadre, aquel que dejó la vocación de guitarrista al escucharle tocar por vez primera: "No tenía sentido para mí seguir esforzándome cuando tenía delante al artista de guitarra más lujuriosa, más temible, más hermosa". Exactamente así: temible.Y le dedicó un poema alto, bien trabado: "Escucho la guitarra de Paco de Lucía./ La música me araña los huesos de la edad./ Lejanamente todo mi pasado se enfría. Una gotera insiste entre la soledad". Félix murió hace un mes, a los 76 años. Paco de Lucía esta madrugada, a los 66. Ambos compartieron juergas, y echarontabacos densos, y bebieron a compás. Qué raro es esto.

Cuentan que el día en que vio a su padre, Antonio, llegar a casa con la guitarra quebrada por el puntapié de un señorito borracho en una noche infame supo que él tenía que romper todos los límites. Y de ese modo, vengar la humillación tocando como un dios con la mano en llamas. Así compuso temas principales en sus 30 discos, como la rumbita 'Entre dos aguas', 'Cueva del gato', 'Como el agua', 'Sólo quiero caminar' o 'Chiquito' (dedicado a Chick Corea). "Paco está diez mundos por encima del mundo", comentó una tarde Félix Grande apoyado en una baranda de El Escorial. "Las horas que le ha echado a la guitarra no pueden sumarse ya. Desde niño, con una disciplina y una inteligencia privilegiadas. Paco nos ha jodido a todos los demás".

He oído decir lo mismo a algunos pintores cuando se refieren a Picasso. A algunos escritores si hablan de Faulkner. A los mejores poetas cuando citan a Baudelaire. A tres o cuatro músicos cuando suena Jimi Hendrix. A alguien, una noche, porque sonaba en casa Lennon. De todos aquellos tipos que hicieron lo que hicieron sin dios ni amo. Hacia delante. Hacia atrás. "Todo lo que hago es flamenco", atajó en alguna ocasión paco de Lucía. "Sobre todo cuando no hago flamenco". Y eso es lo más cierto. No sólo ha palmado en Cancún un guitarrista prodigioso, sino una galaxia. Desde que irrumpió, la peña (salvando a dos o tres creadores) se conformó con, al menos, tocar como él. Al menos, rozar esa combinación de hedonismo y rigor cartujo. Al menos, ser en algo Paco de Lucía. Ese menhir flamenco como un canto coral de hogueras. Ese hombre sin ley, con cabeza de quetzal.
by ANTONIO LUCAS

La palabra y el tiempo SANTIAGO GÓMEZ VALVERDE
http://www.elmundo.es/cultura/2014/02/26/530e06ba268e3ebf698b457b.html

by colita 
El Niño de La Portuguesa
La historia de la vida de Paco de Lucía es la de una emancipación, el relato de un chico que aprendió a ser él mismo, para llegar a ser el más grande
Compartió con el mundo las ilusiones que le perseguían desde niño y encontró en la guitarra el corazón de nuestra felicidad. Su música no tuvo colores opuestos como el gris, porque todas las composiciones del acto creador iban destinadas a estimular nuestro estado de ánimo. Y si estableció una raya entre la interpretación sonora agradable y la placidez del toque, es porque dedicó su vida a hacer universal una definición de la felicidad flamenca: experimentar la calidad de vida alejado del dolor.
Paco de Lucía, el más cualificado revolucionario de la guitarra flamenca que nos ha sido dado a escuchar, ha dicho su último adiós a los 66 años de edad, pues vio la luz a la 10.00 horas del 21 de diciembre de 1947, en el número seis de la algecireña calle San Francisco, junto a una frondosa foresta conocida por La Almoraima, referente que le llevaría, en 1976, a una impresión discográfica con la que marca el inicio de una nueva y esplendorosa corriente musical.
Paco de Lucía, en 1994. by  José Ayma
Hijo de Antonio Sánchez Pecino, guitarrista, letrista y buen aficionado, fallecido en junio de 1994 cuando contaba 86 años, y de la portuguesa Lucía Gómez, desde pequeño se vio inmerso en el plan ideado por su progenitor, que preparó a sus hijos (Ramón, Antonio, Pepe y Paco), les inculcó una férrea disciplina y los dotó de una completa formación vivencial, hasta elevar a Paco al trono de la guitarra y convertirlo en el eje de una familia siempre unida.
Esto explica el que se iniciara a temprana edad con su hermano Pepe, llegando ambos a ser premiados en el Festival-Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez de la Frontera, celebrado durante los días 8, 9 y 10 de mayo de 1962, y a grabar un disco, 'Los Chiquitos de Algeciras' (1963), cuando el Niño de la Portuguesa ya empezaba a reclamar la atención de los flamencos.
Pero algo que muchos aficionados quizá desconozcan es que la primera actuación pública del Niño de la Portuguesa tuvo lugar en su tierra natal, a los 11 años de edad y en una emisora local. Ya en 1963 se traslada con la familia a Madrid, realiza ese año junto a su hermano Pepe una gira por los EEUU con la compañía de José Greco, y luego una segunda ya en 1966 por Norteamérica, Europa, África, Filipinas y Australia, hasta que conoce al maestro Sabicas, quien, viendo los influjos de Niño Ricardo y Mario Escudero en el futuro gran maestro supremo, le diría: "Tocas muy bien la guitarra y ha llegado el momento de crear tu propia música".
Como así fue, pues Paco de Lucía llegó a ser un forjador de múltiples e invisibles caminos que nos llevan, a su vez, a un revulsivo necesario y a una revolución inevitable, al punto que todos reconocen el que la guitarra flamenca haya alcanzado con él el estadio de esplendor, madurez y plenitud más importante de la historia.
Sin posibilidad de cotejo, hay que sentenciar, en tal sentido, que la guitarra se explica hoy según el ritmo y el pulso personal de este genio incomparable, un traductor en el mundo del mensaje de la música al que siempre le hemos estado pidiendo que busque algo imposible de lograr: su propia superación.
Me comentaba hace años Paco en Algeciras que cuando regresaba de una gira sólo le apetecía encerrarse en casa y vivir las horas perdidas con la familia. Se ausentaba del entorno social y a muchos les creaba la incertidumbre de si estaba vivo o muerto porque aparecía y desparecía de forma constante por nuestras vidas. Hoy ya conocemos su paradero. Hay inquietud en nuestra alma porque vive entre nosotros. Paco de Lucía nunca se fue. Y ese es el valor de la ausencia.
by MANUEL MARTÍN MARTÍN
by FRANCIS GIACOBETTI
Aveva 66 anni. Strumentista virtuoso e straordinariamente aperto alle contaminazioni, passò dalla "palestra" di Camarón de la Isla, con cui realizzò decine di dischi, alle contaminazioni fusion, suonando con Al Di Meola, John McLaughlin, Larry Coryell e Chick Corea
IL CHITARRISTA andaluso Paco de Lucia è morto stamattina su una spiaggia del Messico. Stava trascorrendo un periodo di vacanza con la sua famiglia ed è stato colto da un infarto mentre giocava con i figli sulla spiaggia di Cancun. De Lucia aveva 66 anni. Era unanimamente considerato uno dei più grandi musicisti nella storia del flamenco. 

Francisco Sanchez era nato a Algeciras, in provincia di Cadice, nel 1947, ma diventò famoso con il suo nome d'arte Paco de Lucia: Paco era il diminutivo di Francisco, mentre il cognome de Lucia lo scelse come manifestazione d'affetto per la madre, Lucía Gómez. Cresce immerso nella cultura flamenca e già da bambino viene istruito alla pratica chitarristica in famiglia, dal padre, dal fratello Ramon de Algecirase e dallo zio Sabicas (Agustín Castellón Campos), tutti chitarristi di professione, mentre fuori dall'ambiente familiare il suo primo maestro è Niño Ricardo (Manuel Serrapí Sánchez). Talento precoce, a 11 anni decide di abbandonare gli studi per dedicarsi esclusivamente alla musica e al perfezionamento della sua tecnica di chitarra. A 14 anni, con il fratello Pepe, forma il duetto Los Chiquitos de Algecíras. A 15 anni si trasferisce a Madrid con la famiglia e successivamente parte con il fratello per il primo tour, destinazione Stati Uniti. Aperto alle collaborazioni artistiche, si esibisce poi con molti artisti, tra i quali Ricardo Modrego e A. Fernández Díaz Fosforito (e la coppia pubblica la Seleccion Antologica del Cante Flamenco). Nel 1966 parte di nuovo in tour e nel 1967 debutta come titolare di un album solista con La fabulosa guitarra de Paco de Lucía.



L'incontro decisivo per la sua carriera, e per l'acquisizione del suo stile personalissimo e virtuoso, è comunque quello del 1968 con Camarón de la Isla, estroso musicista con cui inciderà in carriera quasi una trentina di album. La lunga serie di tour acclamati e l'enorme popolarità ottenuta in tutta la Spagna lo condurrà all'invito ad esibirsi al Teatro Real di Madrid, il 18 febbraio 1977, dove fino ad allora non si era mai esibito nessun chitarrista di flamenco. Nello stesso anno si sposa con Casilda Varela. 

Tradizionalista, ma sempre attento ai fermenti musicali, senza barriere stilistiche né pregiudizi di sorta, De Lucia entra in contatto negli anni Settanta con diversi musicisti di differente estrazione musicale, provenienti in prevalenza dai circuiti del jazz e del rock. Sono colleghi che si riveleranno determinanti per la sua evoluzione artistica e la maturazione di uno stile ibrido, meticcio, eterodosso, artisticamente onnivoro, che dalla palestra flamenca si spalanca alle altre forme della musica popolare. Ed è con personaggi come Al Di Meola, John McLaughlin, Larry Coryell e Chick Corea che De Lucia dà vita e impulso a quel nuovo e coraggioso incrocio stilistico che di lì a poco troverà nella fusion la sua prima, eloquente definizione. Nel 1980 in trio con John McLaughlin e Al Di Meola pubblica un album fondamentale per quel "crossover" chitarristico rivoluzionario, Friday Night in San Francisco, disco cult per un'intera generazione nonché enorme successo commerciale, con più di cinque milioni di copie vendute. Eppure già l'anno successivo, nel 1981, De Lucia torna all'amato flamenco per un disco decisamente rivoluzionario, Solo quiero caminar, che realizza con Ramón de Algeciras, Pepe de Lucía, Rubén Dantas, Carles Benavent e Jorge Pardo. 



Nella seconda metà degli anni Novanta si riunisce dopo 13 anni con John McLaughlin e Al Di Meola con i quali torna a girare in tour, dopo la pubblicazione dell'album The Guitar Trio. E proprio in quell'anno, nel 1996, in trio con gli amici "guitar heroes" McLaughlin e Di Meola, prende parte al Pavarotti & Friends for War Child. Nel 1998 pubblica Luzia, dedicato alla madre scomparsa, e per la prima volta insieme all'amata chitarra fa ascoltare la sua voce. Nella sua Spagna gli vengono riservati diversi premi importanti, e nel 2010 anche il Berklee College of Music di Boston gli conferisce un attestato di grande valore simbolico, il titolo di Dottore Honoris Causa per il suo contributo musicale e culturale. Il partito socialista spagnolo, di cui fu un convinto sostenitore, ha definito la sua morte "una grande perdita per l'Andalusia, per la Spagna e per l'umanità".
by La Repubblica ‎
by BALLESTEROS - EFE

Morto Paco De Lucia, grande chitarrista di flamenco: stroncato da un infarto a 66 anni


Il chitarrista spagnolo di flamenco Paco de Lucia è morto in Messico.Lo ha annunciato il comune di Algeciras. Il musicista aveva 66 anni ed è morto per una crisi cardiaca.



Il grande interprete si trovava in Messico con i figli e i nipoti quando si è sentito male, come riferiscono vari siti dell'Andalusia. Il partito socialista spagnolo ha definito la sua morte «una grande perdita per l'Andalusia, per la Spagna e per l'umanità».



Francisco Sanchez, questo il vero nome dell'artista, nacque ad Algeciras, in provincia di Cadice, il 21 dicembre 1947. Il nome d'arte Paco è il diminutivo di Francisco Franco e il cognome de Lucia è in onore della madre, Lucìa Gòmez. Immerso nella cultura flamenca fin dalla nascita, de Lucia inizia ad apprendere a suonare la chitarra all'età di cinque anni dal padre Antonio Sànchez e dal fratello Ramon de Algeciras, entrambi chitarristi di flamenco. Il suo maestro è stato il chitarrista Niño Ricardo (Manuel Serrapì Sànchez) e tra i suoi parenti lo zio Sabicas (Agustìn Castellòn Campos) è anch'egli un noto chitarrista. All'età di soli 11 anni de Lucia abbandona la scuola per dedicarsi completamente alla chitarra e si esibisce per la prima volta in pubblico, ospite di una radio locale. Tre anni dopo insieme al fratello Pepe, forma il duetto 'Los Chiquitos de Algecìras'. Nel 1962 si trasferisce a Madrid con la famiglia e poi parte per gli Stati Uniti per il suo primo tour con il fratello. Nel 1965 de Lucia avvia una serie di collaborazioni musicali con vari artisti: fra gli altri Ricardo Modrego e A. Fernàndez Dìaz Fosforito con il quale incide la "Seleccion Antologica del Cante Flamenco".



Nel 1967 incide il suo primo album da solista 'La fabulosa guitarra de Paco de Lucìà. L'anno successivo avviene l'incontro con Camaròn de la Isla con il quale inciderà ben 12 album. La lunga serie di concerti e il successo ottenuto gli permetterà arrivare a suonare il 18 febbraio 1977 al Teatro Real di Madrid, dove fino ad allora non si era mai esibito un chitarrista di flamenco. Nella metà degli anni settanta de Lucia conosce e subisce l'influenza artistica di personaggi come Al Di Meola, John McLaughlin, Larry Coryell e Chick Corea. Nel 1977 si sposa con Casilda Varela. Nel 1980 incide con John McLaughlin e Al Di Meola 'Friday Night in San Franciscò un album che a tutt'oggi ha venduto più di cinque milioni di copie. Nel 1981 con Ramòn de Algeciras, Pepe de Lucìa, Rubèn Dantas, Carles Benavent e Jorge Pardo incide un album rivoluzionario per la musica flamenca 'Solo quiero caminar'. Nel 1996 si riunisce dopo 13 anni con John McLaughlin e Al Di Meola con i quali inciderà 'The Guitar Triò. Nel 1998 incide l'album 'Luzià, dedicato alla madre scomparsa . Fra i premi ricevuti da Paco de Lucia spicca il Prìncipe de Asturias nell'Arte.
by il messaggero
by carlos alvarez gaetty images


È morto Paco de Lucia, 

la chitarra e il Flamenco nel destino


Il musicista spagnolo di flamenco ha avuto una crisi cardiaca mentre si trovava in Messico con la sua famiglia, a Cancun. Era nato in Andalusia, ad Algeciras. "Una grande perdita per l'Andalusia, per la Spagna e per l'umanità", il cordoglio del partito socialista spagnolo


Il chitarrista spagnolo di flamenco Paco de Lucia è morto in Messico dove si trovava in vacanza con la sua famiglia. Lo ha annunciato il comune di Algeciras, paese natale di de Lucia. Il musicista aveva 66 anni ed è morto in seguito ad una crisi cardiaca. De Lucia si trovava in Messico con i figli e i nipoti quando si è sentito male, come riferiscono vari siti dell'Andalusia, dove era nato nel 1947. Il partito socialista spagnolo ha definito la sua morte "una grande perdita per l'Andalusia, per la Spagna e per l'umanità". Musicista e compositore spagnolo, De Lucia ha dato uno straordinario impulso alla cultura del flamenco con la sua chitarra, strumento del quale era considerato uno dei massimi virtuosi viventi. De Lucia, al secolo Francisco Sanchez Gomez, era nato il 21 dicembre 1947 ad Algeciras, in Andalusia, in provincia di Cadice: a dare la notizia della sua scomparsa è stato l'ufficio stampa del Municipio della sua città di origine, e il decesso è poi stato confermato dal nipote, figlio del fratello maggiore del defunto, Ramon, in arte Ramon de Algeciras, anch'egli chitarrista, scomparso nel 2009. Il nome d'arte Paco era il diminutivo di Francisco Franco e il cognome de Lucia era in onore della madre, Lucia Gomez. Immerso nella cultura flamenca fin dalla nascita, de Lucia inizia ad apprendere a suonare la chitarra all'età di cinque anni dal padre Antonio Sanchez e dal fratello Ramon de Algeciras, entrambi chitarristi di flamenco. Il suo maestro è stato il chitarrista Niño Ricardo (Manuel Serrapi Sanchez) e tra i suoi parenti lo zio Sabicas (Agustin Castellon Campos), anch'egli un noto chitarrista. All'età di soli 11 anni de Lucia abbandona la scuola per dedicarsi completamente alla chitarra e si esibisce per la prima volta in pubblico, ospite di una radio locale. Tre anni dopo insieme al fratello Pepe, forma il duetto 'Los Chiquitos de Algeciras'. Nel 1962 si trasferisce a Madrid con la famiglia e poi parte per gli Stati Uniti per il suo primo tour con il fratello. Nel 1965 de Lucia avvia una serie di collaborazioni musicali con vari artisti: fra gli altri Ricardo Modrego e A. Fernandez Diaz Fosforito con il quale incide la 'Seleccion Antologica del Cante Flamenco'. Nel 1967 incide il suo primo album da solista 'La fabulosa guitarra de Paco de Luci'a'. L'anno successivo avviene l'incontro con Camaron de la Isla, a parere unanime il più grande cantante di flamenco di sempre,  con il quale inciderà la maggior parte dei suoi album. La lunga serie di concerti e il successo ottenuto gli permetterà arrivare a suonare il 18 febbraio 1977 al Teatro Real di Madrid, dove fino ad allora non si era mai esibito un chitarrista di flamenco. Nella metà degli anni settanta de Lucia conosce e subisce l'influenza artistica di personaggi come Al Di Meola, John McLaughlin, Larry Coryell e Chick Corea. Nel 1977 si sposa con Casilda Varela. Nel 1980 incide con John McLaughlin e Al Di Meola 'Friday Night in San Francisco' un album che a tutt'oggi ha venduto più di cinque milioni di copie. Nel 1981 con Ramon de Algeciras, Pepe de Lucia, Ruben Dantas, Carles Benavent e Jorge Pardo incide un album rivoluzionario per la musica flamenca 'Solo quiero caminar'. Nel 1996 si riunisce dopo 13 anni con John McLaughlin e Al Di Meola con i quali inciderà 'The Guitar Trio'. Nel 1998 incide l'album 'Luzia', dedicato alla madre scomparsa . Fra i premi ricevuti da Paco de Lucia spicca il Principe de Asturias nell'Arte. A lungo interprete legato all'ortodossia più pura della sua arte, con il tempo seppe introdurre nel flamenco elementi più popolari, fino a un vero e proprio meticciato musicale destinato a sfociare nella fusion moderna, con contaminazioni che spaziavano dal pop al rock e soprattutto al jazz, fino a cimentarsi con la classica. Celebri le collaborazioni con giganti del livello di Chick Corea, John McLaughlin, Al Di Meola, a riprova di un talento senza confini.
by rainews
by colita

Las huellas de Paco de Lucía…

El flamenco, las guitarras y hasta los acordes musicales están de luto. Eso dicen los medios de comunicación y páginas de Internet. Eso le escuché decir a amigos cercanos, vecinos y alguien en la calle me lo ratificaba hace apenas unos momentos.
No entendía por qué, o más bien, quizás no quería entender. “Ha muerto el rey de la música flamenca”, me confirmaba una joven mientras resaltaba en sus ojos una mezcla de rabia e impotencia, como si el dolor le arrancara a alguien cercano.
Después supe que sí, que evidentemente se trataba de Paco de Lucía. Y entendí entonces la angustia, la sensación de pérdida real, esa que llega y penetra, hiriente, al saber que otro corazón se ha disparado, que otra guitarra ha dicho ¡basta!, y no hay forma de buscar los por qué.
Tres días de luto oficial han declarado en su tierra de Algecira, donde cientos lo lloran y otros tantos le cantan, resistiéndose a la muerte, que tantas guitarras ha arrancado en los últimos días a este mundo nuestro que tanto necesita de acordes y melodías, de música y de paz.
Lo lloran hoy desde todas partes del mundo, por su espontaneidad, por su forma natural y enriquecedora. No importa si se entendió bien o no su inquietud innovadora, los puentes que cruzó por defender sus esencias más allá de las críticas y los desafueros de quienes no querían ser parte de los cambios, esos que lo criticaban por su inusual forma de aportarle ritmos nuevos a lo que hacía.
Defendió su verdad como mejor supo y con empeño, sin tapujos, creando y creyendo en lo que quería hacer; por eso también trascendió al tiempo, cruzó fronteras y fue más allá de lo tradicional e incluso, de las diferencias generacionales.
En Cuba lo tuvimos hace muy poco y muchas veces compartió con  músicos cubanos en los más variados escenarios, a quienes decía admirar por su contagiosa armonía de sonidos y diversidad de estilos.
Los cubanos también le cantamos hoy desde la tristeza que produce su partida, desde esa relación íntima que todos tenemos con nuestras raíces españolas y africanas, de la cual el flamenco forma parte porque desde acá se aprecia, se baila, se escucha y no pocos lo han hecho propio.

Y es que Paco, con su singular renovación, con la fusión que brotó de sus cuerdas, con su apertura sin límites a los cambios, a la mezcla, al constante ir y venir de estilos múltiples, deja una huella imborrable en los que amamos la música, que es como amar más la vida.
by Bertha Mojena
 by CurroC
wikipedia 
Francisco Gustavo Sánchez Gomes 
(21 December 1947 – 26 February 2014), known as Paco de Lucía, was a Spanish flamencocomposer, guitarist and producer. A leading proponent of the New Flamenco style, he helped legitimize flamenco among the establishment in Spain, and was one of the first flamenco guitarists who has also successfully crossed over into other genres of music such as classical and jazz. Richard Chapman and Eric Clapton, authors of Guitar: Music, History, Players, describe de Lucía as a "titanic figure in the world of flamenco guitar",[1] and Dennis Koster, author of Guitar Atlas, Flamenco, has referred to de Lucía as "one of history's greatest guitarists."[2]
De Lucía was noted for his fast and fluent picados. A master of contrast, he often juxtaposes picados with rasgueados and other techniques and often adds abstract chords and scale tones to his compositions with jazz influences. These innovations saw him play a key role in the development of traditional Flamenco and the evolution of New Flamenco and Latin jazz fusion from the 1970s. He received acclaim for his recordings with flamenco singer Camarón de la Isla in the 1970s, recording 10 albums together.[3]
Some of his best known recordings include Río Ancho (later fused with Al Di Meola's Mediterranean Sundance), Entre dos aguasLa BarrosaÍmpetuCepa Andaluza and Gloria al Niño Ricardo. His collaborations with guitarists John McLaughlinAl Di Meola and Larry Coryell in the late 1970s saw him gain wider popularity outside his native Spain. De Lucía formed the Paco de Lucía Sextet in 1981 with his brothers, singer Pepe de Lucía and guitarist Ramón de Algeciras, and collaborated with jazz pianist Chick Corea on their 1990 album, Zyryab. In 1992, he performed live at Expo '92 in Seville and a year later on the Plaza Mayor in Madrid. Starting in 2004 he greatly reduced his public performances, retiring from full touring, and typically gave several concerts a year, usually in Spain and Germany and at European festivals during the summer months.

Early life[edit]

Paco de Lucía was born on 21 December 1947[4] as Francisco Sánchez Gómez in Algeciras,[5] a city near the far southwestern point of Spain in the province of Cádiz. He was the youngest of the five children of flamenco guitarist Antonio Sánchez and Portuguese mother Lucia Gomes; his brothers include flamenco singer, Pepe de Lucía, and flamenco guitarist, Ramón de Algeciras (now deceased). Playing in the streets as a young boy, there were many Pacos and Pablos in Algeciras, and he wanted to honor his Portuguese mother Lucia Gomes, so he adopted the stage name Paco de Lucía.[6]
His father Antonio received guitar lessons from the hand of a cousin of Melchor de Marchena: Manuel Fernandez (aka Titi de Marchena), a guitarist who arrived in Algeciras in the 1920s and established a school there. Antonio introduced Paco to the guitar at a young age and was extremely strict in his upbringing from the age of 5, forcing him to practice up to 12 hours a day, every day, to ensure that he could find success as a professional musician.[5][7][8] At one point, his father took him out of school to concentrate solely on his guitar development.[9] In a 2012 interview de Lucía stated that, "I learned the guitar like a child learns to speak."[10] Flamenco guitarist and biographer Donn Pohren and record producer José Torregrosa compared Paco's relationship with his father to the relationship of Wolfgang Amadeus Mozart and Leopold Mozart in the way both fathers "moulded their sons" into becoming world-class musicians, and both continued to dictate even after they became famous.[11] Paco's brother Ramón idolized Niño Ricardo, and taught his complexfalsetas to his young brother, who would learn them with relative ease and change them to his own liking and embellish them. This angered Ramón initially who considered Ricardo's works to be sacred and thought his brother was showing off, but he soon came to immensely respect his brother and came to realize that he was a prodigious talent and a fuera de serie, a special person.[12] Like his brother, Ricardo was Paco's most important influence, and his first guitar hero; Paco said "all of us youngsters would look up to him, trying to learn from him and copy him."[13] In 1958, at age 11, Paco made his first public appearance on Radio Algeciras. That year, he met Sabicas for the first time in Malaga.[14] A year later, he was awarded a special prize at the Festival Concurso International Flamenco de Jerez de la Frontera flamenco competition.[5]

1960s[edit]

At the age of 14 he made his first record with his brother Pepe, Los Chiquitos de Algeciras (Kids of Algeciras).[15] In the early 1960s, de Lucía toured with the flamenco troupe of dancer José Greco.[4] In New York City in 1963, at the age of 15, he had his second encounter with Sabicas and his first encounter with Mario Escudero, both of whom became de Lucía's mentors and later close friends. They urged him to start writing his own material, advice he took to heart.[14] In 1964, he met Madrileño guitarist Ricardo Modrego with whom he recorded three albums: Dos guitarras flamencas (1964), 12 canciones de García Lorca para guitarra and 12 éxitos para 2 guitarras flamencas (1965). His early albums were traditional flamenco recordings and he recorded classics such as Malagueña on the 12 éxitos para 2 guitarras flamencas album. He toured again with José Greco in 1966 and recorded Ímpetu, a bulerias composed by Mario Escudero[16] for his debut solo album, La fabulosa guitarra de Paco de Lucía (1967).[17] He appeared at the 1967 Berlin Jazz Festival.According to Gerhard Klingenstein, top jazz musicians who appeared at the festival—such as Miles Davis and Thelonious Monk—profoundly influenced de Lucía, and started a deep fascination for jazz that remained with him.[18]

De Lucía and Camarón de la Isla
In the late 1960s, de Lucía toured Europe with a group called Festival Flamenco Gitano and encountered other new talents in the flamenco world including singer Camarón de la Isla, with whom he enjoyed a fruitful collaboration between 1968 and 1977. They recorded ten albums together and received considerable acclaim.[19] Richard Nidel said that their partnership was "central to the history of flamenco in the last quarter of the twentieth century."[20] Organizers began offering de Lucía lucrative contracts for concert tours in 1967, which he declined as he preferred to tour in company, which he did with his brother Ramón, de la Isla and other musicians. De Lucía recorded many albums with his brother, including Canciones andaluzas para 2 guitarras (1967), Dos guitarras flamencas en América Latina (1967), Fantasía flamenca de Paco de Lucía (1969), and 12 Hits para 2 guitarras flamencas y orquesta de cuerda (1969). They met Esteban Sanlucar in Buenos Aires and Juan Serrano in Detroit, and during 1970 spent considerable time in New York City where they grew close to Sabicas and Mario Escudero, playing together into the night.[21]

1970s[edit]

De Lucía made a cameo appearance, dressed as a Mexican guitarist, in the 1971 western Hannie Caulder, playing the melody ofKen Thorne's main theme over a string section. That year, he released the album El mundo del flamenco, which included a version of Mario Escudero's Ímpetu, a bulerías.[22] Guitar International mentioned his "very aggressive" approach to playing Ímpetu.[23] Escudero was a major influence on de Lucía during this period, inspiring him to explore new possibilities for flamenco.[22] He began working with record producer José Torregrosa.
De Lucía's 1972 release El duende flamenco de Paco de Lucía was considered a groundbreaking album in the flamenco community.[24][25] As the 1970s progressed, de Lucía continued to produce groundbreaking albums and ventured into an increasingly unconventional and innovative style of flamenco with jazz influences.[5] His next release, Fuente y caudal, acclaimed particularly for his Entre dos aguas, which has become arguably his best-known composition,[26] and also for Solera and Cepa AndaluzaEntre dos aguas, arumba featuring bongos with an electric bass, means "Between two waters," referring to his home town of Algeciras, where the Mediterranean meets the Atlantic.[27] Biographer Pohren describes Cepa Andaluza as a "phenomenal" bulerías, which is "accompanied by palmas, shouts of encouragement and general jaleo, and makes one want to leap up and dance."[27] The album also features several other tracks named after Andalusian landmarks, a theme de Lucía continued in his later albums. The Fuente y caudal album was one of the best-selling Spanish records for several months and de Lucía and Torregrosa found that the additional instruments and approach away from traditional flamenco proved more popular with the general public.[28] The early influences of the traditional players became increasingly less apparent as de Lucía embraced jazz and other influences, creating his own voice and distinct style, yet never venturing too far from his roots.[28][5]

Paco de Lucía with Juan el de la Vara
On 18 February 1975, de Lucía became the first-ever flamenco performer to perform at the Teatro Real of Madrid. He played a set with his brother Ramón, in front of a relatively young audience without the use of effects. Pohren said that de Lucía's performance "was brilliant technically, and played a meaningful, moving, traditional brand of flamenco that did not betray what Paco had in store for the flamenco guitar in the future." [29] The recording was released as En vivo desde el Teatro Real. His 1976 album, Almoraima, was a wider success and featured Almoraima and Río Ancho. The album was named after a former convent of the same name located about 21 kilometres (13 mi) from Algeciras on the road to Jimena de la Frontera, which had recently been converted into a hotel complex. The album featured significant Arabic and jazz influences especially in the bulerías composition of the same name; the name Almoraima is of Arabic origin from the Moorish period.[29] De Lucía performed on an episode of Parkinson on BBC in the United Kingdom in which Michael Parkinson said "a marvelous young musician who is making his very first appearance on British television. His unconventional and modern approach to playing flamenco has already made him a big star on the continent, particularly in his native Spain."[30]
In 1977, de Lucía married Casilda Varela, the daughter of General Varela; they had three children.[31] He released his final album,Castillo de Arena with Camarón de la Isla, The lyrics were written by Antonio Sánchez, with the exception of the bulerías Samara, which Sánchez and de la Isla wrote together. This would be his last LP with a singer for at least 15 years.[32] De Lucía had reportedly said that the human voice is "naturally too limited" and that he prefers the exploration of different instrumentalists; however, he has also said that a busy schedule was the reason for lack of recordings with singers.[32] He performed extensively across the US and Europe during this period, increasing his popularity outside Spain and the flamenco community in Europe, and met many jazz, Latin and other musicians who continued to have an impact on de Lucía's evolution as a "Nuevo flamenco" player. He began to show a very keen interest in jazz fusion and rock, and in 1977 performed with Carlos Santana in the Plaza de toros de las Arenas bullring in Barcelona.[33] He was invited by Al Di Meola to record on his Mediterranean Sundance piece for his album Elegant Gypsy. Despite considerable new interest in flamenco and de Lucía's playing generated by the album, traditionalist flamenco critics did not approve of the piece and hated that many people considered Mediterranean Sundanceflamenco music and frowned upon de Lucía.[34] Di Meola informed the critics not to worry and that "Paco is not leaving flamenco, but expanding it."[34] In 1978, Paco and his brothers recorded Interpreta a Manuel de Falla, a classical effort of compositions by Manuel de Falla.
In 1979, de Lucía, John McLaughlin, and Larry Coryell formed The Guitar Trio and together made a tour of Europe and released a video recorded at London's Royal Albert Hallentitled Meeting of the Spirits. Pohren said that de Lucía's decision to work with musicians like McLaughlin, Di Meola, Coryell, and Chick Corea must have been an "exciting and stimulating" experience for him, given their technical musical knowledge and ability to improvise and said that they carried him "so far afield that at times he must have been profoundly confused, a man running the risk of losing his musical identity."[35] This concerned de Lucía, who said in a late 1990s interview, "I have never lost the roots in my music, because I would lose myself. What I have tried to do is have a hand holding onto tradition and the other scratching, digging in other places, trying to find new things I can bring into flamenco."[5]

1980s[edit]


Left to right: Al Di MeolaJohn McLaughlin, and de Lucía performing in Barcelona, Spain in the 1980s
The Guitar Trio continued touring in 1980. De Lucía reportedly suffered from headaches and backaches while performing because he found it difficult to improvise and follow McLaughlin and Coryell's advanced knowledge of jazz improvisation.[36] Paco professed, "Some people assume that they were learning from me, but I can tell you it was me learning from them. I have never studied music, I am incapable of studying harmony – I don't have the discipline, playing with McLaughlin and Di Meola was about learning these things."[37] In 1981, Coryell was replaced with Di Meola, and The Guitar Trio released one of their most successful records, Friday Night in San Francisco, which sold over 1 million copies and generated a significant interest in flamenco music in America and Europe. It featured an extended combination of Mediterranean Sundance and Río Ancho; this became arguably the piece most associated with the musicians. De Lucía also formed the Paco de Lucía Sextet in 1981 (which included his brothers Ramón and Pepe), and released the first of its three albums that same year. On 30 August 1981, de Lucía performed a solo set at St. Goarshausen in Germany in which he performed Monasterio de Sal and Montino among others and later performed with The Guitar Trio. The event was broadcast on national WDR television.[38]
In 1982, Paco put on a series of concerts with jazz pianist Chick Corea.[35] Corea was a considerable influence on him in the 1980s and he and McLaughlin adapted a version of his piece Spain, performing it live together several times in the mid to late 1980s. He released a "Golden" double compilation album in 1982, La Guitarra de Oro de Paco de Lucía, covering Paco's earliest recordings with Ricardo Modrego of Federico García Lorcasongs to date, and featured two siguiriyas, a flamenco form in which he hadn't indulged in his recordings since 1972.[39] In 1983, the Trio released Passion, Grace & Fire,[40] and he had an acting role in Carlos Saura's highly acclaimed film Carmen, for which he was also nominated for a BAFTA Film Award for Best Score. De Lucía composed original film scores for several films in the 1980s, including The Hit, a 1984 film in which he provided the soundtrack with Eric Clapton, with a minor contribution by Roger Waters.[41]
On his 1984 album, Live... One Summer Night, De Lucía not only played guitar, but also filled the role of producer.[42] Paco de Lucía has also appeared as himself on television in documentaries and TV shows and accepted a position as a judge at Seville's 1984 Biena.[43]

De Lucía performing in 1983
By the mid-1980s, both the Sextet and the Guitar Trio had reached its plateau and stopped performing together,[44][45] although de Lucía would continue to perform with McLaughlin as a duo across Europe in 1986 and later. In a 1986 interview with Down Beatmagazine, Di Meola said that the reason for the breakdown was that their performances were designed to "drive the audience berserk" with a display of astonishing virtuosity and that they had run out of new spectacular fast runs to impress the audiences.[45]Di Meola remarked that the music had become too "wild and crazy" and that he preferred to explore the quieter side of music, something which Paco also felt, saying that he preferred "controlled expression to velocity."[45] In May 1986, he performed at the Centro de Bellas Artes Rock music festival alongside the likes of Earl KlughSpyro Gyra, and Dave Valentin.[46] In 1987, de Lucía performed for the first time in the Soviet Union,[47] and went back to his roots with his highly successful release, SirocoSiroco is often cited as his best album and one of the greatest flamenco albums of all time.[48][49]
His compositions La Cañada, the opening track which is a tango, La Barrosa, an alegrías named after the Playa la Barrosa in the province of Cadiz, and Gloria al Niño Ricardo, a soléa, received considerable attention and are considered modern flamenco classics.[50] Eric Clapton and Richard Chapman described La Barrosa, a sweet alegrías played in the key of B major, as, "full of effortless delicacy with cascading phrases."[51] "Gloria al Niño Ricardo" is dedicated to Niño Ricardo who was de Lucía's "first hero" of the guitar.[52][53] Several of his compositions from that album form the staple of his contemporary concert performances, and he often begins his concerts with La Cañada. In 1989, de Lucía performed at the bullring in Seville with Plácido Domingo and Julio Iglesias, against his own will. [54]

1990s[edit]

Although the sextet had declined after 1986, in 1990 they got together to record Zyryab, a groundbreaking Arabic flamenco/jazz album with jazz pianist Chick Corea and fellow virtuoso flamenco guitarist Manolo Sanlúcar. The album is named after Ziryab, a 8th–9th century Shiraz-born poet/musician at the Umayyad court in Córdoba, credited with introducing to Spain the Persian lute, which evolved into the Spanish guitar—and according to some, established flamenco itself.[55][56] One track on the album, a tarantas, is dedicated to Sabicas.[57] The album was critically well-received; Jazz Times praised the passion and rhythm of the musicians featuring on the album.[58]
Until asked to perform and interpret Joaquín Rodrigo's Concierto de Aranjuez in 1991, de Lucía was not proficient at reading musical notation.[59] Biographer Pohren, however, at the time of writing his biography in 1992, said that he was still not proficient and had found a bizarre way of learning the piece, locking himself away.[60] His performance with the orchestra under Edmon Colomer was highly acclaimed, a sensitive, atmospheric rendition which composer Rodrigo himself praised, describing it as "pretty, exotic, inspired" and saying "I might add that Paco plays it with a great deal of feeling, far more than is normally heard. And that goes for the orchestra that backs him up."[43] In 1992, he performed live at the bullring at Seville Expo '92, and a year later on the Plaza Mayor in Madrid, playing "La Barrosa". In 1995, he and Bryan Adams recorded the hit song and video Have You Ever Really Loved A Woman on the soundtrack for the American film Don Juan DeMarco.
In 1996, his first "golden hits" album, Antología, was in the top 20 in Spain for at least 16 weeks, selling over 65,000 copies.[61] In 1997, de Lucía performed in a tribute show to the assassinated Spanish politician Miguel Angel Blanco, alongside the likes of Julio Iglesias and Los Del Rio.[62] In 1998 he released and produced "Luzia", dedicated to his mother (whose name is spelled phonetically). It is considered to be one of de Lucia's most complete and mature artistic statements.[63]

2000–2014[edit]

De Lucía lived for five years in Yucatan, Mexico, but returned to his native Spain in 2003 after professing to have become really tired with spending his whole life touring for six to eight months a year, getting up at the crack of dawn and living in hotels.[37] He continued to keep a holiday home in Mexico though and regularly visited with his family. In 2004 he toured the United States and Canada with Seville flamenco singer La Tana,[37] but subsequently greatly reduced his live performances in public. He retired from full touring, and would only give few concerts a year, usually in Spain and Germany and at European festivals during the summer months. Pohren described de Lucía as "extremely timid and retiring", saying that, "Being a very private person, [he] was dismayed at the ensuing popularity and lionization, and the increased pressure fame placed upon his shoulders, demanding that he constantly innovate and work harder to achieve technical and revolutionary perfection."[64]
In 2003, de Lucía released Integral (2003), a 26 CD Limited Edition Box Set, and Por Descubrir, a compilation album. In 2004, de Lucía released Cositas Buenas with Javier Limón. It was released on Blue Thumb Records by Universal Music Spain S.L., and features four bulerías, two rumba tracks, a tangos and a tientos. It won the Latin Grammy for Best Flamenco Album 2004.[65] In 2005, he was nominated for producer of the year by the Latin Grammy Award for La Tana's "Tu, Ven a Mi",[66] which was De Lucía's first recording where he directed another artist since working on Camarón de la Isla's Potro de rabia y miel.[67]
In 2004, he won the Prince of Asturias Awards in Arts, and on 23 March 2007, the University of Cadiz recognized de Lucía's musical and cultural contributions by conferring on him the title of Doctor Honoris Causa. In 2010, he was awarded an honorary doctorate by Berklee College of Music in Boston,[68] and performed at the Montreux Festival. However, he is known some years to select countries where he doesn't usually perform and played in Pula, Croatia in 2006 and 2010, and in TurkeyMorocco and Tunisia in 2013. He appeared at the 49th Carthage International Festival on 31 July, playing at the Roman Theatre.[69][70]
De Lucía died from a heart attack on 26 February 2014 on holiday with his family in Playa del CarmenQuintana Roo, Mexico.[71][72][73][74]

Influence[edit]


De Lucía at the Vito Jazz Festival in July 2010
De Lucía was widely considered to be the world's premier flamenco guitarist and by many to be Spain's greatest musical export.[37][75] He has had a revolutionary influence on flamenco music both as a composer and otherwise.[76] His influence on flamenco guitar has been compared with that of Andrés Segovia's on classical guitar.[77] His album Fuente y Caudal (Fountain and Flow) has been cited by many to have changed the world of flamenco guitar beyond traditional flamenco culture.[78] Along withEnrique Morente and Camarón de la Isla, de Lucía was the first artist to break away from traditional flamenco and form what is now known as nuevo flamenco.[79] As a composer, de Lucía was the first Spanish artist to mix jazz with Andalusian music in a more or less systematic way.[80] This includes, but is not limited to, his collaborations with Di Meola, McLaughlin, and Pedro Iturralde.[81][82]
De Lucía was influenced primarily by Niño Ricardo, a leading figure in the history of flamenco guitar, and Sabicas, regarded as one of the most influential musicians involved in the development and refinement of the flamenco guitar as a concert instrument at a time when the guitar was an instrument to accompany the singer. Sabicas was a mentor to Paco in developing his flamenco guitar technique, as well in honing Paco's skills as a composer, characterized by melodic structure, rhythmic and harmonic, perfectly consistent from beginning to end, and non-lyrical phrased guitar falsetas when the singer stops singing.[83] Esteban de Sanlucarand Mario Escudero were also a major influence on him and a source of inspiration. According to biographer Pohren, de Lucía was "fascinated with jazz" and held a deep respect for high-tech jazz musicians, regarding Di Meola, McLaughlin, Coryell and Corea as highly as musicians as he did his flamenco mentors.[84] Despite these influences, according to theJazz Times, "Most flamenco fans can trace the music's history to either Before Paco or After Paco."[76] In 2004 interview with El País he said "I have always found that the more technique you have the easier it is to express yourself. If you lack technique you lose the freedom to create."[15]

De Lucía in Malaga in 2007
Richard Chapman and Eric Clapton describe de Lucía as a "titanic figure in the world of flamenco guitar", highlighting his "astounding technique and inventiveness" and his broad range of musical ideas from other styles, such as Brazilian music and jazz.[1] He is noted for his innovation and colour in harmony and his remarkable dexteritytechnique, strength and fluidity in his right hand, capable of executing extremely fast and fluent picados. A master of contrast, he often juxtaposes picados with rasgueados and other techniques and often adds abstract chords and scale tones to his compositions with jazz influences. Craig Harris of AllMusic noted his "deeply personal melodic statements and modern instrumentation."[5]Atlanta magazine said, "The guitar, when used properly, can be one of the most haunting and beautiful instruments to create sound ... when he brushes his fingers across the strings, [he] can create some of the most incredible music. It's almost like a lullaby."[85] José Luis Acosta, president of the Spanish Artists and Editors Society stated that "Paco was and will be a universal artist, who took the guitar and flamenco sentiment to the heart of the whole world."[15]
Another of Paco de Lucía's contributions was the inclusion of the cajón, an Afro-Peruvian instrument which Caitro Soto exposed him to during his visit to Peru in the late 1970s. He understood this instrument, which he saw as a permanent solution to the need for percussion in flamenco. Along with Rubem Dantas, he added its percussive elements and it became an essential tool of contemporary flamenco and later, other international musical trends.[86]

Studio albums[edit]

Live albums[edit]

Compilations[edit]

Albums accompanying singers[2][edit]

  • Flamenco Festival Gitano recorded 1966 - 1971
    • Volume 3 (L&R records L&R 44.015) (in cuadro) released 1986
    • Volume 4 (L& R Records L&R 12L0101 recorded 1969, released 1981
    • (Polydor EP 334 FEP) 1966
    • Canta El Chato de la Isla 1967 (Fontana 701 968 WPY)
    • six Polydor EPs, 1967
    • El Sevillano con Paco de Lucía (1972 LP)
    • EL Lebrijano: De Sevilla a Cádiz 1969 (Columbia LP CS 8002)
    • El Lebrijano con la Collaboración Especial de Paco de Lucía 1970 (Polydor 23 85 006)
    • Niño de Barbate con la Collaboración Especial de Paco de Lucía 1971 (TIP 24 56 016 and 24 56 017)
    • Pepe de Lucia y Paco de Lucia (Triumph S 249 6202), 1969-70?
    • El Mundo Flamenco de Paco de Lucia (Philips 63 28 025), 1972
  • Fosforito 1968-1972
    • EPs: Belter 52 190, 52 275, 52 361, 52 365
    • LPs: Belter 22 219, 22 360, 22 362, 22 587, 22 588
    • Fosforito: Selección Antológica (Belter 75.012, 75.013, 75.014, 75.015, re-released on 2-CD set as Fosforito con Paco de Lucía, Selección Antológica del Cante Flamenco, Iris Music France B00005MH91)
    • Antonio Mairena: Cantes en Londres ye en La Union Pasarela PRD-107 (Live performance with Manuel Morao in London in 1954 and with Paco at La Union, February 16, 1974, released 1984)

Other contributions[edit]

  • accompanied two songs on Jazz Flamenco: Pedro Iturralde (Hispavox HH S 11'28)

by sofia moro gattuy images

Paco de Lucía, el genio que extendió el duende flamenco por el mundo

Tocaor estratosférico, compositor fecundo e imaginativo, tímido pero sublime e infatigable embajador de la cultura española, Paco de Lucíafue un músico universal, el guitarrista que refundó el toque flamenco y lo subió a las más altas cimas artísticas haciéndolo crecer y evolucionar y mezclándolo con otras músicas de raíz, como la bossa nova, el jazz o elblues, a las que él llamaba “las músicas de la nevera vacía”.
Payo de nacimiento, pero gitano de alma, Francisco Sánchez Gómez,que ha fallecido repentinamente en una playa de México a los 66 años,aprendió a rasguear la guitarra por pura necesidad, al mismo tiempo que empezaba a hablar, cuando vivía en el barrio caló de Algeciras, La Bajadilla. “Estábamos hambrientos y mi padre no sabía qué hacer para sacarnos adelante”, solía contar. “Los flamencos, como todos los músicos de las músicas de raíz, siempre hemos tenido la nevera vacía”.
Su madre portuguesa, Luzia Gómez, dio nombre a la estirpe. Y su padre, Antonio Sánchez, fue el férreo y emprendedor productor que supervisó la carrera y la revolución flamenca que Paco de Lucía, solo y sobre todo junto a su inseparable Camarón de la Isla, cantaor legendario, montó en los años sesenta y setenta al despachar una decena de discos que marcarían el futuro del flamenco.
Antes de eso, Paco de Lucía fue Paco de Algeciras y formó con su hermano Pepe de Algeciras, luego Pepe de Lucía, dos años mayor que él y cantaor de gran calidad, el dúo Chiquitos de Algeciras, que rompió el molde en un concurso flamenco celebrado en Jerez en 1962. El tocaor de pantalón corto regresó a casa con un premio especial del jurado y un sobre con 4.000 pesetas.
Contratados por Antonio el Bailarín, los Chiquitos rodaron una película y grabaron varios discos. Enseguida, el italiano José Greco les echó el ojo y se los llevó de gira a México, África, Australia y Estados Unidos. El flamenco volvía a tomar Nueva York después de que lo hicieran, en plena Guerra Civil, La Argentinita, Pilar López, Sabicas y Carmen Amaya.
En 1966, Paco se enroló en la compañía de Antonio Gades para una gira americana en la que interpretaban la Suite flamenca; allí descubriría el comunismo, la golfería flamenca, Brasil y la bossa nova, que tanto le ayudó a dar un aire nuevo y nuevas armonías al flamenco. Su manera de tocar la guitarra, con las piernas cruzadas y una gran colocación de las manos, volvía locos a sus colegas, según le contó el guitarrista Emilio de Diego a José Manuel Gamboa en un memorable relato: “Paco me hacía cosas maquiavélicas muchas veces, el cabrón. Es que era un monstruo, pero de verdad. Empezaba a hacer cosas que están prohibidas anatómicamente, guitarrísticamente, musicalmente; prohibidas para todos, menos para él”. 
Paco —siempre fue solo Paco para sus compañeros de profesión y su legión de seguidores— había aprendido a tocar oyendo en directo a su hermano mayor, Ramón de Algeciras, que acompañó a los mejores cantaores de la época, y escuchando las viejas grabaciones de Ramón Montoya y de Sabicas, a quien conocería en el restaurante Granada de Nueva York cuando se marchó de gira por Estados Unidos siendo todavía un adolescente imberbe.
Desde América, el gran Sabicas se convirtió en su maestro por correspondencia. La gran influencia en casa fue Manuel Serrapí, El Niño Ricardo, otro prodigio de las seis cuerdas que se quedó en España. El autodidactismo era forzoso en aquellos tiempos. Paco solía recordar que en los tiempos más duros, “los guitarristas se ponían de espaldas cuando tocaban una falseta para que los jóvenes no se las copiaran”.
Tras dar varias vueltas al globo, probar por primera vez a tocar jazz flamenco con Pedro Iturralde y grabarLa guitarra fabulosa de Paco de Lucíaen 1967, iba a nacer la pareja que cambió para siempre el destino del flamenco, reducido en aquellos años a la categoría de folclore nacional por el régimen franquista y a reducto minoritario y casi insufrible por los interminables y polvorientos festivales andaluces.
El dúo Paco-Camarón fue una fulguración, un momento fundacional para la historia moderna del flamenco y un hito sureño para la música popular contemporánea. Era 1969, el año en que el hombre llegó a la Luna. De repente, dos jóvenes paupérrimos y semianalfabetos, hijos de la España aniquilada, resucitaron el arte que Falla y Lorca habían dado a conocer al mundo durante la Edad de Plata. Su revolución formal y técnica universalizó por segunda vez la maltratada música flamenca.
Nacidos, no podía ser de otra forma, en la República de Cádiz, uno en Algeciras y el otro en San Fernando, los dos genios flacos llevaban dentro el mismo patrimonio genético artístico y compartían pasiones y virtudes: afinación, invención, una insolencia muy bien educada y buen gusto musical. Grabaron juntos, entre 1969 y 1979, nueve discos magníficos, irreprochables, llenos de fantasía y de creatividad, mezclando nuevas composiciones y géneros inventados como la bambera, con un absoluto respeto —mal comprendido por los puristas— al repertorio heredado.
La imaginación y la magia eran tan abrumadoras que no había hueco para el relleno, y la ironía es que cuando hizo falta rellenar, como fue el caso de Entre dos aguas, una rumbita incluida a última hora por Paco en su disco Fuente y caudal (1973), el descarte se convertía en pelotazo. Gracias al ojo comercial de Jesús Quintero, Entre dos aguas apareció como un símbolo de la recobrada vitalidad y del nuevo virtuosismo de un arte muy mal visto por el público y las instituciones. 1975, el año del cambio histórico, arrancó con Paco de Lucía en el número uno de las listas de ventas: el LP despachó más de 100.000 copias y el single, 300.000.
Cada cante de Camarón y cada toque de Paco eran oro molido. Su mezcla, la mejor simbiosis nunca oída entre una garganta y una sonanta desde Antonio Chacón y Ramón Montoya. La separación fue traumática, pero sin exagerar. Camarón grabaría en 1979 con Tomatito La Leyenda del tiempo, el disco que dio un salto mortal rockero al flamenco. Y Paco de Lucía retomaría sin mayores problemas su carrera de concertista, en solitario o en compañía de otros.
Tras grabar discos y solos dedicados a clásicos como Falla, Albéniz, Rodrigo o Sabicas, el de Algeciras dio recitales en el Real, La Zarzuela y los mejores teatros del mundo. En 1980 se registró el histórico Friday Night In San Francisco con las guitarras acústicas y eléctricas de John McLaughlin y Al di Meola; y ese mismo año Paco creó el Paco de Lucía Sextet, la formación que durante dos décadas llevaría por el orbe la marca del mejor flamenco mestizo, con instrumentos como el cajón peruano, y de la España más talentosa. Sólo quiero caminar (1981),Live... One Summer Night (1984) y Live in America (1993) siguen siendo hoy referencias imprescindibles.
Oír tocar a Paco de Lucía era un fenómeno entre místico e incomprensible; parecía como si dentro de la guitarra llevara metida una orquesta sinfónica y un Beethoven jibarizado. Fuera del escenario, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2004, primero y único de la historia concedido a un artista flamenco, era un hombre tímido, bromista, anárquico y sencillo.
Tras 40 años de magisterio indiscutible, miles de conciertos y de espectadores asombrados, veintitantos discos y algunos exilios y silencios, el Príncipe de Asturias supuso el gran reconocimiento que su país le debía a Francisco Sánchez. El premio, como él mismo se apresuró a decir, tenía más de un destinatario. Primero, el flamenco, esa música ninguneada por políticos, programadores y otros sordos con mando en plaza. Y segundo, don José Monge Cruz, Camarón de la Isla, cómplice en las tomas de la Bastilla flamencas: “Si me hubieran dado el premio estando él vivo hubiera impuesto de alguna forma que él viniera, lo hubiera compartido con él, me hubiera dado vergüenza ganarlo yo solo”, declaró el guitarrista a este diario.
by  RTVE
by MÁXIMO MORENO
Oír tocar a Paco de Lucía era un fenómeno entre místico e incomprensible; parecía como si dentro de la guitarra llevara metida una orquesta sinfónica y un Beethoven jibarizado
Algunos desaprensivos habían intentado enfrentar a Paco con la familia de su amigo a la muerte de este, en julio de 1992, acusando a los Sánchez de haber cobrado derechos de autor que pertenecían a Camarón. La injusta bronca no consiguió terminar con el cariño y la admiración que el tocaor, cantaor frustrado —“el guitarrista que mejor canta soy yo”, decía—, profesó siempre a Camarón. En 2004, al grabarCositas buenas, su disco número 26, Paco de Lucía recuperó con Javier Limón una vieja bulería del genio de la Isla e invitó a Tomatito a meter su guitarra. Y luego contó: “Los dos llorábamos como tontos oyendo cantar a José. ¡Parecía que estaba vivo y acababa de bajar a tomar un café!”.
Casado dos veces, la primera en 1977, en Ámsterdam, con Casilda Varela, hija del general franquista que culminó la toma de Madrid; y la segunda con Gabriela, una mujer mexicana, Paco de Lucía fue huyendo del ambiente noctívago del flamenco a medida que iba cumpliendo años. Y lo explicaba así: “La noche fue muy importante en una época, nos íbamos a una venta, comíamos un pollo, bebíamos vino y pasaban cosas mágicas. Ahora hay un sentido de la competitividad muy fuerte, la gente se pone muy tensa... La droga ha influido mucho en eso. La cocaína pone a la gente muy nerviosa”.
Entre gira y gira, ya con la nevera llena, el tocaor pasaba largas temporadas en sus casas de Mallorca, Toledo y Tulum, la playa de la península de Yucatán (México) donde solía bucear y donde ayer le visitó la muerte. En los últimos meses, tocó y residió también en Cuba.
La noticia de su fallecimiento prendió como una mecha entre los melómanos y aficionados de todo el mundo. Los diarios internacionales más importantes le dedicaron amplios espacios en sus webs. El fotógrafo suizo-francés René Robert, que retrató al músico docenas de veces en concierto, dijo: “Es un momento duro, se ha muerto demasiado joven. Pero es lógico que le haya fallado el corazón: pese a la aparente facilidad con que tocaba, su arte requería de una concentración extrema, y tratar de mejorar siempre lo anterior debía causarle mucho estrés”.
Maestro primordial, junto al fabuloso y recién retirado Manolo Sanlúcar, de una generación de inmensos guitarristas —Vicente Amigo, Gerardo Núñez, Cañizares, Rafael Riqueni, y tantos otros—, la talla de Paco de Lucía fue reconocida por los mejores músicos de su tiempo. Enrique Morente, que lo admiró en la distancia, dijo esto de él: “Lo ha sido todo. Un gran intérprete y un gran creador de maneras y formas. Y de música también”. Por su parte, Chick Corea tuiteó: "Paco inspiró la construcción de mi mundo musical tanto como Miles Davis y John Coltrane".
Pero Paco de Lucía siempre procuró restar importancia a su gigantesca figura. Una escena de un documental que emitió TVE, rodada en su casa mexicana, en la que aparecía tumbado en una hamaca, resume bien ese intento, fallido, y su humor inteligente: “No se crean nada, lo que hacemos los artistas es estar tirados todo el día”, decía. “Los músicos somos unos chaneladores [cuentistas] que siempre estamos con el rollo de la angustia. El artista sufre, sí, pero más sufre un albañil subido en un andamio de seis pisos un 8 de enero. O Bach, que estaba siempre tieso y cada semana tenía que componer una fuga para la catedral de Leipzig. Y sin calefacción ni comida. Y Van Gogh, el pobre, siempre pelao, y sin oreja. Y hoy los artistas nos creemos algo, unos fenómenos...”.
Paco de Lucía, en el Festival de Jazz de Vitoria de 2004.  by RAFA RIVAS AFP

El flamenco japonés llora a Paco de Lucía


Tokio.- Importantes figuras del flamenco en Japón coincidieron hoy en lamentar la muerte del guitarrista y compositor español Paco de Lucía, al que han calificado como el músico de esta disciplina más influyente en el país asiático.



La veterana bailaora Yoko Komatsubara, pionera y responsable de introducir la enseñanza del flamenco en Japón, se mostró hoy sorprendida y triste por la noticia y destacó la gran influencia que el músico gaditano ha tenido en todos los flamencos.



"He tenido una relación estrecha con él. Era un gran guitarrista y un artista innovador. La música de Paco mejoraba el baile de todos", explicó a Efe la bailaora y maestra de muchas generaciones de japoneses.



Komatsubara recordó que de Lucía visitó varias veces su tablao de del barrio tokiota de Shibuya y explicó cómo "se acercaba a los músicos y comía con ellos, aunque no fueran importantes".



El director de la influyente revista nipona Paseo, Yuji Koyama, reconoció estar en "estado de 'shock'" y calificó al guitarrista como un "Dios del flamenco" que ha tenido mucha influencia en Japón.



"Si no fuera por Paco de Lucía, no existiría esta revista ni la gran pasión por el flamenco que hay en Japón, donde se calcula que hay unos 100.000 aficionados", destacó el director de la única publicación mensual del mundo especializada en flamenco.



Koyama, que lleva tres décadas al frente de Paseo y que asistió por última vez a un concierto de Lucía en 2005 en Tokio, añadió que el guitarrista y compositor consiguió internacionalizar una música que hasta ese momento se percibía como meramente española.



En este sentido, destacó la gran contribución que supuso su disco "Almoraima", editado en 1997 y considerado uno de los más importantes de su carrera.


El guitarrista nipón y responsable del Festival Iberia, Teruo Kabaya, aseguró que "no saldrá nadie que supere a Paco", al que conoció hace más de cuatro décadas en Madrid.

"Mi sueño era producirle un concierto aquí en el que actuara él solo ante un público muy reducido pero verdaderos aficionados al flamenco puro", comentó a Efe el guitarrista.

Japón es el segundo país, por detrás de España, en número de personas que aprenden y practican este cante y baile, patrimonio de la humanidad desde 2010.

Se calcula que el país asiático cuenta con 50.000 estudiantes y unas 80.000 personas vinculadas al mundo del flamenco.

by EL UNIVERSAL
by MÁXIMO MORENO 

Un instrumentista adelantado

Casi desde sus orígenes el género flamenco ha distinguido aquello que llama “cantes p’alante” de los denominados “cantes p’atrás”. La división no es sólo espacial: se refiere particularmente a si el cantaor se adelanta en el escenario y canta –él solo o junto con la guitarra-, o si permanece atrás dando un lugar predominante al baile. Pasado el tiempo, también la guitarra, que durante un largo período fue en el flamenco nada más que un instrumento para acompañar, pasó a ser de “toque p’alante” o “p’atrás”.
Pues bien, Paco de Lucía en cualquier circunstancia escénica era un guitarrista “p’alante” a causa del enorme peso que tenía su interpretación. Es suficientemente conocido que su carrera se desarrolló de manera independiente respecto de las compañías de baile flamenco que florecieron de manera extraordinaria en la segunda mitad del siglo XX.
Una pléyade de músicos, cantaores e instrumentistas, encontró su lugar en estas compañías. Paco de Lucía, en cambio, pudo forjarse una carrera de concierto sin antecedentes en el género; sin embargo nunca desestimó la presencia de bailaores en sus recitales, por muy acotada que fuera esa participación.
Tan cercanamente como 2013, Paco de Lucía estuvo en Buenos Aires y trajo con él como bailaor al Farruco, joven y brillantísimo artista de la dinastía de los Farrucos. También Manolo Soler y Joaquín Grilo, prestigiosos bailaores de diferentes generaciones, fueron en distintas épocas incorporados por Paco a sus presentaciones.
Seguramente los “palos” (nombre que se da a los ritmos del flamenco) estaban en estos casos coreografiados; es decir, no eran fruto de la improvisación, en el sentido más riguroso de la palabra, que habitualmente caracteriza al género. Pero Paco de Lucía dominaba sin duda los mecanismos de la guitarra de acompañamiento que dan ese sabor tan singular a la relación guitarra, baile y por supuesto cante.
En cualquier caso, el universo del baile flamenco lo reconoció como alguien propio, como alguien que también le pertenecía. Juan Manuel Fernández Montoya, el gran bailaor conocido como Farruquito y hermano mayor del Farruco, dijo al enterarse de la muerte de Paco de Lucía: “Se ha ido el más grande que nos quedaba”.
Hacía apenas dos semanas Farruquito le había escrito sobre un proyecto al que lo invitaba a participar. Paco le contestó que en ese momento estaba descansando en México, pero lo instó a que le enviara los detalles.
by Laura Falcoff- clarin.com
by MARISA FLÓREZ
La historia de la música española es un enigma. Despues del glorioso Siglo de Oro, el arte musical ibérico pareció precipitarse en el ocaso o, lo que de algún modo es bastante parecido, en la zarzuela. No es improbable que la expulsión de los judíos a fines del siglo XV tuviese su parte en ese ocaso. Tal vez con los judíos también la música haya emigrado de España. Sin judíos, la imagen prevaleció sobre el sonido: la España moderna fue una tierra de pintores.
La música española no desapareció del universo, sino que quedó suspendida en una esfera atemporal: Andalucía y el flamenco. Por completo anónima (desde el Barroco hasta fines del siglo XIX casi careció de nombres propios), la música española tuvo sin embargo una intensa sobrevida entre los compositores rusos y franceses. sus giros andaluces ejercían una especial fascinación. A mediados del siglo XX esos giros llegaron al corazón del jazz moderno: Sketches of Spain (1960) de Miles Davis es una bellísima muestra. Hasta ese momento la música española parecía haber vivido de reflejos. Por eso la irrupción de Paco de Lucía tuvo tal fuerza y significación. Ningún artista español había proyectado con tanta visión y talento la música andaluza; fue como si esa música se hubiera disparado de su cápsula con la fuerza de un tornado. Las ráfagas de su guitarra no hacen más que enfatizarlo.
by Federico Monjeau- clarin.com
Paco de Lucía, en un concierto en Paris Grand Rex de 2007.  
by STEPHANE DE SAKUTIN (AFP)

Zum Tode von Paco de Lucía: 

Der Freigeist des Flamenco

Die Konzerte von Paco de Lucía waren Hochämter des modernen Flamenco und auch nach Jahrzehnten noch revolutionär. Dabei war der Stargitarrist eigentlich Traditionalist - suchte aber unerlässlich nach Anknüpfungspunkten jenseits der Folklore.
Man hatte sich daran gewöhnt, dass er einfach da war, als Autorität der Szene. Ein Mann, der es schaffte, mit wenigen Tönen das Publikum ganzer Philharmonien zum andächtigen Zuhören zu bewegen, weil er seiner Gitarre die Seele entlockte. Ein Künstler, dessen Musikalität und Spielkultur so jenseits der üblichen Maßstäbe rangierten, dass niemand ihm auch nur annähernd das Wasser reichen konnte. Zwar machte sich Paco de Lucía zunehmend rar, spielte am liebsten im Kreise seiner Familie, tollende Enkel um ihn herum. Doch wenn er sich auf die Reise begab, waren seine Konzerte Hochämter des modernen Flamenco, auch nach Jahrzehnten noch im Kern revolutionär, weil er nie aufgehört hatte, an der Formensprache seiner Musik zu feilen.
Dabei war Paco de Lucía genau genommen Traditionalist, tief verwurzelt in der musikalischen Überlieferung seiner andalusischen Heimat. Geboren 1947 als Francisco Sánchez Gómez in Algeciras in der Nähe von Gibraltar, wuchs er in einem musikalischen, aber armen Elternhaus auf. Sein Vater war Gitarrist, verdiente sein Geld bei Festen und Feiern im Umland.
Flamenco gehörte zum Alltag der Familie, manchmal spielten Freunde bis zum Morgengrauen im Hof der elterlichen Wohnung um die Wette. Paco de Lucía lernte autodidaktisch vom Gesang seiner Schwester, von der Musik seiner Brüder. Die Gitarre nahm er in die Hand, sobald er sie halten konnte, übte rund um die Uhr, vor allem von dem Tag an, als der Vater den Neunjährigen aus Geldnot aus der Schule nahm. Das Instrument wurde für ihn zur Hoffnung, zur Perspektive, und der Ehrgeiz trug bald Früchte.
Mit 14 Jahren war Paco de Lucía bereits gut genug, um einen Gitarrenwettbewerb in Jerez zu gewinnen. Und er hatte etwas, das die Menschen faszinierte. Er zog mit Tanzensembles durchs Land, und lernte schnell, im Stil von Meistern wie Ramón Montoya oder Niño Ricardo zu spielen. Er fand sich bald in Studios wieder, nahm Mitte der sechziger Jahre bereits Platten mit seinen Brüdern Ramón und Pepe auf, die ebenfalls Gitarristen waren. Gegen Ende des Jahrzehnts schließlich erfolgte der Ritterschlag der Szene, als ihn der berühmteste Flamenco-Sänger der damaligen Zeit, Camarón de la Isla, als Begleiter wählte.

Chick Corea y Paco de Lucía, al final del concierto en Mendizorrotza. bylino Rico
Brückenschlag zum Jazz
Für manchen Kollegen wäre das bereits genug der Ehre gewesen. Doch Paco de Lucía machte weiter, experimentierte, suchte nach Anknüpfungspunkten jenseits der Folklore. Er gründete eine eigene Gruppe, schaffte es mit "Entre Dos Aguas" 1973 in die Hitparaden, einem Stück, das einen Hauch von Lateinamerika und eine Prise Pop mit ins bewährte Spiel brachte. Mehr und mehr öffnete Paco de Lucía den Flamenco für improvisierende und stilistisch verwandte Elemente aus dem mexikanischen, karibischen, nordafrikanischen Kulturraum.
Während er auf der einen Seite weiterhin mit Camarón und anderen Sängern der alten Schule wie Enrique Montoya, Antonio Mairena oder Fosforito arbeitete, wagte er sich gleichzeitig aus der Enge der Tradition hinaus. Sein Brückenschlag zum Jazz im Wettstreit mit den Kollegen John McLaughlin und Al Di Meola erwies sich als bahnbrechend. Das 1981 aufgenommene Album "Friday Night in San Francisco" machte ihn zum Superstar und sorgte gleichzeitig dafür, dass die Gitarrenkunst seiner Heimat im Bewusstsein einer großen Musiköffentlichkeit aus der Nische des Touristischen in die Sphäre der Kunst gehoben wurde.
Der Effekt war gewaltig. Denn was zunächst aus Neugier als persönliches Experiment begonnen hatte - die Ausweitungen des harmonischen Systems des Flamenco, die Veränderung der Instrumentierung etwa durch Bassgitarren und afrikanische Percussion in der Band, die Ergänzung der üblichen Tonskalen durch jazzige Intervalle - inspirierte eine junge Generation von Musikern. Paco de Lucías Popularität trug dazu bei, dass aus seiner Haltung eine Schule wurde, der bald Kollegen von Tomatito bis Gerardo Núñez folgten und sie souverän weiterführten. Flamenco wurde, ähnlich wie Tango, Salsa, Son populärer denn je, und sein Meister blieb Paco de Lucía, auch wenn nicht jeder Traditionalist darüber glücklich war, ausgerechnet einen Freigeist als Vater der Bewegung zu haben.
Allerdings hielt er sich seit den späten neunziger Jahren zunehmend zurück. Im Studio traf man ihn nur noch selten, Platten nannte er mit einem Augenzwinkern "Cositas Buenas" ("Nette Kleinigkeiten"). Statt um die Welt zu ziehen, blieb er lieber in seine Hacienda in Mexico und genoss das Leben nach dem Ruhm. Machte er sich dennoch auf den Weg, dann konnte er es nicht lassen, ein klein wenig weiter zu überraschen, indem er beispielsweise den Mundharmonikaspieler Antonio Serrano in seine Band nahm und die Tradition wieder um eine Klangnuance bereicherte. Als er Kind war, meinte Paco de Lucía einmal, habe man ihm gesagt, dass die Sprache des Flamencos aus zehn wichtigen Worten bestünde. Er habe jedoch nie eingesehen, warum es nicht tausend sein sollten. So hat er gespielt und gewirkt, ein Pionier, Skeptiker, Visionär, der die Musik seiner Väter dadurch erhalten hat, indem er sie vergrößerte.

by Von Ralf Dombrowski
Paco de Lucía y Leo Brouwer. by  Iván Soca

Paco de Lucía, 

maître de la guitare flamenco, est mort


Le guitariste flamenco Paco de Lucía a été pris d'un malaise, mardi 25 février, alors qu'il jouait avec ses enfants sur une plage de Cancún (Mexique), où il possédait une maison. Son cœur, qu'il avait profondément gitan, sans en être un lui-même, a lâché sur le chemin de l'hôpital. Né le 21 décembre 1947 à Algésiras (province de Cadix), Francisco Sánchez Gómez de son vrai nom, virtuose qui a su mélanger le flamenco sans le dénaturer, vivait à Palma de Majorque mais vagabondait de Tolède à Cuba.

La famille de Paco de Lucía était pauvre. Il a grandi dans le triangle magique du Sud andalou. Il a appris la guitare avec son père, ses frères, qui jouaient pour les riches dans des fêtes, après avoir parfois attendu toute la nuit qu'ils manifestent leur bon vouloir. Il est le seul guitariste flamenco à avoir étendu son champ d'expérience, son succès, son public, sans y laisser son âme. Paco de Lucía était comme le vin de Sanlúcar et respirait le parfum du Guadalquivir. Chaque rythme était pris avec le même sens du frôlement, comme des vagues, comme des brises.
LA DOUCEUR DES VIOLENCES
Rien n'est plus simple que de jouer virtuose et hystérique, Paco de Lucía était tout le contraire : la douceur des violences. Les caresses animées sur les cordes. Le jazz avait changé son regard, pas sa musique. Sa technique fascinante l'a faitintégrer le trio (guitares acoustiques) de John McLaughlin et Al Di Meola. Il a également rencontré Larry Coryell, Carlos Santana et Egberto Gismonti. Au début, leur aisance d'improvisation l'a effaré. Il a alors laissé parler son cœur, comme on le fait entre amis à Cadix, pendant une nuit flamenca, quand la fête est « formée ».
Paco de Lucía avait formé un couple extraordinaire avec le chanteur Camarón de la Isla, né dans la province de Cadix et qu'il avait rencontré à Madrid, en 1968, alors qu'il était artiste résident à la « Torres Bermejas Tablao ». Il y restera douze ans. Ensemble, ils enregistrent neuf disques, de 1969 à 1977, avant que Paco de Lucía cède sa place à l'un de ses étudiants, Tomatito.
Paco de Lucia commence sa carrière à l'âge de 14 ans, engagé comme guitariste pour la compagnie de danse José Greco. En tournée aux Etats-Unis, il croise Mario Escudero et Sabicas, deux guitaristes espagnols de renommée qui l'encouragent à mener une carrière de soliste. Il enregistre son premier disque en 1965 et donne un concert au Teatro Real de Madrid. En 1975, année charnière enEspagne qui revenait à la démocratie, Paco de Lucía connaît un grand succès commercial avec une rumba, Entre dos Aguas.
La famille de Paco de Lucía était pauvre. Il a grandi dans le triangle magique du Sud andalou. Il a appris la guitare avec son père, ses frères, qui jouaient pour les riches dans des fêtes, après avoir parfois attendu toute la nuit qu'ils manifestent leur bon vouloir. Il est le seul guitariste flamenco à avoir étendu son champ d'expérience, son succès, son public, sans y laisser son âme. Paco de Lucía était comme le vin de Sanlúcar et respirait le parfum du Guadalquivir. Chaque rythme était pris avec le même sens du frôlement, comme des vagues, comme des brises.
LA DOUCEUR DES VIOLENCES
Rien n'est plus simple que de jouer virtuose et hystérique, Paco de Lucía était tout le contraire : la douceur des violences. Les caresses animées sur les cordes. Le jazz avait changé son regard, pas sa musique. Sa technique fascinante l'a faitintégrer le trio (guitares acoustiques) de John McLaughlin et Al Di Meola. Il a également rencontré Larry Coryell, Carlos Santana et Egberto Gismonti. Au début, leur aisance d'improvisation l'a effaré. Il a alors laissé parler son cœur, comme on le fait entre amis à Cadix, pendant une nuit flamenca, quand la fête est « formée ».
Paco de Lucía avait formé un couple extraordinaire avec le chanteur Camarón de la Isla, né dans la province de Cadix et qu'il avait rencontré à Madrid, en 1968, alors qu'il était artiste résident à la « Torres Bermejas Tablao ». Il y restera douze ans. Ensemble, ils enregistrent neuf disques, de 1969 à 1977, avant que Paco de Lucía cède sa place à l'un de ses étudiants, Tomatito.
Paco de Lucia commence sa carrière à l'âge de 14 ans, engagé comme guitariste pour la compagnie de danse José Greco. En tournée aux Etats-Unis, il croise Mario Escudero et Sabicas, deux guitaristes espagnols de renommée qui l'encouragent à mener une carrière de soliste. Il enregistre son premier disque en 1965 et donne un concert au Teatro Real de Madrid. En 1975, année charnière enEspagne qui revenait à la démocratie, Paco de Lucía connaît un grand succès commercial avec une rumba, Entre dos Aguas.
by Véronique Mortaigne et Francis Marmande
Drapeaux en berne, trois jours de deuil annoncés dans sa ville natale, Algésiras, au sud de l'Espagne, déclaration émue du maire José Ignacio Landaluce à l'AFP :« La mort de Paco de Lucia transforme le génie en légende. Son héritage restera pour toujours, de même que la tendresse qu'il a toujours éprouvée pour sa terre. »L'annonce, mercredi 26 février dans la matinée, de la mort du guitariste Paco de Lucia, à l'âge de 66 ans, après une crise cardiaque, sur une plage de Cancún, au Mexique, a été un choc pour sa ville, sa patrie et la communauté mondiale des amateurs de flamenco, dont il était l'un des plus formidables interprètes.
Sa technique, indépassable, sa sensibilité, son érudition, sa générosité de musicien et d'homme seront aussi mises au service d'une relecture du grand répertoire de la musique classique espagnole. Et du jazz, en particulier au sein d'un trio à succès, dans les années 1980, avec le Britannique John McLaughlin et l'Américain Al di Meola, ou en duo avec le pianiste américain Chick Corea.

Paco de Lucía y Chick Corea

Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz

20 de julio de 2013
Chick Corea y Paco de Lucía_2001 by THOR CASTRO - EFE

Paco de Lucía: homenaje al 'monstruo'

El súbito fallecimiento del guitarrista a los 66 años es trágico para la cultura española: con él, se cierra un capítulo decisivo de la música del siglo XX


Paco de Lucía se le conocía como “el monstruo” porque probablemente no haya existido ni existirá un guitarrista flamenco de mayor dimensión desde la noche de los tiempos y hasta la actualidad. Su figura lo ocupa todo, se extiende como una mole titánica que provoca miedo atávico entre los aprendices y respeto profundo entre los mayores. Los herederos que ha dejado, particularmente Tomatito y Chicuelo, han vivido toda su carrera -y la que les queda, dios les guarde la salud muchos años- bajo una sombra larga y profunda que nunca se esfumará. Los que le precedieron, como el gran maestro Sabicas, duermen en los baúles de la historia porque Paco consiguió monopolizar el pasado, el presente y el futuro (todavía hoy se espera alguien que innove como él lo hizo, quizá en vano). El gran flamenco del siglo XX empezó a extinguirse con la muerte de Camarón en 1992 y acaba de cerrar su mayor etapa de esplendor con el fatídico infarto que se ha llevado a Paco de Lucía esta misma mañana. La cultura española, esa entelequia que muchos niegan, ha perdido a uno de sus pilares fundamentales.
Todo lo que se pueda decir de Paco de Lucía jamás podrá describir al completo su importancia. Él está entre el pequeño y decisivo puñado de artistas que le dieron entidad absoluta al flamenco como gran arte: no una simple expresión popular con rastros de primitivismo, tizne de las minas y sudor espeso de fragua, un griterío para gitanos desgarrados y salvajes incapaces de acoplarse a los ritmos del cambio, sino algo mucho mayor que todo eso, una conexión profunda entre la España telúrica del siglo XIX, la traumática del XX y la que volvía a mirar al mundo y al futuro con esperanza. La guitarra española necesitaba en su momento un prohombre que le sacara todo su partido, que uniera su dimensión clásica -existe una grabación de el “Concierto de Aranjuez” del maestro Joaquín Rodrigo tocada por Paco de Lucía, de oído, por supuesto, pues nunca ha sabido leer una partitura ni le dio la gana aprender; también se atrevió con la suite “Iberia” de Albéniz, nada menos-, que asentara las bases del acompañamiento sobrio del cante jondo y que también pudiera volar por libre con un lenguaje nuevo.
Paco de Lucía
La irrupción del joven Francisco Sánchez Gómez en el flamenco de los años 60 marcó ese punto de inflexión entre un flamenco anterior, rudo y folclorista, que tenía como exponentes populares a personajes como El Pescaílla, y un flamenco moderno, estilizado como era el toque de Paco de Lucía, elegante y elástico, alargando con suavidad la cadencia de los palos, añadiendo profundidad y el triple de sentimiento al tiempo de la soleá, la bulería y las alegrías, y una reformulación casi ‘experimental’ en palos populares como la sevillana o la rumba, que hizo absolutamente suya en composiciones legendarias como “Entre Dos Aguas”, su pieza más reconocible en solitario, incluída en el que también es su mejor álbum, “Fuente y Caudal” (1973). Más tarde, a finales de aquellos 60 que aquí no pudieron ser hippies pero sí algo ye-yés, y de eso también tenía algo Paco, con su melena rubia y su mirada al infinito, conoció a Camarón de la Isla y su alianza creativa duró casi hasta el final: el cantaor revolucionario y el guitarrista explorador grabaron discos que abrieron el flamenco al gran público (“Calle Real”“Castillo de Arena”, etc.), dieron conciertos que culminaban en histeria y olés, y se estimularon mutuamente para abrirse a lenguajes que el flamenco conservador de entonces de Terremoto, Chocolate, Fosforito o El Cabrero -aunque doloroso como un cuchillazo, demasiado arraigado en lo formal- ni siquiera había podido imaginar. La mala vida de Camarón les alejó, pero nunca lo suficiente como para que no se quisieran como hermanos gemelos.
Paco de Lucía participó en “La Leyenda del Tiempo” (1978), pero su viaje en solitario a la busca de los límites es aún más importante. Con él, el flamenco se abrió al jazz, entró en la banda de Chick Corea junto a otros ‘jóvenes flamencos’ como Jorge Pardo y Carles Benavent para grabar “Touchstone”, incitó a la promiscuidad con el pop, el rock y la fusión, y sin perder ni una sola vez la esencia de su arte, que cultivó con la dedicación y seriedad de un monje. A nivel técnico, las innovaciones en el toque de Paco de Lucía revolucionaron la guitarra: para los nuevos aprendices era un estímulo y una tortura, porque sumó más dedos a la ejecución de acordes difíciles, impulsó una digitación diabólica y obligó a comprender la música de una manera más global, una voracidad para la que muchos músicos no estaban ni física ni mentalmente preparados. Los guitarristas de jazz más dotados de los 70 y los 80 les respetaban -el británico John McLaughin y el norteamericano Al DiMeola, por ejemplo, con los que grabó, entre otros discos, aquel tremendo “Friday Night in San Francisco”, donde Paco les dominaba, les llevaba por caminos inesperadas, nunca se quedaba atrás cuando sus compañeros le encerraban en laberintos jazzísticos de complicada ejecución-, y el gran arte tiene una deuda con él que no se salda ni con premios Príncipe de Asturias (2004, coincidiendo con “Cositas Buenas”, su último disco de estudio) ni con homenajes póstumos.
La cuestión es muy sencilla: el concepto de ‘cultura española’, hoy tan entredicho por las habituales disputas cainitas y estériles que se producen en los gallineros del poder, se comprende a partir de figuras como Paco de Lucía, alguien que está a la altura -ya podemos hablar en términos retrospectivos e históricos- de Manuel de Falla, Federico García Lorca, Isaac Albéniz, el omnipresente Camarón, Morente o el torero José Tomás. Cultura española, y no únicamente andaluza: el de Algeciras nunca fue un artista localista, o cuanto menos alcanzó la distinción de ‘glocal’ -un arte insular proyectado a toda la humanidad-. Por supuesto, tampoco era gitano. Y esa fue otra de las grandes barreras que derribó en el flamenco: Camarón, que era un intransigente en términos de raza (“los gitanos tienen un arte especial para el flamenco, para el toque, el cante, el baile y el toreo, y ningún payo lo puede igualar”, decía muy convencido), se tuvo que comer sus palabras con Paco, al que admiraba como a su igual. Con ‘el monstruo’, a sus 66 años, artrítico y semi-retirado hasta ayer, se va una parte esencial del siglo XX universal y probablemente la figura más importante de la música española de las últimas décadas. Hace casi 22 años que se murió Camarón y se vuelve a repetir un momento de la misma trascendencia, un momento durísimo y triste.
by FRANCISCO BERNABÉ
Escucha algunos de los temas más conocidos de Paco de Lucía:
http://www.lavanguardia.com/musica/20140226/54401749512/paco-de-lucia.html
by Javier Salas

Falleció Paco de Lucía, 

un virtuoso de la guitarra

El hombre que hacía llorar la guitarra ha muerto. Paco de Lucía, que revolucionó el flamenco en la década de 1960 y 1970 con su peculiar –y apasionada- forma de interpretar elcante jondo, falleció este miércoles a los 66 años en Cancún, México.
Nadie sabe a ciencia cierta que pasó. Algunos medios de comunicación afirman que estaba jugando con uno de sus hijos en la playa cuando comenzó a sentirse mal. De inmediato fue trasladado a un hospital, donde falleció. Su sobrino Ramón Sánchez comfirmó la noticia.
Hacía años que esta leyenda se estaba retirando. Ya no se lo veía tan a menudo en los escenarios del mundo, después de haberlos recorrido hasta la saciedad.
Poco a poco buscó la placidez del Caribe, ubicando su residencia en Cuba, y pasando mucho tiempo en las playas de la península de Yucatán, donde finalmente murió.
"La muerte de Paco de Lucía convierte al genio en leyenda. Su legado perdurará por siempre", dijo José Ignacio Landaluce, el alcalde de su ciudad natal, Algeciras, un pequeño municipio en la punta de España, frente al Mediterráneo, donde comenzó su romance con la guitarra y la música el 21 de diciembre de 1947.
En 2004 recibió el premio Príncipe de Asturias de las Artes. El jurado decidió otorgarle este premio al considerar que "todo cuánto puede expresarse con las seis cuerdas de la guitarra está en sus manos".
Y era cierto, cada vez que uno pensaba en un guitarrista, la primera imagen que llegaba era la de sus ojos cerrados, concentrado, entregado a su sonido.

Los inicios

Cuando nació Paco de Lucía se llamó de otra manera: Francisco Sánchez Gómez, hijo de Lucía Gómez (apodada La Portuguesa) y de Antonio Sánchez, a quienes siempre reconoció como su primera influencia en la vida: su padre fue quien le enseñó a tocar la guitarra.
Y su madre, pues quedó para siempre atado a su nombre: "Paco, el de Lucía".
Las cosas continuaron en familia: a los 12 años comienza a presentarse junto a su hermano Pepe en un dúo que se conoció como los Chiquitines de Algeciras. Fue durante esta etapa que recibió su primer premio: a los 14 se queda con el Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez de la Frontera.
Mientras rasgaba las cuerdas en la guitarra en los tablaos del sur de España, escucharía los que serán sus dos grandes influencias para la revolución que iniciaría años más tarde: el Niño Ricardo, un guitarrista virtuoso que pobló con su talento los escenarios en la década del 50 y Agustín Castellón Campos, más conocido como Sábicas, que había llevado la interpretación de la guitarra a otro nivel, más alejado de lo popular y más cercano a convertirlo en instrumento de concierto.
Paco de Lucía también llevaría el flamenco a otra dimensión.
Pero antes tendría que conocer a un socio extraordinario: Camarón de la Isla.

El Renacimiento del flamenco

Hacia 1968 ocurre un encuentro fundamental en su vida: conoce en Torres Bermejas, un tablao flamenco de Madrid, a José Monje Cruz, que la música recordará como el inmenso Camarón de la Isla, tal vez uno de los mejores cantaores flamencos de la historia.
Cuando nació Paco de Lucía se llamó de otra manera: Francisco Sánchez Gómez, hijo de Lucía Gómez (apodada La Portuguesa) y de Antonio Sánchez, a quienes siempre reconoció como su primera influencia en la vida: su padre fue quien le enseñó a tocar la guitarra.
Y su madre, pues quedó para siempre atado a su nombre: "Paco, el de Lucía".
Las cosas continuaron en familia: a los 12 años comienza a presentarse junto a su hermano Pepe en un dúo que se conoció como los Chiquitines de Algeciras. Fue durante esta etapa que recibió su primer premio: a los 14 se queda con el Concurso Internacional de Arte Flamenco de Jerez de la Frontera.
Mientras rasgaba las cuerdas en la guitarra en los tablaos del sur de España, escucharía los que serán sus dos grandes influencias para la revolución que iniciaría años más tarde: el Niño Ricardo, un guitarrista virtuoso que pobló con su talento los escenarios en la década del 50 y Agustín Castellón Campos, más conocido como Sábicas, que había llevado la interpretación de la guitarra a otro nivel, más alejado de lo popular y más cercano a convertirlo en instrumento de concierto.
Paco de Lucía también llevaría el flamenco a otra dimensión.
Pero antes tendría que conocer a un socio extraordinario: Camarón de la Isla.

El Renacimiento del flamenco

Hacia 1968 ocurre un encuentro fundamental en su vida: conoce en Torres Bermejas, un tablao flamenco de Madrid, a José Monje Cruz, que la música recordará como el inmenso Camarón de la Isla, tal vez uno de los mejores cantaores flamencos de la historia.
También entonces comenzó a sumar otros géneros. Amante del jazz, le incorporó elementos del ritmo de Nueva Orleans a su interpretación, que fueron construyendo una nueva forma de escuchar los ritmos que había hechos famosos durante las décadas anteriores.
Fue entonces que después de ganarse el público del planeta entero, comenzó a granjearse el amor de la crítica. Por ejemplo, el gigante Eric Clapton lo definió en su libro "Guitarra: música, historia e intérpretes" como una "figura titánica de la música flamenca".
De hecho, la BBC lo describe en su perfil musical como un "maestro del contraste, que muchas veces mezclaba sus populares rasgaos y otras técnicas, con unas extraña escala de tonos de sus composiciones de jazz. Esas innovaciones jugaron un papel fundamental en la evolución del flamenco tradicional hacia su fusión con el latin jazz".
También entonces comenzó a sumar otros géneros. Amante del jazz, le incorporó elementos del ritmo de Nueva Orleans a su interpretación, que fueron construyendo una nueva forma de escuchar los ritmos que había hechos famosos durante las décadas anteriores.
Fue entonces que después de ganarse el público del planeta entero, comenzó a granjearse el amor de la crítica. Por ejemplo, el gigante Eric Clapton lo definió en su libro "Guitarra: música, historia e intérpretes" como una "figura titánica de la música flamenca".
De hecho, la BBC lo describe en su perfil musical como un "maestro del contraste, que muchas veces mezclaba sus populares rasgaos y otras técnicas, con unas extraña escala de tonos de sus composiciones de jazz. Esas innovaciones jugaron un papel fundamental en la evolución del flamenco tradicional hacia su fusión con el latin jazz".
by Redacción BBC Mundo
Paco de Lucía (izqda.) y Manolo Sanlúcar by Paco Manzano

Spanish flamenco guitarist Paco de Lucia dies at 66

World-renowned Spanish guitarist Paco de Lucia has died aged 66 in Mexico, reportedly of a heart attack while playing with his children on a beach.
The death of one of the most celebrated flamenco guitarists was announced by the mayor's office in Algeciras, southern Spain, where he was born.
He is said to have died in the Mexican resort of Cancun.
Famous for a series of flamenco albums in the 1970s, he also crossed over into classical and jazz guitar.
He also worked on films by Spanish director Carlos Saura, notably appearing in his 1983 version of Carmen, which won a UK Bafta award for Best Foreign Language Film in 1985.
Algeciras is to hold two days of official mourning. Its mayor, Jose Ignacio Landaluce, called the musician's death an "irreparable loss for the world of culture and for Andalusia".
He had lived both in Mexico and in Spain in recent years.
Paying tribute to a "very special musician", fellow Spanish flamenco guitarist Paco Pena, 71, told BBC Radio 4's Front Row: "Once in a while someone comes along in a musical discipline who changes everything, who sees things that others have not seen up to that point, and Paco de Lucia was one of these people.
"After him, flamenco radically changed and the proof is that so many young people have taken his lead and now flamenco is full of that virtuosity."
'I knew every rhythm'
He was born Francisco Sanchez Gomez on 21 December 1947, the son of flamenco guitarist Antonio Sanchez, who was of Gypsy origin. He took his stage name in honour of his mother, Lucia Gomes.
It is believed he had played the guitar from the age of five.
"My family grew up with the Gypsies," the guitarist was quoted as saying in a 1994 article in Guitar Player.
"My father and all my brothers played guitar, so before I picked it up, before I could speak, I was listening. Before I started to play, I knew every rhythm of the flamenco. I knew the feeling and the meaning of the music, so when I started to play, I went directly to the sound I had in my ear."
At the age of 18 he recorded his first album in Madrid.
One of the great musical partnerships of his life was with the singer Camaron de la Isla, who died in 1992. The two men recorded albums in the 1970s, which inspired a New Flamenco movement.
In 2004, Paco de Lucia was awarded Spain's prestigious Asturias Prize for Art as the "most universal of flamenco artists".
The jury said at the time: "His style has been a beacon for young generations and his art has made him into one of the best ambassadors of Spanish culture in the world."
Among those he worked with outside Spain was British guitarist John McLaughlin.
News of his death became the top trend among Spanish users of Twitter. "Rest in peace," wrote one tweeter. "You'll teach the angels to play guitar!"
"One of my heroes died today," wrote another. "One of the best musicians ever."
line break
Your memories
Profile picture of Christian Bouic
Musician Christian Bouic: "I will miss him"
I am a musician with affiliations to the flamenco world, so it was with shock and great sadness to hear from a colleague of Paco de Lucia's passing away this morning. Myself and many colleagues were influenced by the 'storm' right from the onset of Paco's popularity surge in Spain, well before it became worldwide, as we were part of a London flamenco community at the time. And so his influence on our lives was as great, if not far greater than those who might have been influenced by Pink Floyd or Queen. I will miss him. Rest in peace, with unending thanks for making so many happy times in our lives. Christian Bouic, London, UK
I make flamenco guitars in Portland, Oregon. I had an opportunity to have one of my clients recently visit with Paco de Lucia. Yes, he has played hundreds of concerts, yet, he has retained the enthusiasm, the charisma, of a person who looks beyond the glitz of the stage. Maestro Paco de Lucia was a true artist! I am privileged to have had one of my guitars in his hands. Peter Tsiorba, Portland, Oregon, USA
I saw Paco play in Toronto and it was a high point in my life. His artistry, his skill, his feeling, his originality in the flamenco form inspired me and countless others to take up the flamenco guitar and try to play it ourselves, to express ourselves and life through the Spanish blues.Christopher Black, Ontario, Canada
I saw Paco De Lucia many years ago in Seville and was mesmerized by his playing. Camaron de la Isla was in the audience and was so moved that he joined Paco on stage for a few songs. The musical world has lost a great performer whose skill in the flamenco style will probably never be matched. May his music continue to inspire and bring joy and entertainment to the world. He was certainly an icon. We lost a great one.Mitch Million, Sanford, NC, USA
His music made my hair stand on end. Listening to Entre Dos Aguas got me playing again so I have lots to thank him for. Attending a live performance was one of life's privileges. Nigel Sudlow, Leamington Spa, UK
I live with flamenco music, actually with Maestro Paco de Lucias's albums since I was 17. Now I'm 43. He was and will be forever the only reason for my love for flamenco music. I saw him for the last time in Belgrade in 2012. In the end I can only say 'muchas gracias grande maestro Paco.Bore Videvski, Veles, Republic of Macedonia
I had the pleasure of meeting and speaking with this extraordinary artist in Seoul, Korea in the 1990s, after a concert he did with John McLaughlin and Al DiMeola. And yes, of course it was as insanely brilliant as the trio's incendiary recordings, only live. Paco de Lucia - every inch a musical genius, and a gentleman in the bargain. Kitka, Shenzhen, China
Paco de Lucia performs at The Royal Festival Hall
Martyn Strange: "I was invited to take photos"
I discovered Paco back in the early 1970s. When I first heard his guitar playing it left me breathless. Here was a music that had 'this is life' stamped all over it and embedded deep within it. It was the skill of the artist that was putting it there. This is when my life-long love affair with duende began. I had the great good fortune to see him twice, once with his flamenco troupe and once with McLaughlin and de Meola. Both evenings remain in my heart to this day. It is not often in a lifetime that we are graced with an artist with the skill, heart and soul such as the one Paco carried. I for one will sadly miss him and his duende.Geoffrey smith, Copenhagen, Denmark
I was blessed to visit his five concerts during his tour in Croatia in 2012 and also had the privilege to meet him in person. Maestro gave to all aficionados and music lovers the best performance that guitar can give. Alongside Maestro Segovia, Spain and the world have lost the greatest guitar music ambassador. Whenever you hear angels handclapping be sure that Maestro is playing his guitar somewhere. Ratko Bajakic, Zagreb, Croatia
I was privileged enough to be invited to his concert at The Royal Festival Hall in 2012 to take photos. I feel that the photos I took captured him in a very special moment. The performance was immense. Martyn Strange, London, UK.
by bbc.com
Chick Corea y Paco de Lucía, al final del concierto en Mendizorrotza. by lino Rico

Paco de Lucía obituary

The fame and influence of the guitarist Paco de Lucía, who has died aged 66 from a suspected heart attack, reached far beyond the intense and sometimes enclosed world of Spanish flamenco. His musical role inCarlos Saura's Carmen (1983) was as arresting in its way as the first glimpse of Laura del Sol, the film's luminous lead. The director-choreographer Saura cleverly reinvented the opera as a contemporary fable while retaining the original's elements of passion, possession, jealousy and obsession. De Lucía's interpretation respectfully returned Bizet's score – a French fantasy of Spain – to its Moorish antecedents. He also gave Carmen's timeless melodies a fresh, international appeal that chimed with the movie's arthouse success.
De Lucía had begun to broaden his horizons in the late 1960s, on teaming up with the charismatic young singer Camarón de la IslaTheir partnership yielded many great recordings and signalled the arrival of the New Flamenco.
De Lucía's rumba Entre Dos Aguas (Between Two Waters, 1973 ) became a very popular recording in Spain. Towards the end of the 70s De Lucía delivered further surprises to the flamenco world when he collaborated in an acoustic summit with the guitarists John McLaughlin and Larry Coryell – both already lauded as superstars of electric jazz fusion – known as the Guitar Trio. A later version of the trio included Al Di Meola, with whom De Lucía had collaborated on the album Elegant Gypsy (1977).
The inclusion of De Lucía's captivating version of flamenco – completely authentic, yet open-minded – in this virtuoso and stadium-friendly context brought him new admirers worldwide.
From the 80s onwards, his own band incorporated several instruments that are "new" or unfamiliar within flamenco, such as the cajón, a box-like percussion instrument from Peru, saxophone, flute, brass, chromatic harmonica and fretless bass guitar. Yet these novel sounds are always deployed carefully and ingeniously alongside the traditional elements ofpalmas (handclaps), guitars and vocals.
The effect is still exhilarating and was startlingly fresh at the time, giving the emerging audience for "world music" a taste of improvised music that was far from the familiar tropes of jazz and blues. De Lucía often incorporated a dancer in his ensemble, which helped take the intensity of his performances to thrilling heights. With De Lucía there was never any sense that the audience was witnessing a heritage act – each gig, each festival spot felt newly minted, like the best music of any genre.
Yet it would be a mistake to regard what De Lucía did as "fusion". He always stayed true to the flamenco music of his youth. It was only the context, the setting, the juxtaposition that was new. He also delighted in the flamenco guitarist's traditional role as accompaniment – to dance, song or another guitar – and made a virtue of this element at concerts in which he was the self-effacing star attraction. This is another reason why his on-screen presence in the Carmen film was so discreetly effective.
He was born Francisco Sánchez Gomez in Algeciras, in the province of Cádiz, across the bay from Gibraltar. As an infant prodigy he was pushed into intense study of flamenco guitar by his guitarist father, who would oblige him to practise for 10 or 12 hours a day. He began playing professionally aged 12, taking the stage surname De Lucía from his Portuguese mother, Lucia Gomes; Paco, the diminutive of Francisco, was a common name in the area.
At the age of 14 he was recruited for the prestigious company of the dancer José Greco, playing on three international tours. While in the US with Greco, De Lucía encountered the flamenco master Sabicas, who gave the young guitarist advice he was to heed subsequently – that he should not copy the work of others. However, the older guitarist, like many more flamenco purists, would later criticise De Lucía's tendency to push his music beyond the genre's fiercely patrolled boundaries.
Occasionally in interviews De Lucía would express mild frustration with the limitations of the guitar, as to Barry Cleveland in Guitar Player magazine: "What I like best about flamenco is the singing and I might have become a singer if I had not been such a shy child. It is difficult to 'sing' with a guitar … it can only produce notes of very short duration." Flamenco music is also elusive in that it has been transmitted through an oral tradition: "It is impossible to write down what is being sung because 80% of it is expression. Flamenco is a very pure music that comes from inside of you – from the blood."
Another manifestation of his great restlessness was his performance ofJoaquín Rodrigo's Concierto de Aranjuez – a time-consuming project for someone not normally used to starting from notated music.
De Lucía's awards ranged from a prize at an International Flamenco competition in Jerez in 1959 to the national Asturias prize for art in 2004. He won Latin Grammies in 2004 and 2012.
Among the family members who performed with De Lucía were his brothers Pepe, a singer, and Ramón (de Algeciras), a guitarist, who died in 2009. With his first wife, Casilda Varela, De Lucía had three children, and with his second, Gabriela Carrasco, he had two.
• Paco de Lucía (Francisco Sánchez Gomez), guitarist and composer, born 21 December 1947; died 25 February 2014.
Juan el de la Vara con Paco de Lucía

Legendary flamenco guitarist Paco de Lucia dies

Paco de Lucia, the Spanish guitarist who brought flamenco to a world audience, has died in Mexico aged 66, officials in his Andalusian hometown said Wednesday.
Born Francisco Sanchez Gomez, he was credited with modernising the Spanish Gypsy tradition with jazz and bossa nova influences during a decades-long career.
The mayor's office in his southern hometown of Algeciras, deep in flamenco country, said De Lucia died in Mexico of a heart attack. "Paco de Lucia's death turns his genius into a legend," said the mayor of Algeciras, Jose Ignacio Landaluce, in a statement. "Although he has gone, his music, his wonderful way of playing and his character will always be with us."
The town called three days of mourning and flew flags at half-mast for "the greatest guitarist of all time".
Born into a humble family in the southern Spanish region on December 21, 1947, de Lucia grew into a musical giant who blended jazz, pop and classical influences with the folk tradition of flamenco. He credited his father, a singer of Gypsy origin, with introducing him to music, encouraging him to practise for hours.
"The gypsies are better since they listen to music from birth. If I had not been born in my father's house I would be nobody. I don't believe in spontaneous genius," the guitarist once said.
From the age of just 12 de Lucia was out playing and earning at flamenco "tablaos" - the intimate, smoky bars that are home to the authentic form of the tragic gypsy lament and dancing.
By 15 he had moved to Madrid and by 18 brought out a first album.
It was in Madrid that he met another gifted teenage flamenco artist, the singer Camaron de la Isla, then just 15 and freshly arrived in Madrid. The two young men formed a legendary flamenco partnership, touring and recording together until Camaron's death from cancer in 1992.
In 2004, de Lucia was awarded Spain's prestigious Asturias Prize for Art as the "most universal of flamenco artists".
"His style has been a beacon for young generations and his art has made him into one of the best ambassadors of Spanish culture in the world," the jury said at the time.
He had lived elsewhere in Spain and in Mexico and toured widely, notably in the United States.
In the 1980s de Lucia teamed up with guitarists John McLaughlin and Al di Meola to produce the classic album "Friday night in San Francisco".
He branched out into jazz and bossa nova, drawing the scorn of traditionalists.
But he claimed to stay faithful to his origins, hunched over his guitar and grimacing with emotion as the flamenco "duende", or spirit, possessed him.
"Whatever I do my sound will always be flamenco – because I am what I am," he said. "Being a flamenco player is what gives me strength."
Paco de Lucía y Chick Corea by  L.RICO

Paco de Lucia

Barbican, London
One of the wonders of flamenco is the way the most elemental human sounds - raw vocal utterances and handclaps - are wedded to the most sophisticated and virtuosic music. Furthermore, this mixture of passion and technique is crafted without self-consciousness or contrivance in an improvised whirlwind of dance and storytelling forms rather than within the prescribed structures of songs or formal composition.
Guitarist Paco de Lucia is one of the international high-profile heroes of flamenco, deeply immersed in idiom, yet always willing to stray from the path. This sold-out concert is structured to show both his fidelity to the tradition and his instincts for adventure. The first set opens with a long solo improvisation. In a manner reminiscent of an Indian classical musician, de Lucia takes his time. For the next few numbers, the commanding sound of his acoustic guitar is augmented by percussion, handclaps and/or singers who walk on and off the stage as required. He improvises another stunning solo: there are moments when you feel de Lucia is still surprising himself with what his fingers can find on the instrument. Even the most rapid and flamboyant passages are more like adventures than exercises in style or technique.
For the second set de Lucia is joined by his band - two singers, percussion, second guitar, bass and multi-instrumentalist Antonio Serano, whose chromatic harmonica adds a welcome new flavour to the ensemble sound. Other numbers provide solo space for singers Montse Cortés and Tana and the emotive, Pastorius-influenced fretless bass of Alain Perez. The rhythmic rapport between de Lucia's guitar and Pirana's percussion is a constant delight, driving the ensemble hard while remaining sensitive to the ebb and flow of the improvised performances.
Nothing in de Lucia's performance is contrived, "targeted" or predictable. His tunes have a way of lulling the listener into expecting one kind of resolution - then taking another direction entirely, with a chord or figure reminiscent of jazz or African music. The pieces evolve from light to shade, from fury to reflection - like the mood swings, intense passions and adrenaline-driven actions of everyday human experience, in laughter, fear, anger or love. That's why flamenco speaks to everyone. The audience jump to their feet and remain there, applauding, for more than five minutes before the band returns for an encore.

Despite all the detours in Paco de Lucia's career, his current seven-piece ensemble maintains links with his past. Still present from the group's original 1981 incarnation are flautist Jorge Pardo, Paco's brother Ramon on guitar, percussionist Rubem Dantas and Carlos Benavent on bass and mandola. They have the kind of rapport that only a couple of decades of playing together can bring.
There's no space for de Lucia's jazzier excursions here, but there's plenty of traditional improvisation. He began with a solo guitar piece that apparently fell together by accident. At first, he seemed just to be tuning up, then suddenly he was in full flying-fingered spate, commanding the stage like a baleful stone lion. Even if he was only filing his nails you'd feel compelled to pay attention.
Then the band began to slip in from the wings, in assorted configurations. A couple of them clapped and stamped their feet while Dantas whacked out some cross-rhythms behind de Lucia's thrumming guitar. Then we had three guitars engaged in a dramatically stereophonic debate, buoyed up by Benavent's five-string bass. And finally, the ensemble sat in a semicircle, Paco driving the music forward by what appeared to be mind control.
Whether this is totally unadulterated flamenco I couldn't be certain, but there's a dark undertow to it that exerts an irresistible pull. It wasn't until Joaquin Grilo suddenly sprang to his feet and snapped into a tense and dramatic dance routine that the picture felt complete. He dances with the deadly precision of an assassin, his heels flying across his dancer's platform like machine-gun fire.
The performance grew faster, tighter and more intense, drawing yells of encouragement from the audience. De Lucia's stinging guitar-patterns began to hum through the air like tracer bullets. After one well-drilled encore, he shrewdly left us begging for more.
Paco de Lucía en el Festival Leyendas de la Guitarra (1991).  
by RODRÍGUEZ APARICIO

Paco de Lucia dies at 66; influential Spanish guitarist

The Latin Grammy winner modernized flamenco by introducing influences from other genres of music, such as jazz and salsa.



Paco de Lucia (guitarist): Like my father, Paco is considered the grandmaster of his genre and is largely responsible for the global popularity of flamenco music today. As a string player I'm very inspired by his technique. And my love of flamenco grew, so much so that last year I went to Spain to study the style, and ended up making an album which explores the great traditions of Spain and India, which will release later this year. - See more at: Paco de Lucia, a renowned Spanish guitarist who dazzled audiences with his lightning-speed flamenco rhythms and finger work, died Wednesday in Mexico. He was 66.
De Lucia suffered a heart attack while on vacation at the Caribbean beach resort of Playa del Carmen and was taken to a hospital where he died, Mexican officials said.
De Lucia — whose real name was Francisco Sanchez Gomez — was best-known for flamenco but also experimented with other genres of music. One of his most famous recordings was "Friday Night in San Francisco," recorded with fellow guitarists John McLaughlin and Al Di Meola in 1981.
During the 1960s and 1970s, de Lucia formed a popular duo with late flamenco singer legend Camaron de la Isla, with the two working together on 10 records.
His 1973 rumba "Entre Dos Aguas" (Between Two Waters) became one of the most popular recordings in Spain.
De Lucia was awarded the Spanish Culture Ministry's Fine Arts Gold Medal in 1992 and the prestigious Prince of Asturias prize for the Arts in 2004.
Born Dec. 21, 1947, in Algeciras, Spain, de Lucia was immersed in flamenco music from an early age, with his father, Antonio, and two brothers playing guitar and a third brother an accomplished flamenco singer. He took his artistic name from that of his Portuguese mother, Lucia.
De Lucia was from a poor background, and his formal schooling ended when he was 11. He was soon out playing flamenco in local bars. At 14 he made his first record with his brother Pepe, "Los Chiquitos de Algeciras" (Kids of Algeciras).
Although de Lucia had no formal musical training, from an early age he impressed people with his remarkable dexterity, hand strength and technique that allowed him to produce machine-gun-like "picado" riffs so characteristic of flamenco guitar.
"I have always found that the more technique you have the easier it is to express yourself," he told Spain's El Pais newspaper in a 2004 interview. "If you lack technique you lose the freedom to create."
Arguably the most influential flamenco artist ever, he infused new life into the traditional art form and is credited with modernizing it by introducing influences from other musical forms such as jazz, bossa nova, classical and salsa.
His own sextet, formed in 1981, included bass, drums and saxophone. In addition to his work with McLaughlin and Di Meola, his high-profile collaborations included work with guitarist Larry Coryell and pianist Chick Corea, who joined de Lucia's sextet for the album "Zyryah" in 1990. In 1995 he played with Bryan Adams on the song "Have You Ever Really Loved a Woman."
His last studio album, "Cositas Buenas," (Good Things) earned him his first Latin Grammy in 2004, and his 2012 live recording "En Vivo" (Live) received a second.
Paco y Camaron . by PEPE LAMARCA (QUIPOS PRESS)

Paco de Lucía, Flamenco Guitarist, Dies at 66

Paco de Lucía, who was born into a musical family and grew up to become one of the world’s greatest guitarists, mastering flamenco music and finding new audiences by blending it with jazz and other genres, died on Wednesday in Mexico. He was 66.

His death was confirmed by a municipal official in Mr. de Lucía’s native city, Algeciras, on the coast of southern Spain.

Gaspar Armando García Torres, the Quintana Roo state attorney general, told Mexico’s Enfoque Radio that Mr. de Lucía had had a heart attack while on vacation at the Caribbean resort town of Playa del Carmen and died in a hospital, The Associated Press reported.

Mr. de Lucía established himself as a leading flamenco artist in the 1960s and ’70s, notably after forming a partnership with Camarón de la Isla, a singer who is widely considered to have revived and revolutionized flamenco in Spain. The duo released more than 10 records, both of classical flamenco and a fusion of rock and pop. Camarón de la Isla died in 1992.

With the backing of bongo players and an electric bass, Mr. de Lucía produced one of Spain’s most familiar tunes, a rumba called “Entre Dos Aguas” (Between Two Waters), which was part of an album released in 1973, in the final years of the Franco dictatorship.

Mr. de Lucía was renowned for “the intensity of his concentration” and for the way he had “pushed flamenco’s traditional roots both backward and forward,” Ben Ratliff wrote in The New York Times in 2004 in a review of a de Lucía performance, with singers and a rhythm section, at the Beacon Theater in Manhattan.

Mr. de Lucía’s virtuosity was grounded in age-old flamenco techniques: hard-edge strumming, breakneck runs with every note sharply articulated, a touch that could be feathery or imperious, suspenseful phrasing and, most of all, a volatile sense of dynamics and drama.  

He opened flamenco’s traditional boundaries to rhythms, harmonies and instruments from the wider world. Even when he was playing a tango, using jazz chords or backed by an electric bass, his music remained unmistakably and authoritatively flamenco.

“I am a purist within my aura of revolutionary, vanguardist or creator,” Mr. Lucía said in a 2004 interview with the Spanish newspaper El País. “I’m still a purist because I have  always respected what I think is respectable. What I have is not the obedience the purists continue to have, but the respect for the essence, the old, the valid. Memory.”

He added: “What you do has to have credibility.  No matter how far you go harmonically, no matter how crazy it seems,  it has to smell and sound like flamenco.”

In the same interview, Mr. de Lucía said that the pressure to record frequently — something unknown to previous generations of flamenco performers — had compelled him to keep extending his music, “to keep growing and learning.”  He insisted that his prodigious technique was never an end in itself.

“You must have enough technical dominion to forget about it,” he said. “That is when you can begin to express yourself.”

He was born Francisco Sánchez Gómez in Algeciras on Dec. 21, 1947, and aspired to play the guitar from childhood after receiving his first lessons from his father. When he was 14, he won an international flamenco competition and shortly thereafter made his first recording, “Los Chiquitos de Algeciras,” with his brother Ramón, who also played guitar.

His Gypsy neighborhood inspired his stage name. It was full of children called Paco (short for Francisco), he said, so he was referred to as “the Paco of Lucía,” his mother’s name.

In the early 1980s he extended his longstanding collaboration with his brothers, Ramón and Pepe de Lucía, a singer, by forming a sextet with Jorge Pardo, Carles Benavent and Rubem Dantas, a Brazilian percussionist.

To modernize flamenco, the group introduced a new percussion instrument, the Peruvian cajón, a six-sided wooden box that they discovered while touring Latin America and that has since become a staple of flamenco music.

With Spain’s return to democracy, Mr. de Lucía increasingly spent time outside the country in the 1980s, often teaming up with leading jazz players, particularly the guitarists John McLaughlin and Al DiMeola. They toured worldwide, and their recordings included “Friday Night in San Francisco,” which sold more than a million copies.

In 1989 Mr. de Lucía performed at Carnegie Hall, where “his set of flamenco tunes and Andalusian melodies had the emotionally riveting quality of brilliant, impassioned conversation,” Stephen Holden wrote in his review in The Times.

In 2012, a double album of live concerts earned Mr. de Lucía his second Latin Grammy Award for best flamenco recording. His first came in 2004 for “Cositas Buenas” (Good Little Things), which features another major flamenco guitarist, Tomatito.

Mr. de Lucía received some of Spain’s most prestigious awards, including the Gold Medal of Merit in the Fine Arts in 1992 and the Prince of Asturias Award for the Arts in 2004.

Information about his survivors was not immediately available. A statement by his family, published in Spanish newspapers, said, “Paco lived as he wished and died playing with his children beside the sea.”

His death brought forth tributes in Spain and elsewhere. José Ignacio Wert, Spain’s  culture minister, called Mr. de Lucía “a unique and unrepeatable figure.” The pianist Chick Corea said in a statement, “Paco inspired me in the construction of my own musical world as much as Miles Davis and John Coltrane, or Bartok and Mozart.” And José Mercé, a flamenco singer, said that nobody would reach Mr. de Lucía’s level in the next 200 years.

By 


Tra i più importanti musicisti di flamenco

Il musicista spagnolo Paco de Lucia è morto in Messico a 66 anni. Secondo il quotidiano spagnolo Abc il chitarrista, re del flamenco, ha avuto un attacco cardiaco mentre si trovava con la famiglia in Messico.
LA VITA - Francisco Sanchez, questo il vero nome dell’artista, nacque ad Algeciras, in provincia di Cadice, il 21 dicembre 1947. Il nome d’arte Paco è il diminutivo di Francisco Franco e il cognome de Lucia è in onore della madre, Lucia Gomez. Immerso nella cultura flamenca fin dalla nascita, de Lucia inizia ad apprendere a suonare la chitarra a cinque anni dal padre Antonio Sanchez e dal fratello Ramon de Algeciras, entrambi chitarristi di flamenco. Il suo maestro è stato il chitarrista Niño Ricardo (Manuel Serrapi Sanchez) e tra i suoi parenti lo zio Sabicas (Agustin Castellon Campos) è anch’egli un noto chitarrista.
IL RE DELLA CHITARRA - A soli 11 anni de Lucia abbandona la scuola per dedicarsi completamente alla chitarra e si esibisce per la prima volta in pubblico, ospite di una radio locale. Tre anni dopo insieme al fratello Pepe, forma il duetto «Los Chiquitos de Algeciras». Nel 1962 si trasferisce a Madrid con la famiglia e poi parte per gli Stati Uniti per il suo primo tour con il fratello. Nel 1965 de Lucia avvia una serie di collaborazioni musicali con vari artisti: fra gli altri Ricardo Modrego e A. Ferna’ndez Diaz Fosforito con il quale incide la «Seleccion Antologica del Cante Flamenco». Nel 1967 incide il suo primo album da solista «La fabulosa guitarra de Paco de Lucia».
L’INCONTRO CON CAMARON - L’anno successivo avviene l’incontro con il cantante Camaron de la Isla con il quale inciderà ben 12 album. La lunga serie di concerti e il successo ottenuto gli permetterà arrivare a suonare il 18 febbraio 1977 al Teatro Real di Madrid, dove fino ad allora non si era mai esibito un chitarrista di flamenco. Nella metà degli anni settanta de Lucia conosce e subisce l’influenza artistica di personaggi come Al Di Meola, John McLaughlin, Larry Coryell e Chick Corea. Nel 1977 si sposa con Casilda Varela. Nel 1980 incide con John McLaughlin e Al Di Meola «Friday Night in San Francisco» un album che a tutt’oggi ha venduto più di cinque milioni di copie. Nel 1981 con Ramo’n de Algeciras, Pepe de Luci’a, Ruben Dantas, Carles Benavent e Jorge Pardo incide un album rivoluzionario per la musica flamenca «Solo quiero caminar». Nel 1996 si riunisce dopo 13 anni con John McLaughlin e Al Di Meola con i quali inciderà «The Guitar Trio». Nel 1998 incide l’album «Luzia», dedicato alla madre scomparsa . Fra i premi ricevuti da Paco de Lucia spicca il Principe de Asturias nell’Arte.
by Corriere della Sera
Paco de Lucia : l'hommage au Jimi Hendrix du flamenco
Après avoir appris le décès brutal du guitariste flamenco Paco de Lucia, de nombreux artistes se sont émus de sa disparition. Le Figaro a recueilli les témoignages de deux illustres figures de la guitare: le maître Pedro Soler et le jeune guitariste classique Milos Karadaglic.
MILOS KARADAGLIC. - «J'ai appris sa mort ce matin avec consternation. Paco de Lucia fut selon moi le premier guitariste à porter le flamenco sur le devant de la scène, en dehors des salles de danse. Il a prouvé que la guitare flamenca avait sa propre voix. Une voix de soliste. Il a, en ce sens, a changé à jamais notre regard sur l'instrument. Je lui dois d'ailleurs une grande partie de ma vocation: au Monténégro où j'ai vécu, avec presque aucun accès à la musique, Lucia était le seul guitariste qui se frayait occasionnellement un chemin à la télévision. Et c'est en le voyant que je me suis dit qu'on pouvait faire une carrière de guitariste soliste.
» Son enregistrement du Concerto d'Aranjuez de Rodrigo est l'un de mes préférés. On est évidemment loin du style propre à la guitare classique, mais il a, pour moi, su capturer l'âme d'Aranjuez, en replongeant l'œuvre dans ses racines flamencas. Son jeu était comme ça, d'ailleurs: un mélange de technique extraordinaire et de passion.
» Il fut aussi de ceux qui vous montrent la voie en vous prouvant qu'il est toujours possible de passer les frontières, comme il le fit en faisant dialoguer le flamenco avec le jazz ou le rock. C'est un modèle pour nous tous guitaristes et un père dont l'œuvre nous rappelle à jamais que la guitare n'est qu'une seule et même grande famille… Et un instrument aussi beau que populaire.»
PEDRO SOLER. - «Étrangement, pour le grand public, le nom de Paco de Lucia reste indissociable du trio qu'il forma avec John McLaughlin et Al Di Meola pour la tournée Friday Night. Mais Lucia c'était infiniment plus que cela. Pour moi, Paco de Lucia aura marqué l'histoire de la guitare flamenca au même titre que Carlos Montoya, à qui l'on attribue l'invention du flamenco moderne. Je me rappelle que lorsqu'il a commencé dans le milieu, ce fut un tel phénomène que, pendant certains concerts de flamenco, lorsqu'un guitariste achevait une ligne particulièrement virtuose, certains spectateurs criaient ‘‘Paco!'' au lieu de crier ‘‘Olé!''.
» On se sent donc tous un peu orphelins après son départ… Même moi, qui étais de dix ans son aîné et n'avais pas suivi les mêmes directions. Mais Paco était comme ça: magnétique. D'abord par son jeu, je n'ai jamais entendu une telle perfection et une telle précision dans l'enchaînement des notes, qui témoignait d'une connaissance du flamenco absolument sans faille. Un technicien irréprochable, en somme, mais surtout d'une grande honnêteté vis-à-vis des compositeurs qu'il pouvait aborder. En termes d'apport, je dirais qu'il a aussi considérablement élargi les structures rythmiques traditionnelles du flamenco.
» Car l'autre génie de Paco de Lucia, c'était son sens de l'ouverture. Une ouverture vers d'autres genres, que je ne partageais pas mais qui, il faut le reconnaître, ont fait beaucoup de bien pour la diffusion de la guitare flamenca… À tel point, d'ailleurs, qu'avec lui il n'y avait plus UN flamenco, mais une multitude de déclinaisons modernes, comme le jazz peut recouper une infinité d'acceptions musicales différentes. Nous n'avons jamais travaillé ensemble, mais nous sommes croisés à plusieurs reprises sur des festivals. J'ai même fait la première partie de l'un de ses concerts. Et je dois dire que l'artiste, dans toute son entièreté, était d'ailleurs à l'image de l'homme: multiple. Un homme tendre mais aigre-doux à la fois. D'une grande générosité, mais capable de se montrer dur, y compris envers le public. Et pourtant, je sais qu'il manquera. Sa disparition est comme un grand froid, tombé subitement sur le perpétuel été du flamenco.»
by Thierry Hilléritea · le Figaro
malaga 2010 by JON NAZCA (REUTERS)
Japón llora al guitarrista 
Por su parte, importantes figuras del flamenco en Japón han coincidido en lamentar la muerte de Paco. La veterana bailaora Yoko Komatsubara pionera y responsable de introducir la enseñanza del flamenco en Japón, se ha mostrado sorprendida y triste por la noticia y ha destacado la gran influencia que el músico gaditano ha tenido en todos los flamencos.
"He tenido una relación estrecha con él. Era un gran guitarrista y un artista innovador. La música de Paco mejoraba el baile de todos", explicó a Efe la bailaora y maestra de muchas generaciones de japoneses.
El director de la influyente revista nipona Paseo, Yuji Koyama, reconoció estar en "estado de 'shock'" y calificó al guitarrista como un "Dios del flamenco" que ha tenido mucha influencia en Japón.
"Si no fuera por Paco de Lucía, no existiría esta revista ni la gran pasión por el flamenco que hay en Japón, donde se calcula que hay unos 100.000 aficionados", destacó el director de la única publicación mensual del mundo especializada en flamenco.

Sara Baras: 'Doliendo mucho también se baila'

Mientras los restos mortales de Paco de Lucía viajaban hacia Algeciras, Sara Baras enfilaba con su compañía hacia Londres, donde el destino le preparó la clamorosa vuelta el mismo día del entierro del "maestro"... "A Paco lo teníamos muy agarraíto los flamencos. Era siempre nuestra referencia y pensábamos que nunca se iba a ir. Ahora tenemos todos el corazón roto y ni el baile me sirve a mí desahogo".
Sara Baras & Paco de Lucia. by Cruzcampo Publicidad
"Doliendo mucho también se baila, y se canta y se toca", intentaba consolarse Sara Baras, en el estreno londinense de 'La Pepa' en el Sadlers Well, donde colgó el cartel de 'sold out' (no hay entradas). La bailaora gaditana temía que el arranque de la guitarra le hiciera pensar sin querer en el "maestro", pero aspiraba a conjurar las tristeza con el taconeo y a poner el pie el teatro por alegrías.
"¿Por qué estás tan triste, mamá?", le preguntaba Pepito, su hijo de dos años y medio. "Es que el mejor guitarrista del mundo se ha ido la cielo", contestaba ella. Luego tenía que explicarle que el guitarrista en cuestión no era Keko Baldomero, el director musical de la compañía, sino el "tito" Paco al que conocía sobre todo por los discos.
Sara Baras recordó el apoyo que recibió de Paco de Lucía desde que era niña... "Para mí y para muchos otros fue mucho más que un mentor, fue ante todo un amigo cercano y con una gracia especial. Al maestro le veíamos como un genio, pero también como alguien en quien podías confiar a nivel personal. Su humildad lo hacía aún más grande".
"Decía Keith Richards que en este mundo habían tres guitarristas excepcionales, y que por encima de ellos estaba Paco", recuerda Sara Baras. "Con eso te digo todo sobre su capacidad para cruzar fronteras, abrir puertas, mezclarse con todo tipo de músicos, aunque en su momento hubo gente que no lo entendiera. El flamenco ha tenido genios como Carmen Amaya, Camarón y Antonio Gades , pero el "maestro" supo elevarlo al nivel que está ahora, en lo más alto".
Con recogimiento y emoción rindió homenaje Sara Baras a Paco de Lucía en ese escenario que tanto la quiere, el Sadlers Wells de Londres, como cabeza de cartel del Flamenco Festival que este año traerá también a Miguel Poveda, Angel Muñoz, Belén Maya y al gala final con Olga Pericet, Marco Flores, Mercedes Ruiz y Laura Rozalén.
"La gente de Londres es lo que tiene: que ha visto de todo por aquí y sabe apreciar todo lo que viene de fuera", asegura Baras, que tendrá a su compañero José Serrano como contrapunto. "Aquí saben cómo lanzarte un olé a tiempo y se crean unas sensaciones muy fuertes. Aún la recuerdo la noche con el maestro Carreras en el Royal Albert Hall. Esos momentos no se te olvidan".
El mundillo flamenco de Londres espera con los brazos abiertos las cinco funciones de 'La Pep'", que ya triunfó en su estreno internacional en París, a pesar de las claras connotaciones: "Con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones"... Sara Baras confía en que el "mensaje de libertad" que intenta trasmitir con su versión coreografiada de la mítica Constitución cale también en el público londinense.
"Vuelvo a Londres en mi mejor momento personal y como bailaora", confiesa. "Pero ahora tengo la incertidumbre de cómo la ausencia del "maestro" me va a afectar. Yo soy de las que deja el alma en el escenario, pero esta tristeza de fondo no me la quita ni siquiera el baile".

Hay quien dice que se fue

Algunos dicen que se fue, que se ha muerto, pero yo sé bien que es mentira. Créanme, cierro los ojos y las cuerdas de su guitarra siguen vibrando apasionadas e inmortales.
Algunos dicen que se fue, que ha muerto. Qué tontería, no han entendido nada, deben de ser los mismos que ignoran que Camarón aún canta como el agua. Pruebe el descreído a cerrar los ojos, en silencio. Podrá viajar desde Almoraima rumbo a la Caleta, siempre entre dos aguas. Si pasa por la cueva del gato conocerá al tío Sabas. Y a través de Zyryab llegará muy lejos, alcanzando con Chiquito pasión y fuego inagotables, propios de una rumba improvisada.
Algunos dicen que se fue, que ha muerto. No hagan caso, no nos quedaremos solos. En la memoria queda que tú, flamenco exacto y universal, maestro en la ciencia de la armonía, nos iniciaste en las reglas de la complejidad con la precisión de tus dedos y la sencillez de tu duende. Paco, Paco de Lucía: mañana, como ayer, tu semilla brotará de una guitarra, ¡de todas las guitarras!, que para siempre evocarán tus tangos, tus alegrías, tu Aranjuez y tus bulerías.
Algunos dicen que se fue... no importa. Ahora, ya solo quiero caminar.¡Gracias, Maestro!— by Hugo Britzmann.
by EFE
Vicente Amigo, Tomatito, Javier Limón y Pepe de Lucía....
 by Zapata EFE

by el mundo


Duendeando - Radio 3 - RNE

Homenaje a Paco de Lucia - 01/03/14

01 mar 2014


El mismo día que enterramos a Paco de Lucía, en Algeciras, dedicamos este nuevo programa a su memoria escuchando algunos de sus discos más trascendentes. Escuchamos también algunas frases pronunciadas por Paco del archivo sonoro de RNE.



Muere Paco de Lucía, maestro de los guitarristas flamencos


El artista gaditano ha fallecido en Cancún (México) a los 66 años tras sufrir un infarto. De prestigio internacional, fue un gran renovador del flamenco.

Madrid y Algeciras podrán despedir a Paco de Lucía con sendas capillas ardientes


Emblema de la renovación del flamenco


Fusionó el flamenco con el jazz, la bossa nova y música clásica. Formó con Camarón una pareja mítica que difundió el flamenco universalmente.

Adiós al genio de las seis cuerdas

Logotipo de Radio 3

Paco


TEO SÁNCHEZ (DUENDEANDO / RADIO 3).- "Nos ha dejado el último de los grandes de la música flamenca"

El mundo del flamenco y la cultura llora la muerte del genio


Los mensajes de condolencia y respeto a la familia inundan las redes sociales.

Luto en su Algeciras natal

File photo of Spanish flamenco guitarist de Lucia playing a guitar during a rehearsal of closing concert of the Biennial of Flamenco in Seville

Logotipo de La 1La vida de Paco de Lucía en imágenes

Fotogalería: La vida de Paco de Lucía, en imágenes

vídeo

Paco de Lucía y Camarón, difusores mundiales del flamenco


 Paco de Lucía y José Monge, Camarón, fueron emblema de la renovación y difusión mundial del flamenco.

Paco de Lucía en el Archivo de RTVE

vídeo

Monográfico: Rito y geografía del cante (1973)


Programa monográfico dedicado al célebre guitarrista de Algeciras.
vídeo

Medalla de oro en el Festival de Perelada


El festival de Perelada en Girona entrega su medalla de honor al guitarrista flamenco.
vídeo

En la Casa de Almería de Barcelona (1974)


El guitarrista interpreta en directo varios temas.
vídeoLogotipo de Canal 24H

Con Chick Corea en el Festival de Jazz de Vitoria


Se volvían a encontrar 12 años después de su último concierto juntos.
vídeo

La guitarra de Paco de Lucía (1976)


Programa musical "La hora de..." dedicado al guitarrista.
vídeo

Investido Doctor Honoris Causa en Boston (2010)


La prestigiosa universidad estadounidense de Berklee, en Boston, le reconoció en 2010.
vídeo

Paco de Lucía, en La Bola de Cristal


Breve biografía del artista emitida en La Bola de Cristal que anima a intentar alcanzar sus logros.
vídeo

Actuación en el Festival Luna Lunera (2010)


Actuación en la novena edición del Festival Luna Lunera en Sos del Rey Católico.
audio

"Entre dos aguas"


Uno de los temas más míticos del guitarrista.
audioLogotipo de Radio Clásica

"Concierto de Aranjuez"


Paco de Lucía a la guitarra con la Orquesta de Cadaqués.
audioLogotipo de Radio Clásica

Conciertos por España


Audición y análisis de la gira de conciertos de Paco de Lucía en 2010.
audioLogotipo de Radio Clásica

"Almería: tres voces de mujer"


Una grabación histórica de Paco de Lucía, de 1980.

audioLogotipo de Radio 3

Verano en Málaga con Paco de Lucía I (2007)


Primera selección de temas de la actuación celebrada en la Bienal de Málaga de 2007.
audioLogotipo de Radio 3

Verano en Málaga con Paco de Lucía II (2007)


Segunda selección de temas de la actuación celebrada en la Bienal de Málaga de 2007.
audioLogotipo de Radio 5

Flamenco en Radio 5 Paco de Lucía (I)


Programa especial dedicado al guitarrista en 2010.
audioLogotipo de Radio 5

Flamenco en Radio 5 Paco de Lucía (II)


Programa especial dedicado al guitarrista en 2010.


“Camarón y Paco se quedarán por los siglos de los siglos”

José Fernández Torres, más conocido como Tomatito, se toma el descanso del guerrero con un desayuno que incluye café, zumo, pan con tomate y una tortilla. Acaba de terminar de ensayar con su banda y se encuentra en el restaurante del hotel donde se aloja como músico invitado del Festival de Músicas Sacras de Fez, uno de los más reputados del continente africano. “El flamenco es, sin duda alguna, la música más internacional de España. Es la mejor que tenemos para exportar al mundo. Los grandes músicos como Chick Corea, Miles Davis o Manuel de Falla siempre se han fijado en el flamenco porque es una música de raíz, que viene del sentir del pueblo, al igual que el blues y el jazz”, asegura con su peculiar voz bronca, signo de un hombre que ha librado mil batallas.
Fallecido Paco de Lucía en febrero, Tomatito (Almería, 1958) es el guitarrista flamenco más conocido en el mundo, el que más reconocimiento y prestigio tiene, pero a él no le gusta oír esto. “Nadie puede cubrir su hueco. Soy simplemente un gran aficionado, que le gusta mucho la música flamenca y, sobre todo, la guitarra. A mí me gusta aprender cada día. No compito con nadie. Mi misión es pasármelo bien, hacer pasárselo bien a los demás y ser honrado con mi música. Y con eso me conformo, estoy bien despachao”.
La muerte de Paco de Lucía le machacó. Literalmente. El guitarrista gaditano, con el que compartió el toque por primera vez en 1981 en el disco Como el agua, de Camarón, fue su gran maestro, su espejo, alguien al que admiraba pero también quería como solo se quiere a quien enseña los secretos de lo que se ama. “Afortunadamente, Paco dejó la guitarra ya hecha y el mundo hecho, y las puertas abiertas para que los demás y yo sigamos. Menos mal que lo hizo pronto y lo hizo todo. Es el guitarrista más grande de la historia”, dice este hombre que se inició en la guitarra por su abuelo y su tío y tiene más de sesenta en su casa. Y aprovecha para defender un instrumento básico —“dignificado por Ramón Montoya, Sabicas y Paco de Lucía”—, aunque eclipsado por la popularidad de cantaores y bailaores: “La guitarra en el flamenco es la gran sufridora. Nadie le ha hecho caso. Siempre ha sido lo último. Y hemos sido los que hemos sostenido al flamenco porque un bailaor sin guitarra no va a estar toda la vida bailando solo o un cantaor sin armonía no va a estar toda la vida dando berridos solo”. Sin embargo, señala que, de un tiempo a esta parte, las cosas están cambiando: “Ahora los guitarristas podemos llamar a los cantaores y decirles que se vengan con nosotros. Antes eso no pasaba. Eran ellos los que siempre decidían”.
El propio Tomatito es el mejor ejemplo. Tenía 13 años cuando Camarón de la Isla lo descubrió. Tocaba en un tablao en Málaga y el príncipe gitano se fijó en él. Pese a la oposición de su madre, dejó los estudios y se dedicó en cuerpo y alma al flamenco, acompañando a Enrique Morente, José Menese o La Susi.

No cree en eso que, desde hace ya muchos años, se ha dado en llamar nuevo flamenco. “No existe. Existen Paco de Lucía y Camarón de la Isla, que fueron los que innovaron el flamenco y sus logros se quedarán. Los puristas nunca han tenido nada que hacer con los grandes revolucionarios del mundo de la música. Criticar a Camarón o a Paco fue inútil. Se han ido esos críticos y Camarón y Paco se van a quedar por los siglos de los siglos. Amén”.

El documental (link) Paco de Lucía: la búsqueda de Curro Sánchez Varela, se presenta en el Festival de San Sebastián 2014.

Paco De Lucia: Toda Una Gira relata la evolución artística del gran guitarrista español, desde su niñez, hasta su madurez, a la vez que nos muestra todos los aspectos menos conocidos de las giras de este gran artista.
El director Curro Sánchez y los productores Lucía Sánchez y Anxo Rodríguez atenderán a prensa en San Sebastián el lunes 22 de septiembre de 2014.
“Paco de Lucía: la búsqueda” es un recorrido por los diferentes paisajes que van transformando al genio algecireño. Todo comienza en su residencia en Mallorca, desde donde Paco sale, guitarra en mano, para emprender una nueva gira. A partir de ahí, la historia alterna el pasado y el presente. Por un lado, asistimos a la evolución artística e histórica del personaje y, por otro, le acompañamos en diferentes momentos de sus últimas giras. 
Junto a Paco de Lucía, en el documental aparecen personajes imprescindibles de la música como Carlos Santana, Alejandro Sanz, John Mclaughlin, Estrella Morente, Pepe de Lucía, Chick Corea, Rubén Blades, Carles Benavent, Jorge Pardo, etc…
“Paco de Lucía: la búsqueda” está producido por Ziggurat Films con la colaboración de Telecinco Cinema, Acción Cultural Española (AC/E) y Fundación SGAE. Comenzó a rodarse hace tres años en localizaciones de Madrid, Algeciras, Las Vegas y Nueva York.
by visioncineytv.es
more: Curro Sánchez Varela

Paco de Lucía cuenta cómo compuso ‘Entre dos aguas’

Del documental realizado por Curro Sánchez Varela sobre la vida de su padre Paco.
"Paco de Lucía: la búsqueda comenzó a rodarse con mi padre vivo, lleno de energía y de proyectos, entre ellos, este documental. Ahora siento la responsabilidad y la tristeza de clausurarlo sin él...". Así se refiere Curro Sánchez Varela, de 30 años, (hijo del genio de la guitarra fallecido el pasado 25 de febrero) a su documental sobre la vida y la obra de su padre y que llega a las salas de cine este viernes, 24 de octubre, tras la buena acogida en el pasado Festival de San Sebastián.

Entre dos aguas (1976)


EL PAÍS ofrece  (link:) un adelanto de este documental. En concreto, la parte en la que Paco de Lucía explica cómo y por qué compuso Entre dos aguas, "esa rumbita", como dice el maestro, que le dio popularidad y fama mundial inusual en un artista flamenco. El tema se incluyó en el disco Fuente y caudal(1973) porque el músico tenía que rellenar el álbum con algún tema nuevo y no tenía material suficiente. "Allí mismo, en el estudio, llamé a un bajo y a un bongó", dice De Lucía, de aquel tema que se grabó "totalmente improvisado, por primera vez en mi carrera y en el flamenco, a la manera de los músicos de jazz".
La película relata la trayectoria de Paco de Lucía a través de varias entrevistas realizadas entre 2010 y 2014. Este recorrido vital se remonta a la primera vez que Paco de Lucía cogió una guitarra en su casa de Algeciras (con solo 7 años) y culmina con la composición de su último disco, Canción Andaluza. Casi 60 años de una carrera que logró transformar el flamenco en una música mundial.
Junto a Paco de Lucía, en el filme aparecen personajes de la música como Carlos Santana, Alejandro Sanz, Rubén Blades, Estrella Morente, su hermano Pepe de Lucía, Chick Corea, y Al Di Meola y John McLaughlin, con los que protagonizó una famosa gira mundial de conciertos. El documental comenzó a rodarse hace tres años en Madrid, Algeciras, Mallorca, Las Vegas y Nueva York.
Según Sánchez Varela: "Más allá del testimonio, del acercamiento al personaje y fundamentalmente al flamenco, por el que tanto luchó, lo que de verdad quiero es que este documental refleje de un modo alegre y optimista la historia de su vida. Porque fue una gran vida".

Perfeccionista impenitente

El documental describe la trayectoria del maestro desde sus primeros pasos artísticos hasta su inquebrantable autoexigencia

PACO DE LUCÍA: LA BÚSQUEDA
  • Dirección: Curro Sánchez Varela. Documental.
    Género: musical. España, 2014.
    Duración Reparto: 95 minutos .
  • Reparto: Alejandro Sanz, Chick Corea, Estrella Morente, Paco De lucía, Carles Benavent, Carlos Santana, John Mclaughlin, Jorge Pardo, Pepe De lucía, Rubén Blades.
  • Dirigido por el hijo del legendario guitarrista, este documental que no tiene final —la inesperada muerte de Paco de Lucía frustró el plan previsto de un proyecto que comenzó a rodarse en 2010— puede enorgullecerse, de entrada, de haber esquivado con éxito los dos mayores peligros que acechaban tras su propuesta. Por un lado, lo que, con todos los respetos, podría llamarse el Peligro del Factor Chanante, al que sucumbían, por ejemplo, dos trabajos por otro lado tan interesantes como Marina Abramovic. The Artist is Present(2012), de Matthew Akers y Jeff Dupre, y Ai Wei Wei: Never Sorry(2012), de Alison Klayman: en ellos, los respectivos protagonistas se entregaban a sus propias derivas narcisistas, situándose a un palmo de un Celebrities ejecutado por Joaquín Reyes. No es el caso de Paco de Lucía, que en las entrevistas que articulan este documental no cae nunca en la autoindulgencia, ni en el ombliguismo ridículo, lo que da la medida de una altura moral y humana en consonancia con la artística. Por otro lado, la condición de retrato póstumo que ha acabado teniendo el proyecto podía haber hecho incurrir al director Curro Sánchez Varela en el registro de la loa hagiográfica: tampoco es el caso, lo que acredita la capacidad del documentalista para la justeza de tono y su control a la hora de contener la emoción íntima a favor de la universalidad del arte de Paco de Lucía.
  • PACO DE LUCÍA: LA BÚSQUEDA
  • Paco de Lucía: la búsqueda describe la trayectoria del maestro heterodoxo desde sus primeros pasos artísticos hasta la inquebrantable autoexigencia de unos últimos caminos profesionales marcados por la exploración y esa ampliación del campo de batalla del flamenco que, en su día, le valió el visceral repudio de puristas y guardianes de las esencias (aunque, a la larga, el respeto también fuera conquistado en ese bastión particular). Sánchez Varela rescata valioso material de archivo y logra que la aparente opacidad del artista se desvanezca en un valioso encadenado de reflexiones y confesiones de un perfeccionista impenitente. Resulta muy valioso el análisis del arte de Camarón en boca de quien fue su mayor cómplice y que aquí demuestra la buena forma de un músculo reflexivo que le capacitó para explicar —y transmitir— lo inefable.

  • Documental que relata la vida del virtuoso guitarrista a través de varias entrevistas que se llevaron a cabo entre 2010 y 2014. El recorrido abarcará desde la primera vez que cogió una guitarra en su casa de Algeciras hasta la composición de su último disco: 'Canción Andaluza'. Un viaje desde la marginalidad del flamenco hasta el puesto que ocupa hoy de fama mundial.
  • by 

El hijo de Paco de Lucía reivindica su "alegría vital" y su "sentido del humor"

Curro Sánchez Varela EUROPA PRESS

  •    Curro Sánchez Varela, hijo del guitarrista Paco de Lucía, lleva este viernes a los cines españoles el documental Paco de Lucía: la búsqueda, una cinta en la que reivindica la "alegría vital" y el "sentido del humor" del artista, lejos de la solemnidad que siempre ha rodeado al músico,fallecido el pasado mes de febrero en México, donde residía.
       Carlos Santana, Alejandro Sanz, John Mclaughlin, Estrella Morente, Pepe de Lucía, Chick Corea, Al Di Meola, Rubén Blades, Carles Benavent, Jorge Pardo son solo algunos de los artistas que aparecen en esta cinta, que comenzó a rodarse hace cuatro años y que toma como escenarios Madrid, Algeciras, Mallorca, Las Vegas y Nueva York.
       Según ha indicado Sánchez durante una entrevista concedida a Europa Press, este documental fue posible gracias a sus ganas de desarrollar su carrera en el género del documental y a la suerte de tener en casa a una de las figuras más importantes del flamenco, "una gran historia dentro de casa". Lo siguiente fue intentar convencer a su padre porque, según ha admitido, "él no lo veía tan claro".
       Fueron tres las ideas las que gustaron al músico. Por un lado, "ver a artistas de talla universal y de diferentes géneros como el jazz o el rock hablando de él". Por otro, el hilo narrativo que supone que un hijo haga una entrevista a su hijo y que su padre le cuente su historia, un "valor añadido" de este documental familiar, según indica.
       Además, esta película muestra el "mundo oculto interior en el que todos querían estar". También su hijo, quien destaca la suerte de "verle componer un disco, en la soledad de su estudio, luchando contra sus fantasmas y sus neurosis". Sin ese vínculo familiar el documental habría sido casi imposible, tal y como reconoce Curro Sánchez, porque habría sido complicado conseguir esa "calidez" y "cercanía" con la que cuenta las cosas.
       Paco de Lucía sorprende en este documental al mostrar una imagen alegre y "fiestera" desconocida hasta este momento. "Es un cliché que queríamos eliminar. Paco siempre ha tenido esa imagen de hombre solemne y serio, y la gente se pensaba que era un artista muy atormentado o tímido, no se ha reivindicado esa faceta andaluza de Paco que había que contar. Era realmente su esencia"", ha destacado.

    ROLLING STONES: "UNOS MAJARAS"

       Curro Sánchez no aprendió nunca a tocar la guitarra. En la adolescencia fue algo que llevó con "vergüenza", según reconoce, porque suponía "no entender del todo los códigos" de su familia ni su "idiosincrasia", que al final es el "flamenco".
       Paco de Lucía intentó enseñarle, aunque sin presionar: "No vio mucho interés por mi parte en tocar la guitarra. Era un defensor de que las cosas tenían que salir de manera auténtica". Sin embargo, cree que ese carácter de "oveja negra" se convirtió en un arma, porque si no se hubiera dedicado a esto "jamás" habría podido hacer el documental, tal y como indica.
       A pesar de no compartir la pasión por la guitarra, padre e hijo sí estaban unidos por la música y, según recuerda Curro Sánchez, a ambos les gustaban los clásicos españoles (Falla y Granados) y el jazz. "Ahí un gran punto de encuentro. Era un loco de John Coltrane y Miles Davis", apunta.
       Leonard Cohen, a quien considera un "poeta", no conmovía tanto a Paco de Lucía, de la misma manera que los Beatles no fueron un grupo trascendental para el maestro --quien según su hijo nunca debió escuchar una canción entera-- o los Rolling Stones, de quien recibió una suculenta oferta.
       "Invitaron a Paco a colaborar en disco. Cuando él recibió la copia en su casa de México se tumbó en la hamaca, vestido con la bata japonesa que llevaba puesta a todas partes en la intimidad, y dijo: "Estos son unos chuzos y unos majaras, yo con esta gente no hago nada, no me gusta lo que hacen". Y a mí me volvían loco. Le dije: "¿Cómo no lo vas a hacer?", cuenta Sánchez.

    GUITARRISTA FLAMENCO

       Paco de Lucía solo llegó a ver los primeros 45 minutos del documental y, al igual que todo en lo que participaba, también fue exigente y perfeccionista, especialmente con la música. "Era firme y duro, me dio caña hasta que las canciones quedaron perfectas, incluso después de revisarlo seguía viendo defectos que nadie entendía", recuerda su hijo.
       El guitarrista "nunca llegado a una meseta artística donde se haya sentado y haya explotado un mismo estilo, sino que su ascenso siempre ha sido vertical", según cuenta Curro Sánchez. Esa "presión máxima" habría podido terminar en el deseo de ser sucedido por otro guitarrista y es también la explicación por la que para Paco de Lucía, el momento de máxima felicidad siempre fue su "infancia".
       Chick Corea, uno de los artistas que aparece en el documental, señala que hay que entender a Paco de Lucía fuera del flamenco porque se le queda "pequeño", una afirmación con la que el músico no estaba de acuerdo, a pesar de entenderse en el plazo musical como si fueran "hermanos gemelos".
       "Paco decía que todas las barreras que había saltado le habían servido para volver al flamenco con todo lo que había aprendido de esas músicas y así enriquecerlo, pero siempre dijo que era un guitarrista flamenco", concluye el director de este documental.
by EUROPA PRESS · MADRID, 24 Oct. 

Los Grammy Latino se rinden al legado de Paco de Lucía.

El artista español logra dos galardones por su disco «Canción andaluza»: el de mejor álbum del año y también el de flamenco. 


El guitarrista español Paco de Lucia, fue reconocido hoy a título póstumo con el premio de mejor álbum del año por su disco «Canción andaluza» en la décimo quinta edición de los Grammy Latino que se celebra en el hotel y casino MGM en Las Vegas (EE.UU.).
Se trata del segundo gramófono póstumo logrado esta noche por el artista pues "Canción andaluza" fue proclamado también como mejor disco de flamenco, y del cuarto de su carrera después de sus triunfos en 2012 y en 2004 con "En Vivo Conciertos España" y "Cositas Buenas", respectivamente.
Gabriela Carrasco, viuda de Paco de Lucía, junto a sus hijos con los galardones. (AFP)
Su viuda, Gabriela Canseco, y sus hijos, Antonia y Diego, fueron los encargados de recoger el gramófono dorado de mejor disco de flamenco, que se entregó durante una gala previa y solo emitida a través de internet, pero no aparecieron durante el programa televisado por Univision.
"Creo que son reglas de la Academia (de la Grabación), que solo el nominado puede subir", comentó Canseco a pregunta de Efe.
La familia de Paco de Lucía vio la proclamación de mejor disco del año a través de una pequeña pantalla en "el gallinero" del auditorio del MGM, según afirmó la viuda.
"Fue una sorpresa total -dijo-, no nos esperábamos ese premio, el primero del flamenco realmente sí, pero este premio fue una alegría impresionante, para Paco, para la familia, para todos los flamencos, un premio muy importante y estamos muy contentos y muy felices".
"Hemos querido venir en familia a recibir este premio porque es una ocasión muy especial para nosotros porque este disco fue muy especial para Paco", dijo Gabriela Canseco, que comentó que su difunto esposo siempre había querido hacer un disco de coplas y que, "por algún motivo", siempre se iba retrasando.
"Lo que me consuela es que se haya ido con ese sueño hecho realidad, lo terminó (el disco) muy poquito antes de irse. Nos dejó un regalo inmenso, su increíble sensibilidad y una fuente nueva para la canción en España", añadió.
Por su parte, Nina Pastori comentó a Efe en el área de prensa: "Me alegro mucho. Paco no solo con el flamenco, sino como artista, ha sido uno de los más grandes, porque no canta, no baila y con una guitarra llegar tan lejos y transmitir tanto y emocionar tanto, no es nada fácil. Y él lo consiguió"
La cantante, que se emocionó al recordar al guitarrista, acababa de recoger un Grammy Latino al mejor álbum folclórico con "Raíz", premio que compartió con Lila Downs y Soledad. Con los ojos llorosos, Niña Pastori, dijo haberse "alegrado mucho" por los premios de Paco de Lucía quien era "la fuente de inspiración" de "todos los flamencos". En la misma línea se expresó la cantante India Martínez. "He sido la primera que me he levantado a aplaudir, yo vengo del flamenco y junto con Camarón (Paco de Lucía) es un referente muy importante para mí", manifestó Martínez.
Niña Pastori, para quien fue su tercer Grammy Latino, dedicó el galardón sobre el escenario a Paco de Lucía, a quien definió como "la fuente de inspiración que hemos tenido todos los flamencos".
El argentino Andrés Calamaro también recordó la figura de Paco de Lucía en su discurso de agradecimiento por el Grammy Latino de mejor canción de rock por "Cuando no Estás".
"(Paco de Lucía) es una de las personas que uno siempre pensó que tenía que haber sido candidato a persona del año (en los Grammy Latino), uno de los músicos que más han dejado, que más suponen en la historia de la música", comentó Miguel Bosé, que lamentó que el guitarrista no pudiera "estar ahí para recogerlo".
Grammy Latino 2014 a Joan Manuel Serrat. Joan Manuel Serrat, persona del año de los Grammy Latino, se felicitó del éxito del guitarrista, a quien dijo haber querido «de una forma especial». "Hoy celebramos de alguna manera el homenaje del gremio, de la industria. La pérdida de Paco la vamos a tener de una manera constante todos los que le conocimos y también aquellos que sencillamente han disfrutado de su trabajo", contó Serrat a los medios.
BY Efe.

musica es musica & hijo es hija

music is music & son is daughter

Frances Bean Cobain, 

la heredera sensata

Le debe su segundo nombre, Bean (alubia), al aspecto que al parecer tenía en su primera ecografía. Ya entonces, como embrión, Frances Cobain era famosa, puesto que la prensa siguió aquel embarazo de la cantante Courtney Love con voracidad. Ahora, ante la imposibilidad de huir de su legado, la heredera del grunge ha decidido afrontarlo y ser ella la que escribe la historia de su familia. La joven, de 22 años, participa como productora ejecutiva en Montage of Heck, el documental sobre su padre que se estrenará en el festival de Sundance el próximo enero y que llegará a los cines españoles a lo largo de 2015.
Francis Bean · Los Ángeles by GETTY
El periodista Tim Appelo, al que la revista Entertainment Weekly se refería en los noventa como “nuestro corresponsal en el grunge”, y que conoce bien a Courtney Love y todo el entorno de Nirvana, confía en que éste sea el filme definitivo sobre el músico: “Estoy muy intrigado porque contendrá material nuevo (cedido por Frances Bean). La información que existe sobre Nirvana es como una bolsa de té que se ha metido en el agua caliente mil veces de más. Me gustaría ver aKurt Cobain retratado como un artista serio y reflexivo, no sólo como un alma en pena”. Sobre la hija, Appelo cree que “está mucho más centrada que sus padres". Y añade: “Espero grandes cosas de ella. Es evidente que sabe cómo manejar la fama que le ha caído. Ella decidirá si habla en público, pero creo que tiene menos afición por los focos que Courtney”, remata.
Frances, que ya ha heredado unos 140 millones de euros de la fortuna que todavía genera su padre y mantiene el control sobre sus derechos de imagen, vive en Los Ángeles con su pareja, el músico Isaiah Silva. De adolescente, rechazó los papeles que le ofrecieron en el cine (para la saga Crepúsculo y para encarnar a la Alicia de Tim Burton) y, aunque ha hecho alguna pequeña incursión en la música colaborando con los grupos de sus amigos, se define sobre todo como artista plástica e ilustradora. En 2010 expuso sus dibujos, influidos por el dibujante de cómics Al Columbia, en una galería de Los Ángeles bajo el seudónimo de Fiddle Tim. Con motivo de aquella muestra, la joven, que entonces tenía sólo 17 años, concedió una de sus escasísimas entrevistas a Interview y dejó claro que no pensaba tolerar incursiones en su intimidad. “¿Qué opina tu madre de tu arte?” fue la primera pregunta. “No sé. ¿Qué opina tu madre de tus preguntas?”, contestó ella.
Hace unas semanas, Cobain tuvo una intervención pública igual de cortante y muy celebrada. Cuando Lana del Rey declaró a Rolling Stone que “ojalá estuviera muerta ya”, ella respondió en Twitter: “La muerte de los músicos jóvenes no es una cosa romántica. Nunca conoceré a mi padre porque murió joven y solo parece algo deseable porque la gente como tú cree que es cool. Bueno, pues no lo es. Aprecia la vida porque solo te dan una. La gente que tú mencionas la dilapidó. No seas una de ellas. Tienes demasiado talento”, remató.
Twitter, precisamente, ha sido el escenario de algunas de las batallas más agrias que ha tenido con su madre. En 2012, la líder de Hole escribió en la red social que Dave Grohl, el batería de Nirvana, había intentado acostarse con su hija. Ésta lo negó y aseguro que “Twitter debería expulsarla”. En 2013, sin embargo, le felicitó también en esa red social por el día de la madre y ahora parece que mantienen un trato cordial.
En el pasado, la relación entre ambas ha sido tumultuosa. Tras confesar en Vanity Fair que consumió heroína durante el embarazo, Love estuvo a punto de perder la custodia de su hija recién nacida. Más tarde, cuando la cantante fue arrestada por posesión de drogas, un juez concedió el cuidado de la niña a su abuela paterna. Y ya en 2009, incluso se dictaminó una orden de alejamiento que prohibía a la madre tener ningún tipo de contacto directo o indirecto con su hija. “Aquella separación les dolió a ambas”, apunta Appelo.
El próximo capítulo de la saga sin duda se escribirá en breve, cuando Courtney Love vea cómo ha querido contar Frances la vida de su padre.

El documental de Kurt Cobain, ‘Montage of heck’, para 2015

KURT COBAIN retrato by Rolling Stone 

El líder de Nirvana tendrá documental dirigido por Brett Morgen, y su hija Frances Bean Cobain figura como productora ejecutiva del mismo.
Kurt Cobain: Montage of Heck, el primer documental autorizado sobre el líder de Nirvana, será emitido por la HBO en 2015. La película supondrá la primera hecha con la cooperación de la familia de Cobain, y ha sido escrita, dirigida y producida por Brett Morgen, nominado al Oscar (On the ropes, Crossfire, Huracán).
Morgen y su equipo pudieron acceder a los archivos personales y familiares de Cobain, y la película mostrará grabaciones de varias actuaciones de Nirvana, y canciones previamente inéditas, así como grabaciones de vídeo nunca vistas, obras de arte, fotografía, diarios, demos y libretos de canciones. 
En una declaración, Morgen ha dicho que comenzó a trabajar en el proyecto hace ocho años y se quedó anonadado de la cantidad de material que Cobain había dejado: “Una vez llegué al archivo de Kurt, descubrí más de 200 horas de música inédita, muchos proyectos artísticos (pinturas al óleo, esculturas), incontables películas desconocidas y más de 4.000 páginas de escritos que en conjunto formaban un retrato íntimo de un artista que rara vez se desveló ante la prensa”
Inspirado en la faceta artística de Cobain más allá de la musical, Morgen dijo a NME en 2013 que el film sería “una mezcla de animación y realidad”. 
Montage of Heck no tiene fecha de estreno oficial aún, pero se emitirá en HBO en Estados Unidos. La hija de Cobain, Frances Bean Cobain, firma como productora ejecutiva.
La película toma su nombre de un collage musical que Cobain creó en 1988
by   

HBO Announces First Fully-Authorized Kurt Cobain DocumentaryMontage Of Heck, Exec Produced By Frances Bean

There have been more than enough unauthorized documentaries and biographies about Kurt Cobain. Next year, though, HBO will release the first fully authorized Cobain documentary. The film will be called Montage Of Heck, and its executive producer is Cobain’s daughter, Frances Bean. It will be written, directed, and produced by filmmaker Brett Morgen (Crossfire HurricaneThe Kid Stays In The Picture). Said Morgen in a statement, “I started work on this project eight years ago. Like most people, when I started, I figured there would be limited amounts of fresh material to unearth. However, once I stepped into Kurt’s archive, I discovered over 200 hours of unreleased music and audio, a vast array of art projects (oil paintings, sculptures), countless hours of never-before-seen home movies, and over 4000 pages of writings that together help paint an intimate portrait of an artist who rarely revealed himself to the media.” Here’s something that’s maybe worth mentioning, too: The name “Courtney Love” does not appear once in the Montage Of Heck press release. Here’s the important stuff that does appear in that release:

The first documentary to be made with the cooperation of Kurt Cobain’s family, the film is a raw and visceral journey through Cobain’s life and provides no-holds-barred access to Kurt Cobain’s archives, home to his never-before-seen home movies, recordings, artwork, photography, journals, demos, personal archives, family archives and songbooks. The film features dozens of Nirvana songs and performances as well as previously unheard Cobain originals.

The picture at the top of this post is one of those never-before-seen photographs, btw. No word on when Montage Of Heck will air, except that it will be in 2015 on HBO.

Gracias Manuel

Ha fallecido Manuel Molina a los 67 años en Sevilla
RTVE Radio 3
"dise hago musica y poesia y asi me gano el sustento, mi credo es la artesania sin ella no viviria, que suerte mas grande tengo"

Nos dejó el gitano de la larga barba, el caballero de Triana que nació en Ceuta y se perdía en el Aljarafe. Una figura inimitable en la historia del flamenco.
Manuel Molina fue guitarrista, cantaor y poeta. Fue a la vez puro y revolucionario por difícil que parezca. Aprendió a tocar la guitarra junto a su padre, El Encajero, guitarrista de Algeciras. A Sevilla se trasladó con su familia y muy joven, junto a Chiquetete y El Rubio, formó parte del trio Los Gitanillos del Tardón
Firmó con el grupo Smash, convencido por Ricardo Pachón para librarse del servicio militar, la primera reunión entre el flamenco y el rock y pocos años despúés creó un lenguaje inédito, intenso y reconocible junto a la prodigiosa voz de Dolores Montoya, su mujer.
EFE_Manuel Hernández de León

Lole y Manuel

El duo Lole y Manuel removió la estética flamenca del ilusionante año 1975 en aquella España de cambio. El título de su primera grabación, Nuevo día, ofrecía horizontes y una colección de cantes que se convertirían en clásicos. 
El éxito y la popularidad continuó brillando en las siguientes grabaciones de 1976 y 1977, su momento más brillante. Tenía Manuel su particular manera de decir y marcar la bulería lenta con letras de colores y mariposas, de amores y aromas, de belleza y sensibilidad. La otra poesía de la época que acercó a foraneos y jóvenes.

La Calle del Beso 

El duo permaneció unido artística y personalmente casi dos decadas hasta su separación en los años noventa. Manuel siguió su carrera de forma tranquila como solista acompañado de su guitarra y grabó un único álbum como solita en 1999 La Calle del Beso (Virgin) en el que plamó la evolución de su personal idea artística y flamenca.
...Yo vengo a darte los recuerdos de un hombre que conocí...
No olvidaré su voz rasgada, emocinante y conmovedora, con su guitarra vertical sobre la pierna derecha, su traje blanco mirando al cielo con los ojos cerrados. Cada letra de su garganta un temblor y los presentes pasmados por esa voz y esa bulería. 
Gracias Manuel por mostrarme el camino veraz del flamenco hace casi treinta años una madrugada a las afueras de Sevilla debajo de un naranjo florecido. Manuel Molina, maestro imprescindible.
By TEO SÁNCHEZ (RADIO 3)
EFE_ALBERTO MARTIN
< >