Popular Posts las pequeñas imagenes

meneghino ©. Con la tecnología de Blogger.

Blogger templates

Blogger news

www.facebook.com/Meneghino-1241104175997286/

VERDE

correspondenciAs

Abbey Road Crossing Garden ·· Orto Pedonale ·· Festival degli orti MONZA 2013 · ‘Coltiviamo la città’ · tallermuse Designed with Cardin, D'Anna, De Luca, Fumagalli ·· Beatles 1969 · ابی رود (آلبوم) · แอบบีโรด · 艾比路 · Bitlsa · албум · Аби Роуд · אלבום אולפן מאת הביטלס · Битлси · ბითლზი · 비틀즈 ·· Radio 3 te invita a conocer Abbey Road Studios · El ganador: Javier Ahedo ·· “Sometimes I feel like I’m actually on the wrong planet. It’s great when I’m in my garden, but the minute I go out the gate I think, ‘What the hell am I doing here?” George Harrison ·· The Beatles - Hey Jude · Revolution ·· Прекрасний сад! ··


Abbey Road Crossing Garden
Orto Pedonale 
Festival degli orti, MONZA 2013 ·· ‘Coltiviamo la città’

tallermuse Designed with Cardin, D'Anna, De Luca, Fumagalli.





“..Appare, diciamo, l’esigenza di qualificare artisticamente le forme della tecnica; e qualificarle attraverso una ricerca puramente artistica, che mancherebbe al proprio compito se cercasse nella natura i propri modelli. E’ l’esigenza di recuperare quella bellezza “del mondo”, di cui William Morris denunziava la perdita, e che va recuperata attraverso la trasformazione in opera d’arte così del nostro ambiente naturale come dell’ambiente costruito dalla tecnica e dalla scienza…..Con le forme naturalistiche e con quelle astratte, trasformare in giardino il nostro mondo, perseguire, ancora e sempre, l’antico sogno di restituire al mondo l’immagine del paradiso terrestre; godere il mondo come oggetto di contemplazione, e non soltanto consumarlo come oggetto di sfruttamento…”

            Rosario Assunto “Il paesaggio e l’estetica” edizioni novecento, Palermo, 2005 p. 170.


 “..Le primule e i paesaggi hanno un grave difetto: sono gratuiti.”
“..Radici e frutti aboliti..il fiore del presente sbocciava rosato.”

Aldous Huxley  “il mondo nuovo” , oscar mondadori,  2011, p. 22, p. 92


La città..Ti guardi intorno e cosa vedi?
Ti muovi per le strade, tra auto, bici e mezzi, guardi verso l’alto i balconi e le terrazze dei palazzi, ti giri intorno e noti distrattamente piccoli giardini e aiuole poco curate..cammini e ti fermi davanti a un passaggio pedonale, osservi, pensi..immagini.
Tutto si ferma e un altro mondo comincia a prendere forma, idee in movimento che circolano e cambiano il volto, i colori, i profumi delle nostre città..balconi grondanti di pomodori e girasoli, terrazze ricoperte di alberi da frutto, aiuole e giardini traboccanti di verdure, ortaggi, fiori. Le persone si muovo liberamente a piedi tra viali e piazze colorate di fiori, piante e fontane; i mezzi di trasporto, bici, auto elettriche, bus e tram sono strumenti e non più i protagonisti delle nostre strade; l’uomo è tornato ad appropriarsi dei suoi spazzi, la città è diventata luogo di produzione e benessere e non più simbolo divoratrice delle campagne.
Riprendi il tuo cammino nel presente,  per un attimo hai percepito un idea di futuro, una visione della città che vuoi costruire.



 beatles braz884


BEATLES flowers_kissmyaste

"A veces me siento como si estuviera realmente en el planeta equivocado . 
Es genial cuando estoy en mi jardín, pero al minuto de salir por la puerta pienso: -¿Qué diablos estoy haciendo aquí ?- "
― George Harrison

 Beatles_imlookingthroughyou1940topresent.blogspot.com
 beatles_londongarden
 George_beatlelinks.net
 ww.imgfave.com


- George Harrison
“Sometimes I feel like I’m actually on the wrong planet. It’s great when I’m in my garden, but the minute I go out the gate I think, ‘What the hell am I doing here?” 

― George Harrison

https://www.tumblr.com/search/garden%20of%20the%20friars

Stefania Benedetti


















































Sí, el último. Porque aunque fuera el penúltimo disco de los Beatles en ver la luz, Abbey road fue el último en ser grabado. Casi un milagro, vistas las circunstancias en las que se concibió.

En 1969 los Beatles eran un grupo partido. Las sesiones de Get back,que darían lugar al álbum póstumo del grupo, Let it be, habían acabado en desastre. George Harrison ya había amagado con irse; Lennon, que tenía la cabeza —y casi el cuerpo— más fuera que dentro había propuesto continuar con Hendrix o Eric Clapton en su lugar. Solo Paul McCartney apostaba por seguir adelante. Con él al mando, claro. Finalmente Harrison reculó y volvió a las duras sesiones de un disco que empezó siendo el intento de retomar la energía rock de sus comienzos (de ahí lo de Get back, volver) y terminaría siendo la constatación de que no había futuro juntos (Let it be, déjalo estar).
Era imposible volver atrás. Habían pasado solo seis años y medio desde la publicación de Please please me, pero para los Beatles ese periodo equivale al de una era geológica. De la nada a ser estrellas, “mas grandes que Jesús”. Con una tragedia que marca el comienzo del fin:la repentina muerte, en agosto de 1967, de Brian Epstein, el manager del grupo, dejó un vacío que apuntaba a desastre.
La desaparición de la persona que había llevado todo, desde la intendencia diaria hasta la fundación de Apple, la intentó cubrir McCartney y no todo el mundo lo aceptó bien. El que menos Harrison, que pensaba que no era apreciado por el tándem compositor. Pero eran todavía jóvenes: —George tenía 26, Paul, 27; John, 28 y Ringo, 29— y si no podían ser los chavalitos de Liverpool del 62, podían volver a ser la banda creativa y unida de 1965.
O intentarlo al menos. McCartney decide llamar a George Martin, el productor y artífice de muchos de sus logros de estudio. Le propone hacer un disco “como antes”. Martin acepta, siempre y cuando sea así y se trabaje como en el pasado, todos juntos, no como en The Beatles (el álbum blanco), en el que practicamente habían actuado como entidades independientes, y desde luego no como en Let it be, en el que se habían comportado como rivales. Para asegurarse de que no va a meter la mano en un avispero le pregunta al bajista si Lennon sabe de la llamada y está de acuerdo. “Sí”, le responde McCartney. Adelante.
Resulta que esa tregua funcionó. Y de qué manera, además. En el verano de 1969 el cuarteto decide guardarse sus disputas personales y reunirse en los estudios de EMI en Abbey Road para concentrarse en la grabación de lo que George Martin denominó la segunda parte de Sgt. Pepper’s.
Abbey road es un disco mayúsculo, como un todo y despiezado. Abre con Come together, la canción que escribió Lennon para la campaña a gobernador de California de Timothy leary, uno de los popes de la contracultura lisérgica —y uno de los pocos temas de los Beatles que continuó tocando en solitario—. Igual de cruda y directa es I want you (she is so heavy), una canción de siete minutos y medio, repetitiva, básica y experimental al tiempo. Y también aporta la delicada Because, que dicen que surgió de una idea de Yoko Ono (y que para Paul y George era la mejor del disco).
Es el álbum de la explosión de George Harrison como compositor. Él trajo Something, esa canción deliciosa que da, por favor, no se irriten por esta licencia, para unas líneas de cotilleo. Fue el tema inspirado en un verso de James Taylor que Harrison escribió pensando en su mujer Patty Boyd, que más tarde le dejaría por Clapton.
Trajo otra maravilla, Here comes the Sun. Al parecer ese sol que llegaba era una metáfora de las ganas que tenía de perder de vista a McCartney. Hasta Ringo Starr mete baza, como si supieran que era su última oportunidad. Eso sí, nada de mensajes. Confirma que estaba en Babia, colocando Octopus's garden, deliciosafábula de pulpos que corren por debajo del mar.
El gran misterio es si sabían que sería su último disco juntos. Seguro que lo intuían. Alguna pista hay: en la Cara B está ese increíble medleyde ocho canciones en 16 minutos. Una suite gozosa que va desde You never give me your money hasta Her majesty, una broma de 25 segundos que aseguran que se coló por error. El auténtico final debería de haber sido The End, una canción peculiar en la que los cuatro se lucen. Contiene el único solo de batería de Ringo con los Beatles. Después entra el resto con sus guitarras y compiten tocando el solo, para concluir con un piano y un verso que dice. “And in the end, the love you take is equal to the love you make”. (Y al final, el amor que te llevas, es equivalente al amor que das). Si no es una despedida, lo parece.
Hasta la legendaria portada contribuyó a amplificar esta sensación de final. La foto en el paso de cebra frente al estudio fue tomada en la mañana del 8 de agosto de 1969. Se hicieron seis disparos en los diez minutos que la policía permitió que la calle estuviese cortada. Es la única portada de su historia en el que no figura ni el nombre de la banda ni el título.
Más: el disco debería haberse llamado Everest. Y pensaron en volar para fotografiarse en la montaña más alta del mundo. Optaron por lo cercano y ese cambio dio lugar a esa historia que dice que Paul McCartney murió en un accidente de automóvil, el de la imagen es un doble y los Beatles quisieron representar un cortejo funerario: Lennon, con traje blanco, sería el sacerdote; Starr, de negro, es el amigo de luto; McCartney, descalzo, con el paso cambiado y fumando con la mano derecha a pesar de ser zurdo, sería el cadáver. Y, cerrando, Harrison con vaqueros, el enterrador. Hay más detalles: la matrícula del escarabajo, el coche negro... en fin.
Abbey Road fue, si no su final, su testamento. Y no está mal para cuatro chavales de clase media-baja de Liverpool. No señor.

¿Quieres irte a Liverpool con tres amigos? #soyBeatle

Dicen que la foto de la portada del disco Abbey Road fue fruto de la improvisación. Que no estaba preparada. Que salió de forma natural. El caso es que esa imagen de los cuatro de Liverpool sobre el paso de cebra de la calle londinense se ha convertido en una de las imágenes más reproducidas de la banda… y en una de las más versionadas por sus fans.
EL PAÍS regala, entre todos sus lectores, un viaje a Liverpool para cuatro personas (por gentileza de Viajes El PAÍS). Para ello, nos deben enviar, a través de Twitter utilizando el hashtag #soyBeatle, su reinterpretación de la mítica imagen de los Beatles. La foto puede ser en cualquier ciudad del mundo, en cualquier paso de cebra… e incluso en la misma Abbey Road. Un jurado compuesto por periodistas de cultura y fotógrafos elegirá al ganador del concurso.

Radio 3 te invita a conocer 

Abbey Road Studios


  • Participa en el concurso que te llevará a Londres con vuelo y hotel gratis
  • Responde a la pregunta que te planteamos participando aquí
The Beatles
The Beatlesrtve
RADIO 3 21.01.2014En febrero de 1964 The Beatles desembarcaban en el aeropuerto John F. Kennedy de EEUU y empezaba la Beatlemanía al otro lado del charco. Para conmemorar el 50 aniversario de esta fecha, se edita The US Albums, una caja con los 13 álbumes (en formato CD) que se lanzaron en EE.UU. y que difieren de los originales de Reino Unido en portadas, orden de canciones, mezclas e incluso títulos.
Radio 3 se une también a esta celebración y te invita a viajar a Londres para conocer los míticos estudios Abbey Road de Londres. El viaje incluye el vuelo y el hotel con desayuno para dos personas. Además los dos afortunados asistirán a las conferencias impartidas por Brian Kehew y Kevin Ryan que tendrán lugar en Abbey Road durante el mes de abril.
Para participar en el concurso sólo tenéis que contestar a una sencilla pregunta:
¿Cuál es la primera canción que grabaron los Beatles en Abbey Road?
Entra en esta página para dejarnos tu respuesta. Recuerda rellenar todos tus datos y poner la palabra "Beatles" en el apartado "Tema".

El ganador: Javier Ahedo

Para participar en el concurso sólo había que contestar a una sencilla pregunta: ¿Cuál es la primera canción que grabaron los Beatles en Abbey Road?

Javier Ahedo fue uno de los oyentes de Radio 3 que respondieron de forma correcta a dicha pregunta. Hemos hablado con él en Hoy empieza todo con Ángel Carmona y nos ha contado cuáles son sus planes para este emocionante viaje a Londres.
by rtve -Radio 3
< >

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada