Popular Posts las pequeñas imagenes

meneghino ©. Con la tecnología de Blogger.

Blogger templates

Blogger news

www.facebook.com/Meneghino-1241104175997286/

VERDE

correspondenciAs

conAdios Jesús López · Pimpi Florida ·· el Palo · Málaga ·· MAS de 62 AÑOS pimpeando "VAMOS a ACABAR en la CARCEL TODOS" "esto es como un MILAGRO, es que esta la cosa MU MALA" el dice que dicen de su bar que "el Pimpi es Vampírico te chupa la Sangre" "cuando vienen los acreedores apartamos a correr" ·· El divo de la barra·· Ceremonia gastronómica y musical ·· Making Off de ZOYDERPALO ·· El Pimpi Florida, donde todo el mundo cabe ·· El PIMPI FLORIDA. UNA EXPERIENCIA ÚNICA ENTRE MARISCO Y COPLAS ·· El Pimpi Florida pierde a su capitán ·· Marifé en el Pimpi Florida ·· Muere el propietario y ‘alma mater’ de El Pimpi Florida a los 62 años ·· JESUSITO MALAGUEÑO! · El pimpi es Nandi y Nandi es el pimpi ·· Marifé de Triana · El Fari · Antonio Molina · Juanita Reina · Rocio Jurado · Julio Iglesias Frank Sinatra · Chavela Vargas · Renato Carosone · concha Piquer · Rafael · Raffaella Carrà ·


"VAMOS a ACABAR en la CARCEL TODOS"
"esto es como un MILAGRO, es que esta la cosa MU MALA"
dicen de su bar que "el Pimpi es Vampírico!! te chupa la Sangre"
"cuando vienen los acreedores apartamos a correr"
by Jesús López -pimpi florida-

MAS de 62 AÑOS pimpeando
 fotograma RTVE - tallermuse
 fotograma RTVE - tallermuse

De Jesús, ese señor tan amable y siempre con una sonrisa preparada, y su bar, que les puedo contar; Mi abuela vivía en el palo, y los domingos por la tarde, siempre íbamos a verla. Ya de vuelta a casa, cuando tirábamos para Marcos de Obregón, mi padre (si estaba de buen humor) casi siempre, nos llevaba a cenar al Pimpi. 
Siempre pedíamos empanadillas para picar, mientras esperábamos las eternas patas y gambas al pimpi, reforzando el pedido "con mucho ajo". Al terminar con las gambas, mi padre, solía pasarse el ajo de una cazuela a otra, separando el aceite y su pimentón, para hacerse un enorme barquillo de ajo al Pimpi Florida. 
También teníamos un grato recuerdo de su cuñado, el marido de la cocinera, un señor con un gran porte, elegante y muy agradable, Jesús siempre se incorporaba algo más tarde, y siempre sonaba la misma música en casete, a alto volumen, o según el gusto de Jesús, que subía el volumen a placer, recuerdo que Rocío Jurado siempre sonaba alto, y Julio Iglesias bajo.  

Son recuerdos de hace más de 35 años, no recuerdo cuando y porque dejamos de frecuentarlo. 

Me habló del Pimpi un compañero universitario Jienense, que trajo el boom del ladrillo a Málaga, cuando el local empanzaba a ponerse de moda (quizás merecida para Jesús, aunque si a mí la moda…me descolocaba los recuerdos). La curiosidad y hacer vivir parte de mi infancia a mi pareja sentimental, me hizo volver (un par de veranos, no mas, el gentío era arrollador) y seguí contrastando que las patas tardaban una eternidad y doy fe que el bar nunca cambio.
by tallermuse

 fotograma RTVE - tallermuse
 fotograma RTVE - tallermuse
 fotograma RTVE - tallermuse
by comando-actualidad-bares-miticos
 fotograma RTVE - tallermuse
 fotograma RTVE - tallermuse

El divo de la barra

Jesús López es un enamorado del teatro, y cada vez que abre las puertas del Pimpi Florida, la taberna que heredó de su padre (casi siempre con el público agolpado en la puerta), es como si levantara el telón para dirigir una función que, a pesar de transcurrir en el mismo escenario, nunca se repite. «Llevo 32 años aquí dentro y cada día es diferente, por eso me apasiona lo que hago», explica. 
Jesús iba para publicista. La taberna familiar abierta en pleno corazón de El Palo (Juan Sebastián Elcano, 13) daba, gracias a las gambas al pilpil (al pimpi, en paleño) de su madre, suficiente dinero para permitirle soñar. Pero a mitad de la carrera su padre murió y Jesús tuvo que aparcar los libros para sustituirlo detrás de la barra. 
Igual que los grandes de la escena, que impregnan de sí mismos todo lo que tocan, Jesús convirtió su taberna en algo único. Decidí rodearme de todo lo que me gustaba: mi música, mis fotos con las estrellas que admiro. Siempre que puedo voy al teatro, y si me conmueve lo que veo, no puedo evitar ir al camerino para decírselo al artista. He entrado en todos los camerinos del mundo...». 
Las paredes están cubiertas de fotos de Jesús con grandes del flamenco, la ópera, la copla. A él le gusta estar detrás de la barra para verlas, pero también para dirigir la función, para dialogar con los clientes a través de los sabores y la música. No es raro que la clientela baile y cante apretujada tras la barra. Por Miguel de Molina o por Renato Carosone. Por lo que decida el maestro de ceremonias. 
Él sabe que es un artista, que su público le espera y adora. Nunca decepciona.

by Esperanza Peláez. 09.06.2006
 fotograma RTVE - tallermuse

Ceremonia gastronómica y musical

El surrealismo vive y brota como un manantial de magia en Las Cuatro Esquinas de El Palo. Allí tiene su pequeño templo de la gastronomía y la música Jesús López, un tabernero a la vieja usanza que cada noche (excepto los lunes y los martes) oficia, como un chamán de las empanadillas y el vino, la ceremonia de la confusión y el placer en la que se ha convertido desde hace tiempo la visita al Pimpi Florida.
Cabría decir, incluso, que la excelencia de sus productos es casi lo de menos. Quiere decirse que ve uno brotar y derramarse por la barra como una suculenta catarata los carabineros, las ínclitas empanadillas morunas, las almejas y conchas finas, los cuerpos y las huevas aliñás y está uno viendo un bar que apuesta a las claras por la calidad y frescura de sus productos.
Pero no es eso (solamente). El Pimpi Florida es mucho más que buena comida. Baste recordar que cada noche se llena antes de abrir y que cada noche, después de más de 30 años, es completamente distinta a la anterior. La insólita estrechez del local invita al roce y el júbilo desmedido. Las gentes que se agolpan en la desmesurada barra acaban convertidos en medios hermanos unos de otros, movidos por la euforia que imprimen los dulces caldos de la tierra.
La ironía reina cuando la masa se anima a entonar el «hola Pimpi norte, hola Pimpi sur», como si aquel local minúsculo fuera un enorme y espacioso estadio de fútbol. El chamán Jesús López oficia su ceremonia con la mejor música que encuentra en su vasta discoteca. En las paredes del Pimpi Florida rebotan, casi siempre, los ecos de la copla.
Pero todo suele acabar mezclado y remezclado: Raphael (la canción Mi gran noche es casi un himno del local), Renato Carosone, Raffaella Carrà… No es extraña la noche que termina con el himno de la Legión, El novio de la muerte, que media Málaga se sabe de memoria por las procesiones y traslados del Cristo de la Buena Muerte. A esas alturas todo el mundo ha entrado ya en otra dimensión. La del Pimpi: única e irrepetible.
by Andrés Marín Cejudo | Málaga
by Fernando Anton (FB)


Making Off de ZOYDERPALO.COM donde se grabó, el sábado 5 de Marzo de 2011, a l@s compañer@s de La Sexta 2 para el programa "Bares, qué lugares", que se comenzará a emitir los lunes desde este pasado 7 de Marzo. En esta ocasión se eligió el PIMPI FLORIDA como establecimiento referente por su enorme popularidad y reconocimiento por parte de la clientela que cada noche se da cita en sus instalaciones que, aunque pequeñas, ofrecen cantidad de oportunidades de pasarlo bien. Esperamos que disfrutéis de este vídeo tanto como nosotros a la hora de realizarlo. Agradecimientos especiales para www.rutas-gastronomicas-malaga.es y www.lamegamalaga.com por contar con nosotros..





El Pimpi Florida, 

donde todo el mundo cabe

Jesús López, dueño y alma de un pequeño bar que recoge las esencias de El Palo, reabre su barra tras casi tres meses de cierre forzoso por un infarto · Cada noche hay colas para entrar antes de la apertura.
En la madrugada del sábado, mientras muchos celebraban la foránea noche de los muertos vivientes, una parte del corazón del popular barrio de pescadores de El Palo volvía a latir. Las brujas de Halloween pensarán que sólo fue un espectro, pero el Pimpi Florida y su propietario e imagen del establecimiento, Jesús López, han vuelto tras casi tres meses de cierre forzoso por enfermedad. Las tradicionales colas a la puerta del local antes de su apertura, una estampa fija en las noches de las Cuatro Esquinas, devolvían a Málaga uno de sus iconos hoteleros.

El Pimpi Florida es a simple vista una modesta taberna de barrio. En su interior se puede degustar marisco de la tierra bañado con buenos vinos. Con suerte y si uno llega pronto, hasta se pueden saborear las empanadillas morunas que cada noche trae una antigua vecina. Cada pieza tiene nombre y apellidos cuando llega a la barra. Sobre este lugar mágico se han dicho y escrito muchas cosas, y efectivamente puede considerarse un templo de la gamba. O de la copla española, género musical que pone banda sonora a cada noche en este establecimiento. Se trata de un lugar mágico donde todo puede ocurrir, donde los clientes que entran a empujones acaban saliendo abrazados como amigos del alma. Porque El Pimpi guarda un secreto, un milagro que cada noche desafía las leyes de la física y que nadie ha descifrado aún: cabe todo el mundo. 

Una noche en el Pimpi Florida suele empezar esperando cola para coger sitio y con unas aceitunas y cacahuetes de aperitivos. Sí, en esta taberna lo de hacer cola antes de que abra sus puertas es lo normal. Lo que nunca se sabe es cómo puede terminar. La madrugada del regreso de Jesús, no fue una excepción y aunque hacía una noche de perros, muchos habituales no faltaron a la cita. Jesús, con camisa amarilla y buen aspecto, tampoco. 

Este regreso puede considerarse una resurrección. Por un lado de algo que ya es patrimonio de Málaga, el Pimpi Florida. Pocos bares tan auténticos definen el carácter abierto, extrovertido y hospitalario del malagueño. Pero esta taberna no sería lo que es sin su propietario, quien también empieza una nueva vida tras el infarto que sufrió el pasado 2 de agosto. Era un sábado y la marisquería estaba llena hasta la bandera, como cada fin de semana. Entonces, según cuenta, empezó a sentirse indispuesto estando en la cocina. A partir de ahí no recuerda nada. Un médico y un enfermero que se encontraban allí casualmente le aplicaron los primeros auxilios. Luego llegaron los servicios de emergencias.

Después de tres semanas en la UVI entre la vida y la muerte, y de dos meses de reposo, ha vuelto. "Al principio me he agobiado un poco porque había muchísima gente, pero ha sido un regreso maravilloso", explica. Para dosificar energías, en adelante el Pimpi cerrará lunes y martes, antes sólo lo hacía un día en semana. Aunque por lo demás todo será igual. Según pudo comprobarse en la reapertura, la máquina está engrasada y el sabor que destila es el mismo. "El tabaco me estaba matando pero el trabajo no, algo que te hace tan feliz nunca puede hacerte daño", dice Jesús.

La lluvia marcó la madrugada del regreso, recordar que esta taberna sólo abre por las noches, aunque contribuyó a darle más épica al momento. El sabor lo puso la plancha y la melodía una discografía de copla española, sirva de ejemplo el tema de Rafael Mi gran noche, quizá el himno de este pequeño gran lugar, el Pimpi Florida.
by J. A. NAVARRO ARIAS / MÁLAGA
Jesús López El Pimpi Florida  by JAN

El PIMPI FLORIDA. UNA EXPERIENCIA ÚNICA ENTRE MARISCO Y COPLAS

Hoy os traigo un local único, original y que deja huella a todo el que lo visita. Fuí una vez y salí de allí satisfecho, contento( demasiado contento de hecho ) y lleno de felicidad. Pocas veces va uno a tapear y sale tan eufórico de un local. Aquí no hay mesa ni mantel, tán sólo una barra, unos taburetes y mucho arte y hospitalidad.
Situado en el Malagueño barrio de El Palo, en las famosas 4 esquinas, Jesús López regenta este local de marisco y pescados que es inigualable e inusual por varios motivos. Como él dice en su web: Es un local que rebosa tipismo y abolengo brindando un ambiente muy agradable y especial. En cierto modo, recuerda las pequeñas tabernas malagueñas de antaño. La barra se prolonga casi toda la longitud del local algo que invita a practicar el tapeo;un tapeo sin más excusa que una conversación animada compartiendo pescados y platos de tradición marinera con amigos y familiares. Las paredes están repletas de fotografías e instantáneas de las grandes figuras del flamenco y de la copla española. Una decoración que dota al local de un toque genuino y profundamente andaluz. "
Os cuento porque es tan especial para mí:

- Porque el local abre a las 21:00 ( literalmente) y cada noche hay que hacer cola ( más de media hora) en la calle para coger sitio. Es entrar al local y comienza la magia.

- Porque se tapea a la vieja usanza, de pie, un poco apretado y con copla española como música de fondo.
El dueño, jesús López brindando con unos clientes.
- Porque tiene mucha variedad y calidad de pescados y mariscos: pescados de la bahía de Málaga, gambas, langostinos al pimpi, patas, "huevas aliñás", empanadilla Pimpi, almejas, carabineros, conchas finas.....
- Porque mientras te sirven la comida, va uno tomando vino blanco y cervecitas y se le va subiendo en ánimo. Es cierto que tardan un poco en servir la comida pero eso hace que el personal charle animadamente.
- Porque el personal se va deshinibiendo y se arranca a cantar coplas a tu lado ( y Jesús quita la música para que "el artista espontáneo" tenga su momento de gloria.)
- Porque el local es muy pequeño y las estrecheces hacen que entables amistad con el/la/los/las que te toque/n al lado.
- Porque no tiene precio el tapear, reirte y disfrutar de un ambientazo único en Málaga
- ¿ En que otro bar de tapas se puede llevar a pulso a una clienta de una punta a otra del local?
- ¿ En que otro se puede cantar" hola Pimpi norte, hola pimpi sur" o que un cliente se arranque cantar por concha Piquer? Y es que aquí, cada noche es distinta pero siempre igual de mágica. Como dice Jesús, su dueño, en una entrevista, "Llevo 32 años aquí dentro y cada día es diferente, por eso me apasiona lo que hago".
Sólo puedo decir cosas buenas de El Pimpi Florida y recomendaros que lo visitéis porque vais a ver lo que es ambiente malagueño de verdad. Eso sí, iros pronto o no cogeréis sitio. Relajaros y dejaros llevar, que seguro lo vais a recordar.
Este sitio hay que conocerlo porque no hay otro igual.
by viajaycome.blogspot.com
Jesús López, en la barra de El Pimpi Florida by SUR

El Pimpi Florida pierde a su capitán

La hostelería de Málaga perdió esta pasada madrugada a una de sus figuras más singulares. Un referente. Anoche fallecía, a los 62 años, Jesús López, el dueño y 'alma mater' de El Pimpi Florida, el emblemático establecimiento situado en las Cuatro Esquinas de El Palo, un templo del marisco, el vino y sobre todo la copla, de la que este hostelero era un gran amante. En 2008, Jesús tuvo que ceder el timón de la taberna a su hijo tras sufrir un infarto que, como no podía ser de otra manera, le sobrevino mientras atendía a su fiel clientela. Desde entonces, Pablo, el segundo de sus hijos, recogió el testigo de Jesús, siguiendo con la tradición que inició su abuelo Gregorio, quien abrió este modesto y singular bar. 

El pasado 5 de diciembre El Pimpi Florida reabría sus puertas tras un mes de vacaciones, periodo que se le hizo eterno a su legión de seguidores, como bien quedó reflejado en las redes sociales. El inigualable local, estrecho y "hasta incómodo" –en palabras del propio Jesús– sólo está abierto cuatro horas al día, pero sus incondicionales hacen colas desde mucho antes. Desde las 20.00 horas esperan en la acera para coger sitio. Y es que el bullicio y el trato exquisito que Jesús siempre daba a sus invitados han otorgaban ese toque especial al establecimiento. Como también son los rituales que en otros bares resultan imposibles, como colarse en la cocina para acceder al pequeño patio en el que poder fumar sin pasar por la puerta. Sin olvidar, otra gran tradición del cierre: el 'adiós' entonando el 'Novio de la muerte'.

Jesús López_ElPimpi_Florida_El Palo_by vivecostadelsol


Marifé en el Pimpi Florida

Vaya por delante que no soy de esos que aspiran a la inmortalidad. Y que no echaré cuentas a la reencarnación, el más allá, la vida eterna –o cualquier cosa que se le parezca– hasta que venga alguien desde el cielo o el infierno y me demuestre que existe una segunda parte, o hasta prórrogas o penaltis, y que se puede pasar pantalla de una vida a otra.
En cambio, le tengo mucho respeto y admiración, será por eso de mi tendencia cultureta, a la vida de más que dejan a su marcha ciertos creadores, ese club de pocos artistas que son de verdad. Me refiero a aquellos que han sabido sacarse del alma un estilo y, por mucho que les haya tocado ponerse el traje de madera, los resucitamos cada vez que echamos mano de uno de sus cuadros, películas o canciones.
En el caso de la música, puedo asegurarles que en Málaga hay un lugar al que basta con concederle un ratito de noche para vivir estas resurrecciones artísticas de forma múltiple. Les hablo del Pimpi Florida,una taberna de las de vino y marisquito que tiene algo de alegre teatro de los sueños, y mucho de templo de la copla. Sólo sabiendo lo que se vive dentro de este refugio de Las Cuatro Esquinas del Palo, puede llegar a entenderse que muchas noches se asista ante su puerta a milagrosas colas como las del Cristo de Medinaceli. En ellas, sus parroquianos cogen turno para vivir el ritual que explota en su contado pasillo, entre retratos de folclóricas y cánticos a capella empujados por muchas voces.
Durante décadas ha oficiado esta liturgia de la canción su propietario Jesús López Santos, que es el melómano más certero que conozco, y ahora le ha cedido el testigo a su hijo Pablo, que sigue haciendo posible que lleguen a nuestros oídos, como si estuvieran vivas, las voces de Antonio Molina o Juanita Reina, e incluso de Frank Sinatra, Chavela Vargas o Renato Carosone.
Aunque cabe de todo, hasta el himno de la Legión con alguien en volandas como si fuera el Cristo de Mena, allí manda la copla. De ahí que el otro día, en cuanto tuve noticia de la muerte en un hospital de Benalmádena de Marifé de Triana, lo primero que me vino a la cabeza fueron todos los bailes derramados con la copa en ristre y María de la O como banda sonora. Y seguro que no fui el único que pensó en ello, como no fueron pocos quienes se fueron allí a mitigar de la mejor manera la «pena, penita, pena».
El pasado fin de semana –con Marifé de Triana de cuerpo presente en la capilla ardiente de Torremolinos– las fotos de cupletistas y los bigotes de sus gambas estuvieron a media asta en el Pimpi Florida. Y su gente hizo aún más sentido el homenaje a ‘la actriz de la copla’, como aquella vez en la que se murió El Fari y varias mujeres llegaron a la taberna, ataviadas con peinetas que llevaban suspendidos en el aire varios retratos del taxista-cantante más popular.
by Cristobal G. Montilla |
 
by Mad about Malaga

Muere el propietario y ‘alma mater’ de El Pimpi Florida a los 62 años

El Palo está hoy de luto por la muerte repentina de Jesús López, propietario de El Pimpi Florida, a los 62 años de edad. El responsable del negocio, que estuvo 36 años detrás de la barra y seguía siendo su principal ‘alma mater’, falleció la madrugada del martes de forma sorpresiva, ya que no estaba aquejado de ninguna enfermedad.
Este querido hombre de negocios será enterrado hoy en el cementerio de El Palo, lugar en el que ha pasado toda su vida, según informaron sus hijos. Tras el duelo que se celebra en el mismo camposanto será despedido por todos sus seres queridos a partir de las 12.00 horas.
La noticia de la muerte la comunicaron los propios familiares a través de las redes sociales, en donde escribieron para agradecer todas las muestras de cariño recibidas. «Queridos amigos, escribimos las líneas más tristes para informaros del fallecimiento del ‘alma mater’ de esta casa, Jesús López. La pasada madrugada se nos fue. Gracias a todos por el cariño que siempre le mostrasteis. Él siempre estuvo agradecido por ello», expresaron.
López llevaba varios años sin trabajar en el bar, aunque seguía siendo su segunda casa y «siempre iba a supervisar que todo estuviera en orden». En 2008 sufrió un infarto que le tuvo 30 días en coma y le hizo replantearse toda su vida. Aunque tuvo el corazón parado durante dos minutos, confesaba con buen humor que le había «raptado una secta» para hacerle pruebas «como un conejillo de indias».
Pese a aquel susto, sus familiares recordaban ayer que ya se encontraba perfectamente y que estuvo hasta el último día frecuentando el bar, un local de apenas 30 metros en el que todos llorarán a Jesús López. 
En un breve mensaje, los familiares han lamentado la triste pérdida y han agracedido el cariño recibido por todos los usuarios. “Queridos amigos, escribimos las líneas más tristes para informaros del fallecimiento del 'alma mater' de esta casa, Jesús López. La pasada madrugada se nos fue. Gracias a todos por el cariño que siempre le mostrasteis. Él siempre estuvo agradecido por ello”. Sus restos descansarán en el mismo barrio donde fue tan feliz. Este miércoles, 10 de diciembre, será enterrado en el cementerio de El Palo a partir de las 12.00 horas. Como siempre, gracias a todos”.
by Juan Soto
JESUSITO MALAGUEÑO!
El pimpi es Nandi 
y Nandi es el pimpi
by David Fernandez
La tristeza que hoy nos une a tantos amigos y seres queridos de Jesús López Santos, contrasta con el "Escándalo" absoluto que se ha formado en el cielo a su llegada.
Allí estaban todas sus santas esperándole como se merece, pero también su padre, Don Gregorio, Rocio Jurado, Farifé de Triana y Miguel de los Reyes, (entre otros muchos y muchas)....todos haciendo una cola interminable, como está mandado, aguardando impacientes la llegada del gran maestro de ceremonias.

Tuve la increíble fortuna de conocer a Jesús hace casi 20 años...y desde entonces, he tenido el privilegio de compartir a su lado una gran cantidad de momentos inolvidables, de ir conociéndole con el tiempo cada vez más y mejor, de recibir su cariño y su amor incondicional, su alegría, su energía, su belleza, su carisma, su arte, su magia, su amistad....Y SU INFINITA GENEROSIDAD.

Tratando de asimilar esta pena de una forma consciente y sin dramatismo, es inevitable que pensamientos y recuerdos se apoderen de mi...Me doy cuenta de mi gran egoísmo...Sin duda, comparto el gran dolor de su querida familia, de la cual me siento uno más....pero en realidad, sé que no lloro por él, sino por mi....la idea de no volver a verle en la cocina y disfrutar de su risa y su complicidad, es algo que lamento y que me duele bien profundo...En cualquier caso, tengo la certeza que ÉL está vivo y feliz, y doy gracias a la vida por habernos regalado 6 años extras de Jesús, (en 2.008, cuando casi se nos va, le concedieron un bonus divino, y gracias a ello, lo hemos podido disfrutar más tiempo, todos sus fans, familiares, amigos y hasta sus nietos).

Recuerdo que una noche, cuando aún no éramos tan íntimos, después de varias botellas de "Don condado", me dediqué a escribir una canción en las servilletas de papel del Pimpi Florida....escribí la misma canción varias veces, y repartí todas las servilletas entre casi todos los grupos que encontré, por todo el bar, dándoles indicaciones de lo que "tenían" que hacer....Después, pedí a Jesús que hiciera sonar la canción "Cocidito madrileño", uno de los grandes "hits" que yo había descubierto gracias a él, y que siendo tan jovencito, me parecía tan surrealista y fascinante al mismo tiempo.

Cuando entró el tema y al llegar al estribillo, Jesús no daba crédito!! yo había cambiado la letra de la canción, dedicándosela a él....Todo el PIMPI, (su amado público), le estaba cantando a Jesús en ese momento, proporcionándole un gran ataque de risa y de alegría inesperada...(Jesús es muy humilde a la vez que vergonzoso, aunque pueda parecer lo contrario).

Minutos después, me llamó desde la barra, y me dijo: "Nandi, voy a poner ahora yo una canción, que no te va a ser nada fácil....pero, si eres capaz de adivinar su nombre o el nombre de quien la canta, ganarás un año completo comiendo y bebiendo en el Pimpi, totalmente gratis, no tendrás que pagar nada y podrás venir todos los días, TODOS!...menos los martes, que cerramos"....Incluso haciendo trampas y preguntando a la gente como un loco, no lo conseguí, "perdí" ese primer gran reto...pero desde ese momento, mi vínculo con aquel señor de bigote y simpatía desbordante, comenzó a crecer como la espuma, y hoy puedo decir bien contento, que Jesús ha sido, (Y ES), para mi, uno de los seres más "MARAVILLOSOS" que he conocido, que le adoro y que le admiro, y que lo quiero con todo mi corazón....Nunca contemplé a nadie detrás de una barra con esa energía y esa pasión hacia su negocio y hacia sus clientes....podría contar mil historias para que la gente entendiese qué grado de respeto sentía Jesús hacia SUS clientes, pero entonces esto sería interminable...."EL DIVO DE LA BARRA", así se titula un pequeño pero potente artículo que escribió hace años Esperanza Peláez sobre Jesús, (recomiendo leerlo)...Por cierto, la canción cuyo nombre no adiviné se llamaba "El negro zumbón", interpretada por Silvana Mangano, de la película Anna, y es precisamente esa una de las canciones que más está sonando esta noche allá arriba.

Desde entonces, para mi esa canción es el pimpi....

"El pimpi es Nandi y Nandi es el pimpi", me decía cada noche Jesús...yo me reía, pero por dentro, me llenaba de emoción, y me "hacia engordar"...Él sabía bien como hacernos sentir los seres más especiales del mundo, pero lo mejor de todo, es que no necesitaba fingirlo, le salía de dentro, era uno de sus dones, quizá el más especial...Tenía para todo el mundo.

Para acabar, quisiera transmitir algo a todos los que compartimos este sentimiento hacia Jesús y hacia su casa, (nuestra casa)....Entre todos los mensajes que mis amigos me enviaron hoy, y a los que agradezco en el alma, hubo uno de mi amiguísima Marta, que me decía que "HAY QUE SEGUIR PALANTE CON EL PIMPI FLORIDA", y es así....no sabemos cuando volverán a abrir esas míticas puertas de cristal, pero sabemos que su espíritu, su alma y su fuerza van a permanecer allí mismo, en ese misterioso y pequeño gran rincón que es de todos....controlando el punto exacto de los carabineros, el volumen de la música, el nivel de la FELICIDAD INTERIOR BRUTA que su público siente y percibe nada más llegar....con el magnífico Pablo al frente, con la tía Rosa a los fuegos, con la abuela Antonia, con Jose y con Zora, allí va a estar también nuestro Jesús....Y cuando esas puertas vuelvan a abrirse, la cola ya estará debidamente formada, desde más o menos, unos 45 minutos antes de alzar el telón....

Jesús se reía siempre de todas las cosas y celebraba la vida como nadie, así que pasáremos por esta pena, pero volveremos a reír y a celebrar como a él le gustaría, y como nos enseñó con su ejemplo diario.

"A quererte con locura yo aprendí desde pequeño....porque tu eres gloria pura, porque tu eres gloria pura, JESUSITO MALAGUEÑO!", así decía el estribillo de la canción que le dediqué aquella noche hace casi 20 años, y así se la canto de nuevo.

GRACIAS JESÚS, sin ti nuestra vida jamás habría sido la misma.
by David Fernandez
el Pimpi y sus Gentes
 fotograma RTVE - tallermuse
by FBpimpiflorida
 fotograma RTVE - tallermuse
Amaya Valdemoro, Nandi y amigos by FBpimpiflorida
Paleña_el pimpi Florida  fotograma RTVE - tallermuse
 
Paleña_el pimpi Florida  fotograma RTVE - tallermuse
 
manolito hernandez y amigos by Silvia Morer Aguarón‎

conAdios Jesus
by ZOYDERPALO







< >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada